FIRMAS

El Bar de Pepe. Demócratas de pacotilla. Por Joaquín Hernández

Es curioso el asunto, lo voy a resumir para no cansar a la gente que ose leer a éste chiflado.

La señora Laviña, ex jefa del gabinete de prensa del ex Presidente Adolfo Suarez, a la que se le supone un talante democrático especial y a prueba de “balas”, me ha invitado a salir de un debate por no estar de acuerdo con el criterio de las personas que intervenían en el mismo.

El caso en concreto es que con un gran cartel con la foto Rosa Diez y una supuesta frase de ella, diciendo: “No soy de derechas ni de izquierda, soy progresista del siglo XXI” la ponían a parir llamándola como mínimo “gilipollas” o facha de Mussolini o falangista de J. Antonio Primo de Rivera.

La colega Laviña me tacha de ser de derechas por el simple hecho que yo reniego de “etiquetas partidistas”, no he militado jamás en ningún partido de derechas, centro o izquierda y confieso que he votado más con la empatía que me producía el candidato que con el programa de acción de gobierno o con sus promesas, siempre falsas y llenas de  mentiras, que jamás se cumplen. No, no creo en los partidos políticos ni en los políticos, ni siquiera en las religiones sea la católica, ortodoxa, protestante, budista, o la de la iglesia del Octavo Mandamiento de Moisés en Palestina. Vamos que me da igual, no me afectan las doctrinas ni los discursos de salvadores de la Patria o Ayatolas padres de la Humanidad. Distingo entre el mensaje de Santa Teresa de Jesús y el de Rouco Varela, el de Martin Luther King y el de Obama. Defiendo y creo la solidaridad entre los seres humanos y, yendo más allá, creo que en la solidaridad se basará en el futuro las relaciones entre los pueblos del mundo.

No es de extrañar que a la Sra. Laviña le moleste mi forma de pensar, en el fondo ella lleva comiendo y mamando de la teta de la política toda su vida. En el génesis de nuestra dictacracia con UCyD y como Jefa del Gabinete de Prensa de Adolfo Suarez y posteriormente ingresó en el Psoe donde ha seguido su extensa “trayectoria profesional entre el centro derecha y la izquierda socialista moderada”.

Visto lo visto es más de lo mismo, la publicidad encubierta, los fachas contra los progres de izquierda, la izquierda moderada y socialista, las derechas ultras, el socialismo de centro, el centro izquierda, el nacionalismo independentista, el nacionalismo moderado, los revolucionarios que cuando apartan la goma 2 y las metralletas y se hacen cargo del cotarro empiezan a mamar con más ansias y ganas. Es tanta mierda la que les rodea que van por el mundo con la democracia por montera y defendiendo la libertad, pero si no estás de acuerdo con sus postulados te invitan a salir o te llevan al paredón.

Por esa intransigencia entre el valor de mi opinión y el de la suya, Sra. Laviña le digo, sinceramente; usted es capaz de engañar a quien quiera, en el fondo, leyendo su curriculum, tiene usted cursos y máster realizados más que suficientes para que no me quede ninguna duda de su habilidad camaleónica para presumir, enmascarada de demócrata, de su intolerancia a la diversidad de opinión y a la libertad de expresión.

Y ahora, como el que no quiere la cosa, me invitan a una partida de chinos, pero de los de tres con las que saques no se equivoquen, que el que pierda pagará las cañitas y las papas bravas en el Bar de Pepe (seguro que será el menda lerenda).

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario