FIRMAS Salvador García

Campaña. Por Salvador García Llanos

Se inicia esta noche una nueva campaña electoral. Como no está todo el pescado vendido, tiene su interés: ver si los partidos pueden invertir, mejorar, frenar la situación desde la que arrancan. En la multitud de encuestas que han ido desgranándose desde hace meses, el porcentaje de indecisos era bastante alto y el abstencionismo tan predicado en la convocatoria de las europeas casi se ha evaporado. Así que la campaña electoral, en teoría, debe servir para despejar incógnitas: si se consuma el castigo al PP, si recupera cuotas de poder el PSOE y si las organizaciones políticas emergentes aportan elementos sustantivos para hacer creer que hay una nueva política.

Hasta la noche del 24 de mayo, pues, todos atentos, porque no faltarán declaraciones altisonantes, enfrentamientos dialécticos entre antagonistas y situaciones insólitas.

Una de ellas se da en Tuineje (Fuerteventura), donde, según publica el diario La Provincia, hay un concejal que es y no quiso ser. Más difícil todavía. Juan Francisco Cano Pérez fue electo, por Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF), en los pasados comicios municipales de 2011. Pero no tomó posesión durante el mandato que declina. Su explicación es que, como funcionario público, resulta incompatible. Y así pasaron días, meses y años. Añade el edil fantasma que su partido no le ha pedido la devolución del acta para así forzar la sustitución. Qué papeleta.

Solo los juegos de poder internos, los influjos y los intereses o ambiciones personales de los municipios pequeños, el temor a combinaciones y posibles censuras, pueden justificar este hecho verdaderamente inaudito en una institución local. Pero, ya se sabe, la política en Canarias da para esto que ya parece la culminación de lo insólito.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario