FIRMAS Marisol Ayala

Cosas mías (25). Por Marisol Ayala

La buena salud me pone alas en los pies y en la pluma (el teclado, vamos). Nada, que andaba yo en casa revolviendo y bobiando y de pronto alguien me dicen “¿desde cuándo no escribes las cosas tuyas aquellas que hacías?” Y como a mí a chula no me haga nadie le dije “causalidad; estoy escribiendo un relato de esos”. Mentira. Le mentí. Pero bueno, me picó y aquí me tienen metida en faena. Bueno, ya sabes que las cosas mías son eso, cosas mías, retales de la vida más cercana, esa que vivo cada día y que no merecen ser citados en artículos pero sí de forma desenfadada en un espacio personal. Gente que conozco, amigos con los que me reencuentro, compañeros a los que les van muy bien las cosas, restaurantes nuevos que recomiendo, música que me gusta y quiero compartir, en fin, cosas de la vida. La  vida que cada uno vivimos y que en mi caso tengo la oportunidad (y a ustedes la paliza, perdonen…) de poder contar lo que se puede contar.

“Marisol, ¿y tú no vas a parar la pata”?, me dice una de esas personas que se pasa el día sentada frente a la tele. Y no; no pienso hasta que la vida se ponga firme conmigo que todavía no la veo con autoridad para darme semejante orden. En fin, que hoy contaré todo lo que puedo contar en unas líneas atropellada. Primero, una buena noticia; un obligado reconocimiento médico ha sido exitoso. Es decir, a seguir dando cañita con esos líos son los que de verdad me ponen. Como creo que hace mil meses -¿tantos?- que no cuento, allá voy. Tomárselo con paciencia que voy embalada. Jajaja!

Cantijas en casa de MiguelCantijas en casa de Miguel … empezamos con Karaoke
y acabamos … a las tantas

A ver, qué piense…Sí. Vamos a empezar por los encuentros con amigos. Muchos; fiestas varias, algunas privadas como la de hace un par de semanas en la casa de Miguel Saavedra a la que asistió el equipo base y debutó María Sánchez Lozano. Música enlatada porque teníamos ese día revolucionario de manera que Silvio, Pablo, Serrat y alguno más cantando, ahí es nada, a Machado, Miguel Hernández, y el colofón fue el Che Guevara…Jajajajá!. La verdad es que pasamos una hora cantando en plan karaoke la música que Miguel eligió con mucho acierto. Me gustó ver a Carlitos Abreu, especialmente porque estuvo un poco pachucho pero ya está como un reloj. Pasa que en Las Palmas se han ido cerrando los locales en los que durante muchos nos encontrábamos los amigos así que de vez en cuando un amigo nos da asilo político y la montamos en su casa.

Dentro de unos días cenaré con mis íntimas, Resi, Fela, Vicky, Isabel, Lola y servidora que hace dos meses que no veo porque ella, es decir yo, he estado muy jacarandosa y uno de los días de cena la oferta de sentarme a cenar no era la mejor. “Culoinquieta” que soy. Tal fue así que la misma noche de la cena me llamaron otras amigas que tenían un plan carnavalero y con ellas me largué. Ésa noche cantamos lo que no estaba escrito en La Esquinita Latina pero luego acabamos en un local de La Puntilla con Nené, Rita, Mariquilla, Loli, Gustavo, etc. etc., cuyo bareto, no se sabe por qué, lo han cerrado dos días después de que echáramos la juerga en su interior. Igual los vecinos se mosquearon. No lo sé. Pero bueno, son los riegos de vivir en una ciudad como la nuestra en la que hay toque de queda cuando dan las 12 de la noche. ¿Qué nos queda de aquello? Nada.

A veces me llaman amigas para preguntar dónde estamos yendo –el grupo de parranderos- y la realidad es que vamos escapando con fiestas privadas. Y lo entiendo porque la verdad es que abrir hoy un bareto para parrandas no es negocio porque la gente mucho hablar y luego solo acude de vez en cuando y…

Más cosas: exclusiva mundial. Pronto me elevaré a la categoría de “casi abuela”. Quien ha sido como una hija para casa y una hermana adorada para Micky, mi hijo, Genoveva Hernández, será mamá. Ella y su compañero, Dani Orihuela, un cocinero de la hostia me harán casi abuela y estamos todos contando los días. La verdad es que cada vez veo más difícil que mis hijos Micky y Adai me hagan abuela con todos los derechos, pero no me enfado. No pienso. Qué hagan lo que les venga bien que yo entre los niños que me rodean, a veces incluso niños muuuuy grandes, voy llenando mis afectos de “yaya”. Jajaja!

Blog de Marisol en La Provincia

Blog de Marisol en La Provincia

Es curioso pero en estos meses he recuperado amigos que tenía perdidos y que a través de las redes, la tele, las radios en las que colaboro, La Provincia y el blog se me han ido acercando y yo encantada de volver a saber de ellos. Hace poco tuvimos fiesta en la casa de Nazario Padrón, nadador olímpico, magnifica persona, arquitecto, y que tiene una de esas casas con las que todos hemos soñado para hacer fiestorros sin molestar ni siquiera a sus moradores. Un jardín imponente, con habitaciones alejadas de la casa. Maravilloso. Allí estuvimos Maca, Carlitos, Chachón, Margot, Juan, Jean, Orlando, Domi, Luján, Tino Montenegro y alguno más que siempre está alrededor y con los que disfrutamos como enanos. Casi todos tocamos un instrumento y cada cual hace sus pinitos cuando coge la guitarra, entonces es la estrella. Aunque cante como los perros y toque como los gallos. Respetito se llama eso. Por cierto, a los amigos que andan preguntando donde nos podríamos ver para echar risas, cantijas y un vinito, les diré que dentro de poco tenemos un restaurante bien ubicado en el que podrán ir a picar cositas y luego comienza el tenderete. Es en Las Alcaravaneras pero ya lo diré para que los amigos que lo deseen pasen por allí. Ya lo diré: en le restaurante Hermanos Rogelio, Alcaravaneras, se están reuniendo amigos que comienzan a las ocho y pico, pican algo, copitas y luego a cantar unas horas. La cosa es que cada cual va apereciendo por allí y entre todos, organizamos y eso..

 

Más cositas. Ya saben que ando liada con la Asociación Amigos de Sindo Saavedra que presentaremos en rueda de prensa dentro de dos o tres semanas. Mucho curro, pero contentos. Tendremos web, que dirigirá el primer año Chachón, cuentas en Facebook y en Twitter y el resto del equipo, Pozuelo, yo, Martín y Ricardo el hermano de Sindo,  moviéndonos para que se difunda la idea y se explique qué es lo que pretendemos hacer para homenajear al amigo Sindo, lo que implica un compromiso económico por parte de muchos. Tienen que ayudarnos, ya lo saben.  Yeray Nuez, Alejandro y Fran Celis juegan su papel. Ya lo verán. Ya el jueves visitamos a Larry Álvarez en el Cabildo como representanta de Cultura, y la semana que viene haremos lo mismos Juan José Cadona, alcalde. Les presentaremos el proyecto.

Imagen de cabecera en el Facebook de la página Amigos de Sindo Saavedra

Imagen de cabecera en el Facebook de la página Amigos de Sindo Saavedra

En el terreno de los compromisos estos días he sido invitada por una de una asociación de mujeres que pretenden crear trabajo para mujeres y de forma especial, ese será su segundo paso, abordar los problemas sociales que visten faldas. Estuvimos con ellas, entre otras, Dulce María Facundo, magnífica informadora y mejor amiga con la que he compartido muchas batallas y risas, muchas.

Les cuento. Ha llegado un momento de mi vida en el que ya no me callo algunas cosas y quiero aclararlo porque tal vez puede haber algún malentendido que no deseo. Tantos años viviendo la actualidad por mi profesión me ha dado cierta popularidad que llevo con mucho orgullo porque el afecto que recibo es bonito, respetuoso. Justo por eso cada mes recibo dos o tres invitaciones para estar en una mesa sobre sanidad, periodismo social, libros, movimiento sociales y otros. La verdad es que me es imposible asistir a todos porque tengo compromisos laborales que no puedo, ni quiero, dar de lado. Por eso desde hace unos meses he decidido explicar a los que amablemente me invitan que no puedo dejar el trabajo para preparar un acto, una charla, un programa, etc., y si a cambio no hay una contraprestación imposible. ¿Es una ordinariez?, no lo creo. Prefiero decir la verdad y si lo entienden estupendo, otra cosa sí que les digo; si alguien necesita mi colaboración para ayudar a personas necesitadas etc., lo haré encantada, buscaré hueco donde sea, pero de lo contrario, no. Hace poco nos invitaron a mi hijo Miki y a mí a un acto, que no diré, para hablar sobre nuestro libro “El caso kárate” y fue una paliza de preguntas que nos agotó. Sin ir más lejos hace unos meses recibí la petición de una señora para que escribiera la historia de su familia. Le dije que estaba muy liada y que ello suponía mucho trabajo y que le saldría caro porque gratis, ya no. Respuesta de la señora a la que no conozco: “No, la que lo escribe soy y usted me lo corrige, no es mucho trabajo…”. Pues eso. Que no puede ser. Que pague por el trabajo si quieren y si no, que hagan lo que les perezca pero no cuenten conmigo. No vean en mis palabras soberbia, vean sinceridad. Dicho queda. Por cierto, ayer mismos un colectivo de La Gomera me contó que prepara un encuentro de periodistas en La Gomera y me ha invitado para hablar de nuetsro libro La Secta del Kárate y el periodismo social. He dicho que sí de manera que si se hace realidad a finales de mayo estaré en es isla.

Paso a contarle otra fiesta chachi, canaria/venezolana, fue en casa de Mariquilla, la simpatía en persona. Mariquilla toca el cuatro y nada le gusta más que hablar de Chávez/Maduro, dos personajes que han destrozado su país con la inestimable ayuda de quienes le votaron, claro. Nos reunimos Nené Calvo, un amor, divertida hasta decir basta, una bailarina especial. Estuvo, una de sus amigas y las mías, tan queridas, Elda, Rita, Gustavo… Fue un jueves al mediodía y allí estuvimos hasta que se hizo de noche. Como fue en Tafira el frío lo tuvimos que combatir con vinitos porque de lo contrario, nos hubiéramos muerto y eso, no…

Les recomiendo una música: Y si fueran ellas A.S., versiones  de Alejandro Sanz –Malú, Pasión Vega,  Soledad Pastorutti, Natalia Jiménez, etc., preciosas versiones de sus grandes éxitos. Ya saben que lo admiro mucho y lo sigo cual quinceañera. Me parece un genio. Y si fueran ellas es un cd que vale la pena (escuchen a Malú y Alejandro pinchando AQUÍ).

Proyecto de cartel para el concierto de Isa Padrón

Proyecto de cartel para el concierto de Isa Padrón

Y hablando de música el 23 de mayo iré a escuchar a Isabel Padrón en el Guiniguada. Isa es la mejor voz de las islas en mi modesta opinión y se ha atrevido a subir al escenario, sin más voces que la suya, a cantar unos catorce temas y allí estaremos sus incondicionales porque se lo merece. Es tan buena cantante como magnífica persona.

De la profesión y la crisis, más de lo mismo. Compañeros que han sido despedidos y algunos de ellos, por cierto, de los que se creían intocables. Redacciones cada vez más mermadas porque hay que apretarse el cinturón. Por cierto, estos días me he pegado todas las películas de la cartelera y ahora estoy enganchada al Canal Series especialmente a True Detective Masters of Sex, House of Cards y Looking. Vi un par de capítulos de El Príncipe pero decidí matricularle en una escuela de arte porque todo lo que el guapera tiene de guapo, mucho, lo tiene de mal actor. Lo mismo digo de la Paula Echevarría que tiene un papel principal en una serie sobre unos grandes almacenes. Infumable. Y el guaperas de Miguel Ángel Silvestre, lo mismo. Malísimos actores pero gente guapa. La serie se llama “Velvet”.

 

Lo dejó caer. Igual a final de año la gente del blog, FB, nos queremos montar una fiesta para pasar un ratazo de los nuestros, que ya conocen bien. Pensándolo estamos. Tengo una amiga que dice que ella lo organiza en cinco minutos. Hablo de Rita Nuez que tiene tal especial habilidad para organizar fiestas multitudinarias que nos deja con la boca abierta. Como será de valorado su trabajo que en unos meses retomará su actividad como organizadora de eventos.  Si se decide, ahí estaremos sus amigas para apoyarla, echarle una mano, y si me caso, (ejem, ejem…) que lo organice todo. Noquevá.

Por hoy, ya está bien. Gracias por leer un tostón como el que ya termino. Puf!.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario