FIRMAS Marisol Ayala

El cirujano que apostó por la columna. Por Marisol Ayala

El día 4 de diciembre se cumplieron 25 años de la puesta en marcha de Unidad de Raquis del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín, conocida como la Unidad de Columna. Al frente un joven médico de origen libanés, Hani Mhaidli, que recaló en Las Palmas de Gran Canaria por razones profesionales y que decidió que ésta es su tierra, la ciudad a la que decidió regalar sus conocimientos, asumiendo el reto de una especialidad quirúrgica de altísimo nivel que no existía en Canarias y que todavía hoy sigue siendo única. Su bisturí ha convertido al Negrín en referente nacional de la especialidad con avanzadas técnicas de la que se han beneficiado 700 enfermos, de ellos más de 500 pacientes que superan los 70 años los cuales no caminaban y ya no los para nadie. Alguien bautizó una vez a Hani como “gurú de la columna” porque gracia a sus conocimientos ha alejado de la silla de ruedas a enfermos hemipléjicos o tetrapléjicos.

Hace unos días recordábamos aquel diciembre de hace 25 años y hace menos, el viernes, ojeábamos recortes de prensa que se hacían eco de un acontecimiento médico sin precedentes. Y ahí estaba un joven e ilusionado Hani explicando cómo funcionaría el servicio. El cirujano atesora historias de su actividad profesional que darían para escribir mil libros. No quiero ni pensar que un día los recortes lo pongan en peligro. Los políticos están tan lejos de la grandiosidad de prestigiosos facultativos que son los primeros en sacar el bisturí y cortar por lo sano. Intuyo a un Hani cansado de adversidades en una sanidad con tantos problemas que me asusta. Me asusto como se debían asustar los ciudadanos si alguien tuviera la osadía de desandar el camino andado. Solo diré que la falta de medios imposibilita hoy dar salida a más de 300 enfermos que suplican una intervención de columna en el Negrín. No hay cobertura para tanta gente. Cuando se cumplen 25 años del nacimiento de la unidad una se pregunta de qué lado están los gestores porque una sociedad generosa y responsable estaría celebrando hoy un hito sanitario y no es el caso. Hace poco escuché una entrevista con Hani e intuí su temor. Di un respingo porque como los políticos están en Belén con los pastores, ni siquiera reparan en la posibilidad de que un día sean ellos mismos los que precisen de sus habilidades.

Igual exagero pero el miedo es libre.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario