Medio Ambiente SOCIEDAD Tecnología

ENTREVISTA. José M. Molina Caballero, catedrático de Veterinaria: “Uno de nuestros objetivos es crear un servicio de diagnóstico parasitológico veterinario en Canarias”

Elblogoferoz/Loli Hernández/Foto: cedida.- Cuando en 1990 José Manuel Molina Caballero ingresó en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, como especialista en Sanidad Animal, se encontró con una serie de retos.

¿Podría indicarnos los hitos más importantes alcanzados en la Facultad?

La puesta en marcha de la Unidad de Parasitología de la nueva –por entonces- Facultad de Veterinaria, y en especial en lo referente al equipamiento de su laboratorio partiendo desde cero fue para todos un gran reto. Me refiero a que por entonces, solamente contábamos con un espacio reducido en el barrio de Zárate. Iniciamos entonces un trabajo administrativo, que difícilmente queda recogido en nuestro curriculum, pero necesario para ir dotando a nuestro laboratorio de las infraestructuras mínimas con las que garantizar la formación de nuestros estudiantes, y poder abordar posteriormente esa otra actividad propia de la Universidad es la investigación.

A las dificultades propias de la puesta en marcha de una disciplina experimental como la nuestra, se unieron otras relacionadas con la oposición durante estos primero años por parte de algunas instituciones académicas nacionales, algunos sectores políticos e incluso colectivos profesionales, que no veían con buenos ojos el nacimiento de una nueva facultad. Afortunadamente esa oposición –bastante común por otro lado-, quedó atrás hace mucho tiempo, y así, a la incertidumbre de que los estudios en Veterinaria se asentaran en Canarias, siguió un crecimiento progresivo en términos de personal y medios, y que culminaron en el año 2000 con el traslado de nuestro centro a las instalaciones que hoy ocupamos en el término de Arucas. Ese traslado supuso un antes y un después en la historia de la Facultad de Veterinaria de la ULPGC, ya que se pudieron suplir en gran medida las carencias iniciales, y emprender nuevos retos para mejorar la calidad de la docencia y la investigación desarrollada por los distintos grupos de trabajo. Uno de esos retos fue el que nuestra Facultad se sometiera a la evaluación de la EAEVE (European Association of Stablishments for Veterinary Education), organismo al que están acogidas las facultades de veterinaria europeas, y que está encargado de evaluar y supervisar este tipo de enseñanzas siguiendo criterios comunes para todos los centros, y que conseguimos superar en el año 2009”.  

¿Qué han puesto de manifiesto las diversas investigaciones practicadas por los investigadores de su Departamento sobre las nematodosis gastrointestinales en pequeños rumiantes, -ovinos y caprinos-?

Nuestros estudios han puesto de manifiesto que las infecciones por estos gusanos redondos se encuentra muy extendida entre los pequeños rumiantes de nuestras islas, con una distribución que se encuentra muy ligada a factores ambientales, siendo más frecuentes más en animales que pastorean en microclimas húmedos. Habitualmente no producen infecciones muy graves, pero siempre restan capacidad productiva a los animales afectados. Entre las especies de nematodos que hemos podido diagnosticar se encuentran dos de las más patógenas como son Teladorsagia circumcincta y Haemonchus contortus.

En algunas ocasiones hemos podido detectar algunas especies que podríamos considerar exóticas como Camelostrongylus mentulatus, más propio de camélidos como el dromedario, y que hemos observado en cabras procedentes de explotaciones del sur de G. Canaria próximas a núcleos donde se explota el dromedario con fines turísticos.

La amplia distribución de este tipo de especies parásitas ha sido el origen de distintos trabajos relacionados con el tratamiento y la prevención de las enfermedades que ocasionan”.

El desarrollo de vacunas constituye una de las estrategias para el control de la parasitosis. ¿Qué ensayos vacunales ha realizado su grupo de investigación de la Facultad de Veterinaria de la ULPGC?

Es bastante complicado hablar de vacunas frente a parásitos, de hecho son muy pocas las que se encuentran comercializadas para el control de este tipo de infecciones. En general se trata de organismos mucho más complejos que bacterias o virus, frente a los cuales si se disponen de vacunas eficaces. Los avances más efectivas por el momento han sido las obtenidas frente a protozoos, parásitos unicelulares más sencillos, hasta el punto de contar en la actualidad con preparados de uso habitual en la prevención de coccidiosis en la industria avícola. Sobre la base de esos resultados, recientemente nuestro grupo –coordinado por el Dr. Ruiz- ha llevado a cabo el primer ensayo de vacunación frente a coccidios en rumiantes, en concreto en ganado caprino, con resultados bastantes esperanzadores, al conseguir reducir la sintomatología ocasionada por el parásito en los animales vacunados.

Otra cuestión es cuando se plantea la vacunación frente a otros grupos de parásitos como son los helmintos (gusanos), mucho más complejos, a los que se une la dificultad de que requieren una capacidad de respuesta inmune que habitualmente no disponen los individuos jóvenes, por otro lado los más susceptibles, y donde la vacunación sería más beneficiosa. A estas dificultades, se une la necesidad de que estas vacunas sean factibles de producirse de forma industrial, mediante procedimientos biotecnológicos que reduzca sus costos de producción.

A pesar de estos problemas, son muchas las contribuciones que se pueden encontrar en la bibliografía científica durante los últimos años, en las que los distintos ensayos llevados a cabo han mostrado resultados de protección parcial frente a este grupo. En nuestro caso, también hemos tratado de hacer aportaciones en relación a parásitos (nematodos) que son frecuentes en el ganado caprino como H. contortus y T. circumcincta, utilizando como inmunógeno (proteínas del parásito con actividad protectora) algunas enzimas que son importantes en la supervivencia de estas especies dentro del hospedador”.

Para el control y tratamiento de las infecciones parasitarias, hoy día se encuentran en el mercado una amplia gama de productos antiparasitarios de uso en ganadería. Ustedes han trabajado sobre la eficacia y la persistencia de distintos fármacos en el ganado caprino. ¿A qué conclusiones han llegado?

Es cierto que en el mercado se encuentran una amplia gama productos antiparasitarios de uso común en el control y tratamiento de las enfermedades parasitarias. La mayoría de ellos muestran una eficacia muy buena sobre los parásitos que afectan a las especies ganaderas. En el caso del ganado caprino, contamos con el inconveniente de que mucho de esos productos no se encuentran avalados con estudios específicos, de modo que su utilización se suele basar en los resultados obtenidos en otras especies rumiantes como el bovino o el ovino. La licencia para el uso de un determinado producto en una especie, supone una serie de trámites y costos para las empresas farmacéuticas, de ahí que muchos de estos productos se comercialicen sin una autorización expresa para caprinos, a sabiendas de se utilizarán siguiendo las mismas pautas, especialmente las referidas a ovinos. Ese procedimiento ha sido el habitual.

Los estudios a los que hace referencia, nos permitieron concluir que el comportamiento del ganado caprino ante estos fármacos antiparasitarios no guardan ninguna relación con su utilización en otras especies rumiantes, hasta el punto de mostrar una efectividad en el tiempo mucho menor, incluso utilizando una dosis doble a la recomendada para ovinos. Esta circunstancia, corroborada por otros investigadores en ensayos con otros antihelmínticos han impulsado una solicitud a la UE por parte de los investigadores integrantes de la acción europea COST CAPARA (Caprine Parasitology) para la revisión de los tratamientos antiparasitarios en ganado caprino”.

Para leer más:

Canarias de las ciencias y las letras

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario