Sin categorizar

“La plataforma Ciudadana Candelaria Contra la Central Eléctrica. Por un nuevo Modelo energético insular, apoya un proyecto de central hidroeléctrica para Las Caletillas”.

La Plataforma de Candelaria dice No al proyecto de ampliación de la actual Central  Eléctrica a través de un Ciclo Combinado que funcionaría con Gas traído desde el futuro puerto de Granadilla, debido a los efectos negativos que la contaminación generada por esta tendría sobre los habitantes y el Medio Ambiente en todo el Valle de Güímar.

Si que apoya un proyecto de “Planta Hidroeléctrica de Bombeo” que existe para la zona, respetuoso con el Medio Ambiente e integrado en el paisaje. Trabajo elaborado el año 2011 como proyecto fin de carrera por Ingenieros técnicos en la especialidad de obras hidráulicas, formados en La Universidad de La Laguna. Esta Planta tendría que tener como soporte el actual parque eólico de Arico, o cualquier otro instalado en cualquier lugar de la Isla, ya que cumpliría dos funciones básicas. Actuar como pila de almacenamiento de las energías renovables, además de estabilizador del sistema eléctrico.

 La ley 17/2013 para la garantía del suministro en los sistemas insulares, establece que este tipo de instalaciones deben ser gestionadas directamente por el operador del sistema, en este caso Red Eléctrica de España.

Esta planta Hidroeléctrica podría llegar a contar con una potencia instalada de alrededor de 150 Mw. Esto sería más o menos la mitad de los más de 300 Mw que se pretenden instalar con el proyecto de Ciclo Combinado y su enganche a la actual central existente. Además podría soportar un cero eólico de al menos 8 días.

Los beneficios de la planta hidroeléctrica proyectada para Las Caletillas irían más allá, ya que estaría asociada a una galería de captación de agua y una desaladora con las cuales se podría cubrir las necesidades de  agua  del Valle de Güímar y de la capital de la Isla ( más de 580 l/s). Y todo ello sin consumir electricidad, ya que se aprovecharía el desnivel del terreno para desalarla, aprovechando la fuerza de la gravedad.  Por si esto fuera poco, la salmuera generada en el proceso (la cual tendría el mismo grado de salinidad que las aguas del Mar Muerto en Israel) se podría utilizar con fines terapéuticos en centros que se podrían instalar en la zona de las Caletillas, ya que la desaladora se localizaría a una cota de unos 160 metros sobre el nivel del mar. La parte de esta salmuera que no se pudiera utilizar, podría contribuir a la generación de electricidad, ya que antes de verterse al mar de una manera controlada, pasaría por las turbinas hidroeléctricas instaladas al nivel del mar.

Los beneficios medioambientales, sociales y económicos que esta infraestructura podría traer para la zona serían muy importantes, sin mencionar los puestos de trabajo que podrían crearse con obras de este tipo.

A lo largo del pasado año 2014, este proyecto fue dado a conocer por miembros de la plataforma, en sendas reuniones mantenidas con el Presidente del Cabildo Insular de Tenerife, con la Directora General de Industria del Gobierno de Canarias, y con el Alcalde de Candelaria.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario