Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo Sin categorizar

La economía canaria crecerá un 1,5% a finales de 2014

Elblogoferoz.- La economía canaria cerrará 2014 con un crecimiento de su PIB en torno al 1,5%, por encima de la media del resto del territorio nacional, según expuso ayer el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Arturo Escuder Martín, quién además apuntó a que este año es crucial para dejar atrás una crisis que ha tenido consecuencias “demoledoras” en el tejido empresarial. De hecho, cerca de 14.000 empresas han desaparecido de la geografía productiva del Archipiélago, una destrucción que se ha traducido en 247.200 desempleados más que a finales de 2007.

La musculatura empresarial más afectada ha sido la del sector de la construcción, con el cierre de 8.000 empresas, seguida de la de los servicios y la industria que también se ha debilitado con el cierre de 4.519 y 1.356 negocios, respectivamente. Esta metamorfosis del tejido empresarial se ha traducido en un aumento de la tercerización de la economía canaria.

Estos son algunos de los datos expuestos en la mañana de hoy por el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, Arturo Escuder Martin y la directora del Servicio de Estudios Económicos de la Cámara, Lola Pérez, durante la presentación del Anuario Económico 2013, así como las perspectivas y previsiones para 2014.

Durante su intervención, Escuder Martín dijo que “hemos salido de la recesión, pero aún falta para dejar atrás la crisis” y pidió a los poderes públicos que “se planifique con inteligencia para que la economía real empiece a percibir la mejoría que apuntan los datos macroeconómicos”.

En este sentido, el vicepresidente de la Cámara insistió en la necesidad de rebajar las cargas fiscales a empresas y familias y de culminar con las reformas pendientes de las administraciones públicas, reduciendo las cargas burocráticas que desaniman a emprendedores y desincentivan la inversión. También vio la necesidad de que “las actuales políticas de empleo de una respuesta eficaz a los miles de canarios desempleados con baja cualificación y de difícil inserción laboral, ajustando sus perfiles a las demandas de la nueva economía”.

En cuanto al crecimiento que experimentará la economía durante el presente ejercicio, Escuder Martín manifestó que el turismo continuará marcando el paso de la recuperación, influyendo, en la mejor evolución de actividades más afines al mismo como la hostelería, el comercio, los transportes, el ocio, etc.

“Canarias inicia la recuperación económica beneficiada por la buena coyuntura turística, pero lastrada por el aumento de los desequilibrios entre los diferentes sectores económicos; una pérdida del 10% en su tejido productivo y una tasa del paro del 32%, conformada en su mayoría por desempleados de larga duración procedentes de sectores económicos muy debilitados y con baja cualificación, como la construcción, que hacen difícil que muchos desempleados encuentren un puesto de trabajo”.

También advirtió que la evolución positiva puede verse condicionada por las políticas de control del gasto y por las excesivas cargas administrativas y fiscales que soportan las empresas y familias canarias. “Ante la anemia de la administraciones públicas, el empresario es el único motor capaz de crear empleo y para ello necesita que se rebaje la presión impositiva a la que está sometido y que el crédito empiece a fluir de una vez por todas”.

El vicepresidente de la Cámara se refirió también a la pérdida de poder adquisitivo de las familias canarias que desde el año 2008 han visto cómo su renta media sufre una pérdida de 1.591 euros por habitante al pasar de 20.464 en el año 2008 a los 18.873 de 2013. En este sentido, dijo que “el consumo es un factor estratégico ligado al empleo y vital para el despegue económico, por lo tanto hay que apostar por la generación de puestos de trabajo y por inyectar confianza a una sociedad que sigue teniendo miedo a gastar y a invertir. La mejoría económica tiene que llegar a la economía real”.

En esta línea, Arturo Escuder dijo que confía en que haya una coyuntura positiva desde el exterior, con un escenario macroeconómico más óptimo, que permita “mejores condiciones para la financiación de la deuda y por tanto para la financiación de las administraciones públicas, también una previsible mejoría del crédito para familias y empresas, unos tipos de interés bajos y una inflación moderada…, entre otros aspectos”.