Sin categorizar

Juan Carlos Martín: «Estamos hartos de 32 años de Macario»

Elblogoferoz.– Juan Carlos Martín, candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de El Rosario, concurre a las próximas elecciones del 24 de mayo con la intención de dar un giro político al municipio tinerfeño. Así lo refleja en la siguiente entrevista.

PREGUNTA: ¿Qué hace un empresario como usted metido en política?

RESPUESTA: No fue una decisión fácil y hasta muchas veces pienso que no debería estar ahí. Soy empresario, soy emprendedor, me dedico a las empresas y a mi familia y no tengo apenas tiempo para nada, mucho menos ahora en política. Pero a veces tiene uno que tomar una decisión vital, que es cuando uno ve cómo está nuestro mundo alrededor, cómo se deterioran nuestras vidas y nuestra sociedad y lo poco que se hace para revertir esta situación. Uno decide hacer algo al respecto y aquí estoy, empezando por el pueblo en el que vivo.

P: ¿Y por qué Ciudadanos?

R: Esa es otra. No es frivolidad lo que digo pero me encanta el nombre de mi partido. Es justo lo que somos: Ciudadanos, unos dedicados a unas cosas, cada uno en su profesión, en sus actividades, muchos desgraciadamente parados, todo tipo de gente, de ciudadanos, que sintieron lo mismo que yo, que decidieron sacar un poco cada uno de su tiempo y luchar para cambiar las cosas. Tenemos un partido que supone cambio, pero cambio radical respetuoso con lo que han trabajado y construido tantas miles de personas. Tenemos un partido joven, sin imputados, sin sospechosos, sin ataduras, sin compromisos, sin favores debidos, sin deudas en los bancos, sin un duro para campaña. Simplemente somos ciudadanos que juntos queremos solucionar nuestros problemas y no delegar a los que nos han traído hasta aquí la resolución de los asuntos, entre otras cosas porque son incapaces de ello.

P: Pero precisamente la política no da hoy prestigio.

R: Claro que no, pero es imprescindible hacerla. Es el medio que tienen los ciudadanos de resolver sus problemas. Tenemos que hacer mejor gestión y también tomar mejores decisiones políticas, las dos cosas son necesarias. Ojalá se arreglen los problemas que nos han traído a esta situación y podamos volver como ciudadanos a nuestros quehaceres diarios, pero hoy por hoy, Ciudadanos es imprescindible para la depuración de nuestro sistema y ya le digo que no será fácil, que nos dejaremos muchas plumas en el intento y que tendrá costes pero a acabamos con los de siempre, con los tres partidos de toda la vida y su capitalismo de amiguetes o ellos acaban con todos nosotros.

P: Pero usted se presenta a un pueblo pequeño…

R: Perdón, un pueblo grande y además precioso.

P: Bien, un pueblo grande, El Rosario, pero ¿su análisis general vale también para un pueblo, para el ámbito local?

R: Por supuesto que sí y los problemas son parecidos a Madrid o Barcelona. No es cuestión de tamaños o población sino de problemas derivados de la falta de gestión, de falta de preparación, de endogamia política, de corrupción. En El Rosario estamos hartos de 32 años de Macario y no lo digo por la persona, que respetamos a todos, sino de tanto tiempo en el cargo y los resultados que tenemos, que en resumen es de abandono absoluto.

P: ¿No es generalizar eso de “abandono absoluto”?

R: Para nada, es la realidad. Vaya al litoral, pasee por Radazul, por la playa y verá abandono que refleja la desidia municipal. Basuras tiradas, jardines secos, un núcleo precioso que está muerto, lamentablemente. Si sube al casco, a La Esperanza y los otros barrios, los problemas son los mismos, carreteras inmundas, malas conexiones, pocos servicios, pocas posibilidades de desarrollo de negocio. No generalizo, lo de abandono es lo más suave que puedo decir.

P: Todos los partidos andan con promesas electorales, ¿me cuenta las suyas?

R: ¿Para qué hacer promesas que nadie va a creer? Eso no lo digo por Ciudadanos, lo digo por el resto de fuerzas políticas que después de repartirse cargos, sueldos y prebendas como en una piñata, con mayor o menor responsabilidad nos han traído a esta situación de depresión de nuestro pueblo. Ahora leo que proponen piscinas olímpicas, ¿se lo cree alguien? No se engañe, la gente pasa de promesas porque no se las traga, el ciudadano ya a tragado demasiado en 32 años y ahora nos venden que han cambiado, que los que han colaborado en la merienda completa, ahora son distintos y nos quieren meter a todos en su juego. No entienden que Ciudadanos es otra cosa…

P: ¿A qué se refiere con otra cosa?

R: Mire Usted, no es decente que de un presupuesto de 14 millones  del Ayuntamiento de El Rosario se llegue a 2 millones de superávit, ni es presentable ni es decente y el vecino merece una explicación a esos millones que sobran. O nos están cobrando de más, lo que sería gravísimo o son incapaces de gestionar un presupuesto, lo que sería tan malo o peor. En Ciudadanos creemos que tenemos margen para mejorar y aumentar los servicios sociales un 25% y además poder bajar algo los impuestos.

P: Eso también es una promesa electoral, ¿no?

R: Sí, pero no se confunda usted, una promesa seria. En este partido tenemos claro que si prometemos algo, un gasto, tenemos que decir cómo se paga. Y eso hago, tenemos un superávit presupuestario del 14%, ese es nuestro margen, pero hay más, mucho más que ofrecer a los vecinos y que es difícil de explicar por parte de los que se han sentado en los sillones del pleno municipal.

P: ¿A qué se refiere?

R: Por ejemplo al agua. ¿Sabe que cada año se pierde la mitad del agua que paga el municipio? Es increíble, la mitad del agua que compramos con el dinero de los vecinos se pierde en fugas de las cañerías. Un municipio como el nuestro que tiene agua, resulta que en veranos estamos con restricciones en el suministro y cortes de agua. Y todo porque hay pérdidas en la red, tanto como el 50% y eso es de vergüenza, es suficiente para descalificar absolutamente una gestión.

P: Todos los municipios tienen pérdidas en su red de abastecimiento de agua.

R: Pero no del 50%. Es que no hace falta ser un superdotado para saber que esto se puede solucionar, que esas pérdidas no son un castigo divino sino fruto de una gestión catastrófica. Es que así está todo en El Rosario.

P: Se leía en el mayo del 68 en París: Seamos realistas, pidamos lo imposible, ¿como usted?…

R: No, no, niego la mayor. ¿Es pedir lo imposible tener carreteras dignas en El Rosario? ¿Es pedir lo imposible que no tiremos la mitad del agua que pagan los vecinos? ¿Es pedir lo imposible que se bajen impuestos si sobra dinero? ¿Es pedir lo imposible que para de una vez el enchufismo en el ayuntamiento, que acabe esa política de amiguetes y compadres que tantos años hemos padecido en este municipio? Yo creo que no, quiero creer que no y que los vecinos darán un mensaje muy claro a los que hasta ahora nos han conducido a la catástrofe a que no se nos respete, a que el resto de la isla vea El Rosario como el saco donde depositar lo que nadie quiere. Quiero que se enteren todos, eso con Ciudadanos se acabó.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario