Sin categorizar

Aumentan las temperaturas en las Islas y se decreta el riesgo amarillo

AGENCIAS.- La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha establecido el riesgo amarillo en la provincia de Las Palmas [Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura] y en la isla de Tenerife por altas temperaturas que llegarán a los 34 grados.

Según la previsión del organismo estatal, el aviso, que afectará a la totalidad de las cuatros islas menos a las zonas de cumbres de Gran Canaria y Tenerife, tendrá mayor presencia en zonas de medianías y vertientes sur.

En este sentido, la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha recordado una serie de consejos ante las elevadas temperaturas que se esperan este miércoles y jueves en ciertos puntos del archipiélago, incidiendo en la importancia de atender ciertas medidas para evitar efectos negativos para la salud especialmente entre los colectivos más vulnerables, tales como son las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos.

Así, entre las recomendaciones que ha realizado se encuentra la de beber más agua, independientemente del tipo de actividad que se esté llevando a cabo, y no esperar a estar sediento; mientras que en mayores y enfermos crónicos debe hacerse al menos cada hora para evitar la deshidratación, según informó el Gobierno regional en nota de prensa.

Además, se debe evitar el consumo de bebidas con cafeína, alcohólicas o muy azucaradas, así como evitar hacer comidas copiosas y no consumir preparados fácilmente contaminables (ensaladillas, mayonesas), optando por una alimentación rica en frutas y verduras (con la precaución de lavarlas antes del consumo).

En relación a los grupos más vulnerables (ancianos, niños y enfermos crónicos) aconseja que en los días de mucho calor «es mejor quedarse en casa», mientras que al resto recomienda no exponerse al sol demasiado tiempo o en horarios en que los rayos solares llegan más verticalmente (de 12 a 16 horas).

Otra de las cuestiones que considera conveniente es la de «evitar hacer ejercicio físico intenso» mientras se mantenga la situación de riesgo por temperaturas elevadas; y en el domicilio se debe mantener un ambiente fresco y bien ventilado, ya que sólo en caso de presencia de calima en el ambiente habrá que mantener bien cerradas puertas y ventanas. Los aparatos de aire acondicionado deben programarse a una temperatura moderada, entorno a los 24 grados.

Finalmente, indica que si a pesar de estas medidas preventivas se dieran síntomas de trastorno por calor, se recomienda refrescarse con una esponja o toallas húmedas, tomar un baño si no se tiene mareos, beber líquidos frescos sin alcohol y, si los síntomas no remiten, solicitar ayuda al médico lo antes posible.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario