FIRMAS Marisol Ayala

Familiares de enfermos mentales denuncian que sanidad les desahucia negándoles atención si pierden la cita. Por Marisol Ayala

“La medida puede afectar a 4.000 pacientes con esquizofrenia, bipolares, adicciones, paranoicos”, advierten,

La administración ha colgado carteles en los Centros de Salud conminando a unos pacientes que por sus especiales características carecen de disciplina.

La Asociación de enfermos recuerda que la medida atenta contra los derechos de los afectados. “Son enfermos especiales que merecen un trato especial y ya ven”.

El 1 de enero de 2015 entró en vigor las “nuevas normas” que la Consejería de Sanidad del gobierno de Canarias ha puesto en marcha  en las Unidades de Salud Mental de Gran Canaria que supone, según denuncian los familiares, “la discriminación de enfermos que sufren trastorno mental; una situación alarmante que refleja el trato discriminatorio y vulneración de la carta de derechos y deberes de los pacientes-ciudadanos usuarios del Servicio Canario de Salud en el área de salud mental”. Desde FEAFES, asociación que agrupa a los familiares de enfermos mentales, han elaborado un comunicado para que la sociedad canaria conozca en qué medida las “nuevas normas” de Sanidad afectará a la atención a enfermos mentales y sus familiares.

Notificación expuesta en los centros

Su presidente, Andrés Mendoza, dice que “solo los que tenemos familiares enfermos mentales sabemos el alcance de estas normas uno de cuyos puntos, disparate mayor, es amenazar a los pacientes con anularles la cita si la incumplen en tres ocasiones.  A la tercera se les anula y tendrán que volver a pedir hora, empezando por el médico de cabecera… Parece que en la consejería no saben que se trata de enfermos que carecen de disciplina, gente muy sensible, y que somos sus familiares los que tenemos que empujarles para que acudan al psiquiatra. “Por no hablarle”, subraya, “de lo que supone tener a unos enfermos mentales, en algunos casos con esquizofrenia asociada a otras diagnósticos o adicciones, sin control, sin tratamiento, sin control”.  No sabe a qué responde esas “nuevas normas” de Sanidad ni sus pretensiones: “Para empezar las citas para Salud Mental están tardando seis meses lo que quiere decir que si la pierden, en lo que piden otra puede transcurrir tranquilamente 12 meses ¿Y durante ese tiempo qué hacemos?”.  Se han dirigido al Diputado del Común de Canarias con el fin de que medie con la Consejería de Sanidad y retire las normas que afecta a uno de los colectivos más débiles, vulnerables. Se calcula que a unos 4000.

Las nuevas normas y los argumentos que esgrimen los familiares para que sean retiradas:

1.- Paciente que no acuda a su cita y no avise con antelación tendrá que acudir a la Unidad Salud Mental para solicitar nueva cita por escrito:

–1º A ningún paciente del Servicio Canario de Salud se le exige petición de cita por escrito, por tanto SOLICITAMOS que todos los usuarios de los centros sanitarios sean tratados en igualdad de condiciones sin discriminación por razón de la enfermedad que padecen.

–2º Que las peticiones de cita-consultas de los pacientes que padecen enfermedad mental se tramiten y/o gestionen de manera telefónica-informatizada a través del servicio de cita previa de forma complementaria a las programadas por este mismo medio por el servicio administrativo de la Unidad de Salud Mental ya que a ningún paciente se le exige SOLICITARLA POR ESCRITO.

2.- Cuando se cuantifiquen tres citas sin acudir de forma consecutiva a la consulta se procederá al alta y tendrá que acudir a su médico de cabecera para solicitar nuevamente valoración:

–1 El alta médica nunca se puede dar por criterios administrativos sino por criterios médico sí o sí.

–2 A ningún paciente se le da el alta médica por no acudir a una cita, ni a dos ni a tres…

–3 El alta médica solo la puede tramitar un médico.

–4 A ningún paciente del servicio canario de salud se le prescribe nueva valoración médica en base a una decisión administrativa arbitraria y discriminatoria por razón de la enfermedad mental.

3.-Si transcurren seis meses sin acudir desde la última cita será dado de alta de la Unidad de Salud Mental y tendrá que acudir a su médico de cabecera para solicitar nuevamente valoración.

–1 La inseguridad jurídica del paciente es abismal pues no indican a que cita se refiere, si es cita asignada, si es cita concertada, si es cita solicitada…dado que en este servicio las citas se gestionan de forma manual a través de la agenda del psiquiatra cuando en todos los servicios del Servicio Canario de Salud, la petición de cita y gestión de agendas médicas de consultas se realiza de forma informatizada y no manual lo que supone una discriminación hacia las personas con enfermedad mental.

–2 La solicitud de informes deberán realizarse por escrito y con una antelación mínima de un mes.

–3 A ningún paciente del Servicio Canario de Salud se le exige este requisito con lo que esta medida es totalmente discriminatoria, arbitraria, lesiva y abusiva respecto a los pacientes afectados por enfermedad mental ya que la Consejería de Sanidad no ha dictado ninguna orden en la que se especifique que los pacientes del Servicio Canario de Salud tengan que solicitar los informes médicos con un mes de antelación.

Ninguna de estas pseudo normas aparece firmadas y selladas por responsable alguno.

En resumen estas normas que ha dictado alguien del Servicio Canario de Salud, están colocadas desde hace más de dos semanas y están en vigor con efectos del día uno de enero de 2015 según nos consta por los propios sanitarios a los que nos hemos dirigido, quienes manifiestan que cumplen órdenes ….

Andrés Mendoza. Presidente de FEAFES Canarias.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario