Sin categorizar

El plazo para reclamar las acciones de Bankia termina el próximo 25 de mayo

EFE.- En las últimas semanas se ha venido hablando mucho del plazo de que disponen los accionistas de Bankia para presentar la correspondiente demanda judicial en el juzgado y poder con ello solicitar la nulidad de la orden de compra y recuperar el dinero invertido en las acciones cuando acudieron a la OPS que el banco presidido en aquel momento por Rodrigo Rato decidió sacar a venta.

Pero antes debemos hacer memoria.

Cronología de los acontecimientos

El día 28 de junio de 2011, debemos recordar que la Junta General de Accionistas y el consejo de Administración de Bankia adoptaron los acuerdos necesarios para sacar el banco a Bolsa principalmente como una medida para reforzar un capital que hasta ahora estaba muy diezmado, algo que ahora hemos conocido. En aquel momento la operación se presentó al público como una operación muy solvente, se presentaba al banco como un banco referente a nivel europeo, y a los futuros accionistas se les vendía como una auténtica oportunidad para convertirse en banqueros y pasar a ser socios de una de las principales entidades de este país.

El día 29 de junio de 2011.

Bankia registra ante la CNMV el folleto correspondiente a esta OPS con una información que ahora se ha demostrado falsa, sobre todo en lo que se refiere a los datos económicos.

El 20 de julio de 2011 es el gran día que Rodrigo Rato saca a Bolsa Bankia, una fecha muy conocida, y que en principio se vendió como todo un éxito. Se consiguió colocar entre tramo institucional y minorista todas las acciones que se ponen a la venta, de hecho muchos clientes que solicitaron cantidades superiores no reciben todo lo que piden. Pero desde el primer la salida a Bolsa no se puede considerar la operación un éxito porque las acciones empiezan a perder valor respecto de los 3,75 euros que costaron en el momento de la salida a Bolsa.

Pasa casi un año, el 4 de mayo de 2012 cuando Bankia remite sus cuentas correspondientes a 2011 y lo hace fuera de plazo y sin auditar. En estas cuentas Bankia decía tener unos beneficios de 305 millones de euros, y como decimos, las entrega sin el visto bueno de Deloitte porque esta se había negado a auditar unas cuentas de las que no podía corroborar que reflejasen la situación real del banco.

25 de mayo de 2012, la fecha clave

Es el día 25 de mayo, que es la fecha que tenemos que tener presente, cuando la CNMV suspende la cotización del banco y reformula las cuentas y cuando Bankia dijo tener 305 millones de beneficio, reconoce ese día tener casi 3.000 millones de pérdidas. Ese mismo día solicita el rescate público en el que el Gobierno de Rajoy inyecta casi 20.000 millones de dinero público. Ese mismo día también se suspende la cotización del banco en Bolsa y todos conocemos que desde ese momento quien había acudido a esa OPS había invertido su dinero en una entidad de crédito abocada al fracaso. Sin duda si los accionistas hubieran conocido la situación financiera de esa entidad nadie en su sano juicio hubiera invertido un solo céntimo en ella.

Es por tanto esta fecha la que tenemos que tener muy presente por el siguiente motivo: una de las acciones judiciales que se está interponiendo en los tribunales de justicia es una acción de responsabilidad que regula el artículo 28 de la Ley del Mercado de Valores. Este artículo lo que establece es que quien sea responsable de haber incluido datos falsos en un folleto de una OPS, se haga responsable de los daños y perjuicios que puedan haberse sufrido por parte de los accionistas. Y dice también este artículo que este plazo empezará a contar desde que el accionista pudo conocer que los datos del folleto eran erróneos, eran falsos.

¿Qué tienen que hacer los accionistas?

Llegados a este punto lo que tiene que hacer cualquier accionista que acudió a la OPS o que incluso compró acciones en los meses sucesivos a la salida a Bolsa es buscar el asesoramiento de profesionales como Ausbanc y presentar la correspondiente demanda judicial. Hay varias vías abiertas y la más efectiva y la que está dando mejores resultados es la presentación de una demanda civil y en todo caso individual. Hay que presentar la demanda judicial solicitando la nulidad de la orden de compra. En este caso el perfil de accionista es irrelevante, lo importante es que esa persona compró sus acciones basándose en el contenido de un folleto que diez meses más tarde se vio que estaba falseado. Por tanto la situación es común para cualquier accionista que acudió a la OPS o que contrató estas acciones en el mercado secundario en los meses sucesivos y como decimos lo que tiene que hacer es buscar un especialista en la materia e interponer la demanda judicial.»

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario