FIRMAS

El bar de Pepe. Independence Day. Por Joaquín Hernández

La demagogia está servida. Aquí todo el mundo quiere ser libre e independiente, de norte a sur y viceversa. Los andaluces llevan años pidiendo a gritos salir de la piel de toro y los gallegos ídem de lo mismo.

Los catalanes están a jugársela por lo que ellos reclaman históricamente una Catalunya libre e independiente. Los vascos hartos de sangre, de crímenes monstruosos cometidos por una banda de asesinos amparados en la consigna GORA EUSKADI ASKATUTA, han dicho basta a tanta locura y sin dejar su propósito parecen conducirlo por el terreno de la reivindicación pacífica.

Canarias no es un punto y aparte a esta avalancha separatista. Quizás histórica y geográficamente a los canarios nos asiste más la razón para intentar decir “Sayonara Spain”.

Hasta hace un par de décadas el desconocimiento del Archipiélago Canario por parte de la España continental era total y evidente, no sólo en cuanto a su ubicación geográfica, además por el trato indiferente que todos los gobiernos, antes en la dictadura y ahora en la dictacracia, nos han sometido. He sido testigo presencial, allá por los años 80, como un Director General de Transporte y Turismo del primer gobierno socialista en el hotel Mencey pedía un mapa para “situarme en las Canarias”, o sea no tenía pajolera idea donde estaba ni la isla que estaba visitando. Hoy sigue siendo más o menos igual con la diferencia que ahora los telediarios en la información meteorológica sitúan al Archipiélago frente a la costa del África subsahariana y gracias a los paquetes turísticos, “pase una semana por 270 euros en un hotel con media pensión en Canarias” que influye en el acercamiento de los “godos” a las islas.

Vivir en Canarias no es sencillo, no es fácil vivir en unas islas que dejaron de ser “afortunadas” para convertirse en todo lo contrario. El paro es dramático, la educación la peor, la pobreza endémica sigue creciendo y las familias endeudadas no saben cómo llegar a subsistir en un ambiente cada vez más salvaje e inhóspito, los jóvenes sin futuro ninguno vuelven hacer las maletas y, al igual que sus abuelos, se mandan a mudar a cualquier lugar del mundo buscando una vida digna.

Con este ambiente, con este caldo de cultivo, aparecen nuevamente los ayatolas de la patria, los salvadores del pueblo que aprovechando la atonía de los partidos nacionalistas, la mediocridad de Coalición Canaria, N. Canaria y el derrumbe del Partido Nacionalista Canario, unido al compadreo de PP, Psoe y CC mangoneando más que gobernando, cantan cantos de sirenas y empiezan a ilusionar a una parte de la población con sueños de gloria de la nueva Patria Canaria. Si, si es cierto que los canarios estamos hartos de tanta mugre, de tantos años estando en el vagón de cola del tren del Estado Español, de nuestros estúpidos políticos que solo han sabido aprovechar lo poco aprovechable a su favor y al de amigotes y empresarios corruptos. El problema del discurso independentista es que sólo hablan de la humillación del pueblo esclavizado, del yugo que soportamos, de la espuela que sentimos en nuestras espaldas, de la rodillas cansadas de arrodillarse ante el “imperio colonizador”, pero jamás dicen cómo podemos ser independientes y de quien seremos dependientes, eso no interesa decirlo.

La verdad es que si los canarios tuviésemos la oportunidad de pedir nuestro “Independence Day”, al día siguiente vestiríamos con la chilaba y de cara a la meca rezaríamos la dicha de ser hijos de Mahoma. El mamón del Mohamed no dejaría pasar la oportunidad de incluir a las Canarias en el plano de Marruecos, de hecho ya lo tiene así planificado. Es que estos nuevos Secundino Delgado. padres de la patria Canary Island S.A., no tienen puta idea de con quien se las están jugando, o es eso o bien lo que todo el mundo piensa; sólo quieren un puesto en el chiringuito canario del chupeteo institucional, ya le pasó al Sr. García y se cargó el PNC y a otros tantos que proclamaban aquello de “Tanausú fue el primer hombre en declararse en huelga de hambre por la libertad del pueblo guanche, arriba compañeros ¡!lucha canario, como lucharon tus paaaadresss!!” y acabó siendo alcalde de La Laguna y no sé cuantas cosas más, y no te digo nada de más de uno de aquel extinguido partido llamado Unión del Pueblo Canario…¡¡vivir para ver!!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario