FIRMAS

Las dos huellas. Por Ángel Alonso

Hay dos huellas realmente significativas en la historia de la Humanidad y, aunque muy distantes en el tiempo y en el espacio, ambas están estrechamente interrelacionadas.

Una quedó marcada hace tres millones y medio de años, en un lugar al norte de Tanzania… La otra fue dejada por el primer hombre que pisó la Luna hace cuarenta y cinco años.

Desde las primeras pisadas del Australopithecus afarensis, nuestro antepasado más antiguo, hasta el pequeño paso de Neil Armstrong en la Luna, se ubica el gran salto de la evolución humana y, ambas huellas, sintetizan la gran historia de la exploración; desde sus orígenes hasta el punto y aparte que supone la aventura lunar.

Mirando hacia atrás y viendo el largo recorrido realizado desde la noche de los tiempos hasta la era espacial, del homínido al astronauta, y aunque serán otras generaciones las que lo comprueben, nuestra imaginación adquiere una velocidad de vértigo cuando pensamos hasta donde podrán llegar nuestros descendientes en el futuro… ¡No hay límites!… O quizás sí… ¡Nosotros mismos!

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario