Sin categorizar

Investigadores de la ULL publican a nivel internacional un estudio sobre los erizos de mar

Elblogoferoz.- Los profesores e investigadores del Departamento de Biología Animal, Edafología y Geología de la Universidad de La Laguna José Carlos Hernández y Sabrina Clemente acaban de publicar un estudio sobre el fenómeno ecológico de los blanquizales en Philosophical Transactions B: Biological Science, la primera revista del mundo que se dedicó exclusivamente a la ciencia, en la cual publicaron científicos como Newton, Faraday y Darwin, y que en la actualidad es la tercera con mayor número de citas en el área de Biología

En el proyecto, los investigadores canarios han trabajado junto con un equipo internacional para recopilar y sintetizar toda la información disponible relacionada con las altas densidades de erizos de mar, que suelen dominar los ecosistemas costeros de zonas templadas del planeta.

Los erizos de mar son capaces de producir cambios catastróficos en los ecosistemas marinos. En muchas partes del mundo, las poblaciones de algunas especies de erizos han aumentado de manera exacerbada, produciendo con ello un cambio de estado del ecosistema. En estas regiones del planeta donde habitan bosques de macroalgas, los erizos son capaces de consumir casi por completo esta biomasa vegetal, generando unos fondos empobrecidos.

Este fenómeno, conocido en Canarias como blanquizales, tiene unas consecuencias ecológicas muy importantes, como la desaparición del hábitat de cría de especies de interés pesquero y la disminución de la capacidad de las zonas costeras para producir oxígeno y secuestrar CO2. Estos servicios que proporcionan los fondos algales son muy valorados, pues los recursos pesqueros actuales son cada vez más escasos y el exceso de CO2 atmosférico esta incrementando el efecto invernadero y acidificando los océanos. La pesca descontrolada de los depredadores de los erizos y el aumento de las temperaturas de los océanos han sido señaladas como los principales agentes causales de este fenómeno global.

El artículo publicado estudia la estabilidad de los sistemas degradados. En este sentido, y después de recopilar y analizar los datos de once regiones diferentes de ambos hemisferios, los investigadores han concluido que se trata de un proceso de cambio discontinuo, es decir: que el paso de un estado algal a un blanquizal es catastrófico.

Este cambio de estado del ecosistema ocurre de manera muy rápida, sin embargo el paso de blanquizal a algal es muy complicado y los sistemas degradados pueden mantenerse por muchos años, como ocurre en las islas Canarias. Así pues, y debido a la perdurabilidad de estos sistemas degradados, este resultado tiene unas implicaciones relevantes a tener en cuenta en el manejo de los ecosistemas marinos y en la puesta en marcha de estrategias de conservación, que deberán estar centradas principalmente en la prevención de los impactos humanos.

Estos factores estresantes originados por la actividad humana, el aumento de la temperatura y la sobrepesca, pueden erosionar la resiliencia de los sistemas algales productivos y prolongar la perdurabilidad de los blanquizales, su extensión y la irreversibilidad de un cambio no deseado del ecosistema marino.

El establecimiento de áreas marinas protegidas, donde se prohíba la pesca de los depredadores específicos de erizos, es según los investigadores, una estrategia de prevención clave para evitar estos cambios indeseables en los ecosistemas marinos y su perdurabilidad. De esta forma, se podrá limitar algunos estresores locales, como la sobrepesca, y aumentar así la resiliencia de los ecosistemas algales costeros. Los investigadores también señalan que actualmente Canarias cuenta con menos del 1% de sus aguas bajo protección real, por lo que es muy difícil revertir la situación de sobrepesca que sufren las Islas.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario