Sin categorizar

Jiménez presenta una alegoría de un mundo que sufre en ‘El Jardín de Venus’

Elblogoferoz.– Un mapamundi confeccionado a modo de infografía por fotocomposición de imágenes de las peores patologías humanas es la más impactante y sorprendente contribución del artista Fernando Jiménez Urtasun a la exposición colectiva ‘El Jardín de  Venus’. La muestra abrirá sus puertas este jueves, 12 de febrero, en el convento de Santo Domingo, en La Laguna.

Su escalofriante pieza ‘World Wide Pain’ plasma el paralelismo que ve el autor entre las “afecciones sistémicas universales de la sociedad y las patologías psico-socio-físicas individuales más severas.  Es la conciencia del dolor global, en pro de la acción local, buscando la armonía global”, explica el diseñador y director de arte.  Se trata, insiste, de invitar a hacer una reflexión sobre el capitalismo, la moda, el consumismo, “sobre un ser sintiente llamado planeta Tierra, con enfermedades gravísimas”.

Fernando Jiménez presenta además a esta muestra dos instalaciones: “Amor gratis, compra placer” (2013), una señal comercial luminosa exterior, reciclada de un prostíbulo de Santa Cruz, y  “Venus-Revolución”, creada expresamente para esta exposición. «Veo a Venus como un mujer consciente, con muchísima fuerza, capaz de señalar las cosas que la hacen sufrir y formar parte del nuevo mundo, que para ella está en plena revolución.» «Es una Venus revolucionaria neo-hippie, que me inspira cambios y crecimiento hacia la libertad», que hace valorar lo intangible, a la que le gustaría hablar de amor con los políticos.»

Ambas obras revelan la pasión del autor por reciclar materiales de comunicación masiva, de escaparates, de tiendas, embalajes, etcétera. “En general, me gusta hablar de consumo, de conciencia y de los valores que considero inherentes a éste. Y creo fervientemente en que existe un público para lo que estoy expresando, porque me siento parte de él a la vez que creador de las piezas”, subraya.

La dualidad individuo-colectivo

«Mi trabajo es producto de mi trabajo, como un vómito pueda ser producto de un bocado previo», describe Fernando Jiménez. «Pensar en lo masivo», hablar de la gente como target, a veces hace que me distancie de mí mismo, y estas creaciones son plasmaciones que me sirven de mapa de mi propia sensibilidad sobre la dualidad individuo-colectivo».

«El código publicitario, de pancartismo o pedagógico (infografías) establece una relación no masiva con el espectador por su re-contextualización en la relativa intimidad de la sala de arte», avanza sobre lo que se puede ver en su muestra. «Creo píldoras de baja toxicidad visual y elevada conciencia: muestran un camino hacia la armonía social a través de la individual, y viceversa. Por lo que puede decirse que tiene cierto carácter de protesta o reivindicación. Enfocar la creatividad pensando en el público de las grandes  campañas publicitarias, para muchas marcas, hace que al final te des cuenta de que lo que permanece es el público y que los productos/marcas van pasando. Hay que cuidar de lo que he denominado «la Calidad Visual de Vida».

Fernando Jiménez Urtasun (Navarra, 1977) creció y se crió en Tenerife pues llegó a la isla con sólo dos años de edad. Artista temprano, se formó en la Escuela de Arte Fernando Estévez y se diplomó en Marketing. Un Máster de Creatividad Publicitaria le llevó a Madrid en el año 2000, donde pronto fue reclutado como creativo-director de arte para el mundo publicitario (ha sido creativo en agencias de los grupos BBDO, DDB, N.W. Ayer), y en el mundo editorial (ilustración, diseño, dirección artística) Ha participado por ello en campañas premiadas en festivales como FIAP (Festival Iberoamericano de Publicidad: Plata TV y gráfica) o el Anuario CdC (Merit student: uso de nuevos medios, Club de Creativos), JcDecaux (publicidad exterior), Cannes, Cresta Awards, El Ojo de Iberoamérica, Caracol de Plata, entre otros.

Tras trabajar para grandes corporaciones arranca su andadura independiente. En 2005 crea su estudio de arte “FEJU” y participa en la agencia “Implicate.org”, especializada en comunicación y activismo, y en fund-rising, posicionamiento y tácticas de viralidad para ONG e iniciativas conscientes.  Con esta agencia bate un World Record Guiness (2010) contra el cambio climático, gracias a una escultura de alambre y bolsas de plástico, para la ONG inglesa Inspiraction. En 2011 regresa a Tenerife y se embarca en iniciativas de colectivos locales y de apoyo a emprendedores.

Su perenne conciencia social le hace converger con los objetivos de los promotores de la plataforma colaborativa Arca de Babel, en donde desarrolla sus proyectos, algunos de los cuales podrán contemplarse en la colectiva ‘El Jardín de Venus’.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario