Canarias Carnaval Justicia SOCIEDAD

Un juez suspende la celebración de los ‘mogollones’ del Carnaval de Las Palmas

AGENCIAS/ Foto: Mascarada.- El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 5 de Las Palmas de Gran Canaria ha dictado un auto en el que acuerda la suspensión de la celebración de los denominados ‘mogollones’ (actos lúdicos-nocturnos) del Carnaval de la capital grancanaria en la zona aledaña al Parque Santa Catalina.

Este auto se dictó el 13 de enero y responde a la denuncia de la Comunidad de Propietarios Simón Bolívar Número 5 que interpuso un recurso contencioso administrativo contra la Resolución del 11 de febrero de 2014, por la que se deja sin efecto la resolución la resolución de 1 de febrero de 2012 sobre la ubicación de ciertos actos nocturnos del Carnaval a partir de 2013, sobre lo que se solicitó medida cautelar.

Así, el auto suspende, por tanto, los ‘mogollones’ que se celebran fuera del Parque Santa Catalina, en la Rambla Juan Rodríguez Doreste, así como en Plaza Comandante Ramón Franco y la Plaza de las Islas Canarias.

Por su parte,  el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha anunciado este viernes que recurrirá, a principios de la próxima semana, dentro del plazo de 15 días, el auto del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Nº 5 de la ciudad, por el que se acuerda la suspensión de los denominados ‘mogollones’ (actos lúdicos-nocturnos) que se celebran fuera del Parque Santa Catalina, en la Rambla Juan Rodríguez Doreste, Plaza Comandante Ramón Franco y la Plaza de las Islas Canarias,  como medida cautelar ante el recurso contencioso-administrativo presentado por la Comunidad de Propietarios del Edificio Simón Bolívar Nº 5.

El Ayuntamiento presentará un recurso de apelación ante la Sección Primera del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), ya que el auto que se ha notificado ahora, se emitió tras un auto previo, con fecha de 13 de enero, en el que la magistrado-juez rechazó la solicitud de la parte demandante de aplicar medidas cautelarísimas, que suponían la declaración de urgencia de la aplicación de medidas cautelares, «sin oír a la parte demandada».

El consistorio indicó que, con carácter previo a este proceso judicial, y a fin de «conciliar la celebración de una de las fiestas más importantes» de la ciudad, reconocida como Fiesta de Interés Turístico de Canarias, con el derecho al descanso de los vecinos afectados, la organización del Carnaval ha elaborado un «estricto y riguroso» plan de seguridad y sonido para «minimizar el impacto de éstos en la zona» de los mogollones.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario