FIRMAS Juan Velarde

Lamentable comportamiento de la afición del Betis. Por Juan Velarde

La siempre señorial afición del Real Betis Balompié se ha equivocado de extremo a extremo con el apoyo a Rubén Castro y los insultos a la mujer a la que, supuestamente, puso algo más que la mano encima.

Partiendo de la base de la presunción de inocencia y de que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, lo que no pueden hacer unos seguidores es mostrarse como si el delantero verdiblanco fuese un dios y adorarle todas y cada una de las acciones que acomete. Pues no señor, si este tipo, fuera de la cancha, es un maltratador, habrá no sólo que sacarle del terreno de juego, sino que tendrá que pagar y expiar sus culpas con arreglo a la ley. Lo que no puede ser es que encima se le trate como a un héroe y que se acabe poniendo como un trapo a la presuntamente agredida.

Lo que sí espero en este caso es una respuesta contundente del limpia gradas del fútbol español (copyright de Luis Balcarce, mi redactor jefe de Periodista Digital), el señor Javier Tebas, que está muy atento a lo que pasa en determinados campos, aunque otros, como los vascos, parece que le cuesta ver las pancartas a favor de los presos etarras.

Esperemos que esta oportunidad la Liga de Fútbol Profesional tome cartas en el asunto y le meta un buen paquete al Betis por permitir semejante espectáculo bochornoso. Vamos, a esos seguidores béticos les dabas una piedra y capaces sería de lapidar a la pobre muchacha. Sólo les falta sacar en procesión en la venidera Semana Santa a Rubén Castro y pedir al Papa Francisco que lo beatifiquen.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes