Sin categorizar

TEA acoge el catálogo de la muestra ‘Elogio de la pintura’, de Pedro Paricio

Elblogoferoz.- El consejero de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Cristóbal de la Rosa, recibió recientemente en TEA Tenerife Espacio de las Artes al pintor tinerfeño, Pedro Paricio, con motivo de la presentación del catálogo de su muestra, ‘Elogio de la pintura’, que ha estado expuesta en este centro de arte contemporáneo desde el 31 de octubre de 2014 hasta el 8 de marzo de 2015. Así, ha destacado de la muestra su «atractivo visual y capacidad para conectar con el público».

El catálogo está compuesto por dos textos introductorios realizados por el comisario de la misma y conservador de la Colección de TEA, Isidro Hernández, y por el crítico Óscar Andrés Molina. Incluye, también, una recopilación de textos que han sido publicados en los catálogos de otras de sus exposiciones, y reproduce algunas de las obras expuestas así como otros trabajos del autor que no se han expuesto en esta ocasión.

La exposición de Pedro Paricio ha reunido un conjunto representativo de su obra, en donde juega un papel destacado la luz y el color. Se trata de un centenar de obras correspondientes a diferentes períodos creativos, así como varios trabajos recientes. Destaca la colaboración de la empresa Japan Tobacco International, JTI.

Cabe destacar que la obra de Pedro Paricio (1972) es un homenaje a la historia de la pintura, de la que se nutre para encontrar su espacio expresivo y construir su propia autobiografía. Así, el personaje que una y otra vez protagoniza sus lienzos es el alter ego del propio pintor, que coloca el ser de carne y hueso en las entrañas de la tela. A través de una mirada renovada y una ingeniosa iconografía, ha ido construyendo su propio lenguaje pictórico, caracterizado por su concisión y su desnudez, así como por una selección de elementos iconográficos y por un trabajo escrupuloso en el dibujo de las formas y el cromatismo.

La relación entre las piezas obedece más a una empatía poética entre los temas y las composiciones del artista que a una secuencia temporal. Así, por ejemplo, de entre las obras seleccionadas para la exposición destacan aquéllas que son, en sí mismas, auténticas alegorías del acto de pintar. Muchas de las acciones que realiza el sujeto representado en los cuadros de Pedro Paricio tienen que ver con el oficio de la pintura mismo. Experimenta siempre con las posibilidades últimas de su oficio, en un continuo movimiento de sístole y diástole entre tradición y vanguardia, pasado y presente.

Entre las obras destacadas se encuentra ‘Self portrait after Velázquez’ (Golden Rider) (2011) donde el propio artista, con su habitual sombrero negro, cabalga sobre la grupa de un caballo, emulando al retrato de Felipe IV que Velázquez llevó al lienzo en 1634. El paisaje del fondo, tan importante en el cuadro del siglo XVII,  se mantiene, aunque con un tratamiento esquemático de bloques de color. La figura del pintor reproduce aquella posición de perfil del monarca; no obstante, la media armadura de acero pavonado de aquél, con todos sus adornos, la banda y las botas desaparecen en el cuadro actual, y se convierten en una textura dorada.

Otra de las obras presentes en ‘Elogio de la pintura’ es ‘Shaman’ (2014), su más reciente trabajo, así como su serie ‘Mystery –The first Mystery’ (2013), ‘The second Mystery’ (2013) y ‘The Third Mystery’ (2013)–, su autorretrato de espalda, de perfil y de frente se combina con formas simbólicas –la llama, el talismán y el mandala– de cuyo influjo o poder se nutre, progresivamente, el pintor.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario