FIRMAS Salvador García

Nueva entrega del CIS. Por Salvador García Llanos

Siete puntos bajó en un mes la preocupación de los españoles por la corrupción. Es uno de los datos relevantes de la última entrega del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Solo el paro figura por encima, en tanto que aumentan en dos puntos (del 10,2 al 12,1%)   quinto lugar del listado; y hacia la educación que, en séptima posición, pasa del 7,1% al 9,5%.

Sobre la encuesta hay que aclarar que el trabajo de campo fue hecho entre el 2 y el 11 del pasado mes de febrero, cuando no hubo nuevos  sobresalientes casos de corrupción. Eso podría explicar el descenso de los porcentajes de preocupación por tal fenómeno, tan extendido. De la misma forma que, en ese período de tiempo, se registran las masivas protestas de los enfermos de hepatitis C y la comunidad educativa, con la Conferencia de Rectores en cabeza y el respaldo de muchas comunidades autónomas, desaprueba la medida que afecta a los estudios universitarios al establecer carreras de tres años y másteres de dos, los dos hechos influyen en la percepción ciudadana sobre tales materias.

El desempleo, hay que consignarlo, sigue siendo el primero de los problemas. Pero desciende ligeramente, un punto, hasta situarse en el 78,6% para la población encuestada que vaticina una situación política igual o peor después de las próximas elecciones generales, bien es verdad que siete puntos menos (56,6%) que en la última consulta. Un 22.6% cree que esa situación será mejor.

Factores incidentales al margen, y respetando lo que analistas y sociólogos señalen sobre esta nueva entrega del CIS, no parece bueno que los españoles se desentiendan tan fácilmente de problemas como la corrupción. Sus respuestas revelan, en el fondo, la frágil memoria y qué fácilmente se evaporan aquéllos de sus horizontes. Puede que los estrategas del partido gubernamental conozcan bien esas debilidades y traten de explotarlas a su favor, máxime en las proximidades de fechas electorales. En realidad, todas las organizaciones políticas habrán de manejar con cuidado estos datos y seguro que convergen en que los asuntos que no se aireen en los medios de comunicación difícilmente tendrán el recorrido que desearían para las bazas que habrán de manejar.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes