FIRMAS

Ya les queda menos. Por José Antonio García Paredes

La indignación se ha convertido en ilusión como que el mundo está al revés desde que las redes rompieron los muros de la información mucho antes de la primavera árabe, enlazando ideas,descubriendo secretos, aireando la vida pública, y dijimos: CAMBIEMOS.

Durante la transición política iniciada en 1975 y malamente concluida, salimos a la calle a protestar, gritar y patalear, ya que te dejaban hacerlo, entre otras cosas, cómo no vamos a rebelarnos ahora inmersos en la transición social del siglo XXI, el camino que transcurre entre los embustes de los que disponen de lo establecido y la realidad social que palpamos y estamos sufriendo cruelmente en directo, muchas veces en primera persona.

Los de siempre tratan de gestionar lo que ha brotado de la resignación con sus mensajes incoherentes  y la disciplina regia al partido que los pone en el sillón, porque es de mal nacidos no ser agradecido, y si tomamos como ejemplo lo sucedido en las últimas elecciones municipales, momento en el cual ya disponíamos de redes sociales, dicho sea de paso, podemos regresar a la depresión en menos que canta un gayo. 

Resulta que había cerca de 15 candidaturas, o más, pero solo salían en la prensa los tres oficiales, el PSOE estaba tan zapateado que mandaron a toda la reputación personal y la imagen infalible de Julio Pérez que duró en el cargo “dos días y medio” después de pactar.

Cristina Tavio fue la lista más votada, pero la menos conciliadora, incapaces de negociar se han quedado opositando tontamente, hasta que llegó J. Manuel, entonces capaz de pactar con quienes avasallaron a su partido durante el mandato anterior, dándose la paradoja de qué quienes son amigos en el pleno, son todo lo contrario en los juzgados, Y NO PASA NADA, manda J.Angel que iba de numero tres o cuatro socialista.

¿Qué pasó con los grupos alternativos? Los marginales nacionalistas, PNC y CNC, se aliaron con el ganador, Si se puede, Ciudadanos, y el de Corrales, que no recuerdo sus siglas y no quiero equivocarme con las de Odalys, no fueron capaces de unirse, total, ¿para qué? Menos atribuciones, menos remuneraciones, no valía la pena. Y en esas estamos hoy, igual excepto la contribución de Inma Evora Ganemos al seamos más.

Si fuese una pretensión quisiera ser Dios u Obama, unas veces Bin y otras Barack, lo que quiero es que no se rían de nosotros, que creen mil alternativas, que nos hablen de azules y rojos u otros cuentos para viejos, el marketing no puede manipular la realidad en la que vivimos, la que sufrimos diariamente (no como los concejales que duermen fuera y solo vienen los viernes al pleno) ¿qué vacilón es éste?

Unos dicen que no votes, otros que dicen ¨somos de aquí” y la casa sin barrer. Creo que hay personas en Santa Cruz capaces de delinear la ciudad que queremos, estoy muy convencido y quiero juntarlos aunque tenga que ir arrastrándome a tocarles hasta la puerta de sus casas, no estoy de broma, puede que no sea un buen candidato,pero que tendremos ese equipo presente en Mayo es hacia el hecho IMPARABLE al que me empuja la convicción de la necesidad del CAMBIO.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario