Sin categorizar

El CSI-F denuncia que se ha obligado a la policía local a vestir con la antigua uniformidad

Elblogoferoz/ Antonio Herrero.- Cuando los personas que circulen por la capital la mañana de este miércoles 13 de mayo tengan la sensación de que han retrocedido en el tiempo, no se alarmen, es solo que a la Policía Local la han obligado a volver a vestir la antigua uniformidad, con su gorra plato, sus pantalones de pinza y la antigua placa en el pecho y en la gorra, con el escudo de la ciudad, portando el número de identificación antiguo, que hace dos años ha sido sustituido por el nuevo de la Comunidad Autónoma.

Esta uniformidad quedó derogada por una orden del Gobierno de Canarias, siendo sustituida por la actual, más moderna y ajustada a las condiciones climatológicas presentes en la capital, y unificando a su vez, a todas las policías locales del Archipiélago con la misma uniformidad.

Esta situación, que ya se produjo el pasado año con motivo la festividad de la patrona de la Policía Local el 13 de mayo, inquieta al sindicato CSI-F que, en palabras de su delegado Jesús Illada afirma que “nos preocupa que el vestir con una uniformidad que no existe, y que la ley solo contempla su utilización en actos protocolarios, y no durante el servicio ordinario, pueda dejar en desamparo jurídico a los policías que presten servicio durante ese día.  En nuestra opinión no van a ir convenientemente uniformados como establece la ley autonómica.”

Los motoristas sin protecciones adecuadas

Desde el sindicato muestran su indignación al considerar que el Ayuntamiento, “solo muestran preocupación por la uniformidad el día de la Patrona mientras que los motoristas siguen sin la vestimenta con las protecciones necesarias, y los pantalones de la nueva uniformidad causan problemas de piel a varios agentes. Estas prendas están ya disponibles en el almacén de vestuario y desconocemos los motivos por los que no se entregan a los agentes» declara este delegado sindical

Además, consideran que estas medidas son absurdas, y que el sentimiento que prevalece en el colectivo, en todos sus ámbitos, es de dejar atrás una uniformidad incómoda, poco práctica y sobretodo calurosa. La orden a los policías ha sido impulsada por la comisaria, Carmen Delia González, que pretende que el cuerpo siga anclado en el pasado.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario