Ciencia Medio Ambiente SOCIEDAD

El Museo de la Ciencia y el Cosmos propone con ‘Cosmocrónicas’ ver el Cometa Lovejoy

Elblogoferoz.- El Museo de la Ciencia y el Cosmos del Cabildo, presenta un nuevo trabajo de su sección digital Cosmocrónicas. En esta ocasión lleva por título ‘Cometa Lovejoy’. En ella aborda cómo desde finales del mes diciembre de 2014 se puede observar un cometa sobre los cielos del hemisferio norte, cuyo núcleo puede verse a simple vista en un cielo oscuro. Así, será visible hasta finales de mes, aunque a partir del 23 ó 24 de enero la presencia de la Luna, con su luz, dificultará la observación.

Su autor, Oswaldo González, astrofísico y responsable de Didáctica del Museo, explica que C/2014 Q2 (Lovejoy) fue descubierto el 17 de agosto por el astrónomo aficionado Terry Lovejoy, usando un telescopio mediano de tan sólo 20 centímetros de diámetro cuando únicamente era visible desde el hemisferio sur. Es un cometa de periodo largo, proveniente de la nube de Oort, que visita el interior del Sistema Solar cada 8.000 años. En su actual aproximación al Sol pasó el pasado 8 de enero, a su distancia mínima de la Tierra, unos 70 millones de kilómetros, momento en el que fue visible con su máximo brillo.

El astrofísico insular explica que a partir de ahora el cometa se alejará poco a poco de la Tierra pero seguirá acercándose al Sol, hasta el 30 de enero de 2015, momento en que estará a 193 millones de kilómetros. Su brillo durante este mes bajará lentamente, permitiendo contemplarlo muy alto en el cielo, al estar situado sobre las constelaciones de Tauro y de Aries. La mejor forma de observarlo es utilizando unos prismáticos, desde primera hora de la noche hasta las 3 de la madrugada, momento en el que se ocultará tras el horizonte. Sobre las 21,30 horas estará sobre el meridiano (línea imaginaria que va del punto cardinal Norte al Sur pasando por el cénit), estando en dicho momento en lo más alto posible sobre el horizonte.

Oswaldo González indica que obtener una fotografía del cometa es muy sencillo, pues únicamente hace falta una cámara en modo manual y un trípode. Hay que apuntar a la posición del cometa y se obtendrán varias fotografías con un tiempo de exposición que oscile entre 15 y 30 segundos. Si existe la posibilidad de tener un telescopio motorizado que permita seguir el movimiento del cielo, entonces se podrán obtener fotografías de varios minutos de exposición, lo que permitirá observar la cola con toda su magnificencia.

Cabe recordar que esta sección del Museo de la Ciencia y el Cosmos de Museos de Tenerife aborda cuestiones relacionadas con el Universo, la Astronomía y la Astronáutica, tanto históricas como actuales. Especialmente, intenta explicar, de manera sencilla y práctica, los fenómenos astronómicos más cotidianos y del momento, algunos de ellos observables por todos a simple vista o con pequeños instrumentos, dando las indicaciones adecuadas para su perfecta y amena observación.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario