FIRMAS

Sobre la irresponsabilidad técnica de volver a abrir la sala LA GRANJA en Santa Cruz de Tenerife. Por Dulce Xerach

A la vista de que no parecen ser suficientes los argumentos meramente culturales, o de gestión cultural y museística, que hemos ido dando a lo largo de las últimas semanas los que creemos que la Sala de Arte Contemporáneo debe permanecer en el Museo de Bellas Artes de Santa Cruz, pues es perfectamente compatible con los otros deseos y planes municipales, no me queda más remedio que añadir a dichos argumentos razones técnicas que permiten entender por qué no es tan fácil volver a la sala de la Granja en la Casa de la Cultura.

Cuando era Viceconsejera de Cultura ya se detectaron problemas técnicos en el edificio, propiedad del Ministerio de Cultura y ya existieron informes técnicos anteriores al que voy a publicar hoy que hacían conveniente no sobrecargar el edificio hasta que el mismo se pudiera arreglar. Esa fue una de las razones para buscar una alternativa, que finalmente se encontró, gracias a la colaboración municipal que existía entonces, en el Museo de Bellas Artes. Por estas razones técnicas, además de por todas las razones culturales ya dichas, es por lo que la sala de la Granja y el Teatro de la Granja se desalojaron en su día de la Casa de la Cultura.
En este informe que publico aquí íntegramente se puede leer la cantidad de problemas de inseguridad, electricidad, evacuación, antincendios, estructurales, etc. que tiene hoy por hoy la Casa de la Cultura, la cual, desde luego, de estar yo en un cargo público, no permitiría hoy sobrecargar de nuevo por el peligro que eso pudiera conllevar hasta que el Ministerio de Cultura realice todas las obras que aún son necesarias (pues no basta con las que en 2012 se hicieron en el techo del Teatro, que es solo una pequeña parte del edificio).
La biblioteca puede funcionar porque está situada más hacia la parte alta del edificio, aunque tiene zonas que también deberían revisarse pero la Sala de Arte es algo que a mi, si fuera responsable de cultura, no me dejaría dormir tranquila, por eso la saqué de allí en su momento.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Pues sí. Muy bien. Este es uno de los temas que más preocupan ahora mismo a la ciudadanía de Canarias y al que debemos prestar la máxima atención. Es un debate crucial para los vecinos de Santa Cruz saber dónde sí o dónde no poner la sala. Bueno, a lo mejor conviene que dediquemos un pizco de tiempo a saber cuál es el estado real del edificio ahora mismo, si corre peligro de derrumbamiento o no, lo que se ha hecho para corregir los defectos que denuncia el informe, etc. Más que nada por si corre peligro la integridad de alguno de los que lo visitamos a diario. Pero eso sí, una vez se aclarase la ubicación de la sala, que por supuesto parece ser lo más importante. Así nos va.