FIRMAS Juan Velarde

El vídeo-bodrio del Partido Popular. Por Juan Velarde


Cuando uno no sabe comunicar, lo mejor que puede hacer es ponerse en manos de profesionales. Encargar al chapucero de turno un vídeo para intentar quedar como que eres el chachi que se toma muy en serio los problemas de los españoles no suele funcionar. Es más, puedes conseguir perfectamente el efecto contrario, que todo el mundo crea que eres un mal actor, que sólo estás impostando ante las cámara y el mensaje, finalmente, no queda creíble.

Pues bien, esto es lo que le ha pasado al Partido Popular que, en su enésimo intento de querer mostrar cercanía y de hacer ver que en la formación están concienciados con los problemas de los españoles, lo que han logrado es hacer el ridículo más espantoso. La sucesión de vídeos de la última campaña, ‘Aún queda mucho por hacer’ pueden verla en Youtube y, desde luego, es menos creíble que viendo a Hitler en la terna de posibles candidatos a ser Papa de Roma.

A la pieza le falta frescura, espontaneidad, hay momentos en los que Rajoy está literalmente asustado. Luego ver a Floriano, Arenas o González Pons es que echa para atrás. Para mí, con todas las pegas que se le puedan poner a los vídeos, la que mejor está y más favorecida sale es María Dolores de Cospedal, aunque con los actores de reparto que hay ahí, tampoco era demasiado complicado salirse de la tabla.

Desde luego, nadie puede tragarse que en lo que se supone que es una charla informal entre pesos pesados del partido en torno a un café (¿alguien me puede explicar lo de las manzanas?) se utilicen términos tan técnicos. Si se quería llegar al público de la calle, mal vocabulario se ha escogido, por no incidir una vez más en que las caras de algunos de los componentes del trabajo audiovisual transmiten más pavor que otra cosa.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario