Sin categorizar

La Concap exige a los nuevos gobiernos responsabilidad, iniciativa, eficacia, empuje y transparencia

Elblogoferoz.- Las Juntas Directivas de las asociaciones que integran la Confederación Canaria de Asociaciones Profesionales (CONCAP) han escuchado, leído y analizado todos los mensajes de todos los partidos políticos. “Son mensajes electorales sí, pero son palabras cuyo cumplimiento los ciudadanos vamos a poder exigir porque sólo así tiene sentido la jornada de mañana, sólo así haremos al honor a un privilegio al que no todo el mundo puede acceder en este planeta”.

Mañana domingo esta tierra se juega mucho porque hay muchas cosas pendientes en educación, en sanidad, en empleo, en infraestructuras… para ponernos a la altura de cualquier territorio europeo y necesitamos políticos, sean de la tendencia que sean, con valor, con conocimiento, con empuje, con transparencia y, sobre todo, con responsabilidad.

El mensaje de la Concap a todas las fuerzas políticas es claro: se acabó. 

Ya sabemos que no va a ser fácil acabar con la maraña legislativa que nos ahoga, que impide el desarrollo de esta tierra “pero alguien tiene que empezar a desenredar el ovillo o abandonarlo y empezar de cero porque o lo hacemos o esta tierra se muere ahogada en la ineficacia de su clase política. No se puede tardar 12 años en sacar un proyecto adelante, no pasa en ningún territorio mínimamente desarrollado y aquí los parques eólicos y su caudal de miles de millones de inversión y miles de puestos de trabajo siguen esperando después de 11 años”.

Los empresarios queremos normas, sí, pero las justas, claras y transparentes. Cualquier experto en administraciones públicas sabe que una mayor cantidad de normas enfrentadas unas a otras son el caldo de cultivo en el que florece la corrupción.

En este sentido, es imprescindible también delimitar competencias de principio a fin en cada proceso público para que los procesos no duerman en los cajones de una u otra administración.

Canarias en general y Tenerife en particular necesitan políticos con altura de miras y con un proyecto global a muchos años vista, sin improvisaciones cada cuatro años. “Necesitamos construcción sí, pero necesitamos que esas obras tan necesarias las hagan empresas canarias. Es imprescindible que el tejido empresarial canario sea fuerte, como es imprescindible que la Hacienda Canaria funcione y recaude, pero si los nuevos gobernantes quieren recaudar deben tener claro quiénes generan esa recaudación y no permitir que salga de las islas ni un euro más hacia otros territorios y, obviamente, todo con la ley en la mano, aplicándola, que para eso está”.

Las Juntas Directivas de las 17 asociaciones empresariales que integran la Concap engloban a varios centenares de empresas y las empresas son familias. “Todas ellas, empresas y familias, necesitan estabilidad, proyectos asumibles. Dejarse de obras faraónicas o intereses particulares y centrarse en aquello que beneficie a la mayoría. Por ejemplo, el cierre del anillo insular es vital, absolutamente vital para miles de familias y empresas, la nueva terminal del Reina Sofía también, invertir en la conservación de  las carreteras antes de tener que gastar en reconstruirlas es urgente, por poner sólo algunos ejemplos”.

Pero hay algo que es crucial: la protección del territorio, una protección que no puede llevarse a cabo acosta del futuro de sus habitantes y ahí entran la agricultura por un lado, la extracción de áridos por otro y las energías renovables por todos.

Los agricultores necesitan políticas serias que impidan el abandono de la actividad, defiendan sus intereses en los mercados y aborden el sector con pragmatismo y estratégica de marketing: los precios son importantes, la distribución también, pero más lo es saber qué producimos, a quién se lo queremos vender y cómo vendérselo con el mayor beneficio.

En lo que respecta a los áridos la situación es caótica: Tenerife es la única Isla que no cuenta con  extracciones legales. Todos los esfuerzos empresariales se han topado con el muro de la administración insular y eso se tiene que acabar sí o sí. Y contar con esas extracciones legales es tan crucial como levantar de una vez los parques eólicos, reducir  la dependencia del petróleo y la contaminación atmosférica y lograr una mayor sostenibilidad.

Podríamos seguir con asuntos que son de vital importancia para las islas, para sus habitantes y para quien invierte en ellas pero nos basta un ruego, una exigencia a todos los que el lunes tendrán que echar mano de los pactos para gobernar: acuérdense del respeto que merecen todos aquellos que habrán depositado su voto y demuéstrenles que no lo han hecho para que alguien tenga garantizado un buen sueldo ni una parcela de poder al coste que sea. Canarias no tiene tiempo de politiqueo: necesitamos gobernantes con visión estratégica de futuro sí, pero con los pies en el presente, con proyectos firmes a corto, medio y largo plazo, sin miedo a hacer la profundísima reforma que necesitan las administraciones de las Islas. En estos esos retos, tanto en los grandes como en los más pequeños, cuentan con la Concap tal y como nos piden los empresarios que seamos: sin paños calientes pero con sentido común.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario