FIRMAS

Récord en pobreza. Por Joaquín Hernández

Contento estará el jefe de la tribu más mediocre y absurda que ha gobernado  España en los últimos 21 siglos, Sr. Rajoy.

Los datos aportados por Caritas Europa, en el informe sobre el impacto social de las medidas de austeridad aplicadas en los países europeos más afectados por la crisis, son demoledores, atroces y fuera de la capacidad del razonamiento del ser humano en los albores de siglo XXI.

España obtiene el triste record de ser el 2º país de la “flamante” Unión Europea en pobreza infantil, sólo nos aventaja Rumanía que obtiene el “privilegio” de ostentar el campeonato del ranking del  hambre infantil en Europa. Tendríamos que regresar en el “túnel del tiempo” a los años de la guerra civil española para encontrar datos similares sobre la indigencia de los niños españoles, que superan en miseria a los de Bulgaria y Grecia.

El porcentaje de niños españoles en situación  de pobreza en el 2012 era del 29,9% y en el 2013 aumentó al 35,8%,  o sea que 36 niños y jóvenes de cada 100 pasan miseria o están atendidos por los Servicios Sociales que a duras penas pueden con la avalancha de gente que pide comida en sus comedores sociales. Todo esto es el resultado de un, digamos, “efecto dominó” donde la primera ficha que cae  es el culpable de la caída de todas las que la sieguen, es el caso del jefe del núcleo familiar que pierde su trabajo y empieza el drama del desempleo, con las consecuencias que conllevan a la familia, incluidos abuelos que con su exigua pensión mantienen como pueden  no aumente el porcentaje con la incorporación de sus nietos a tal fatídico ranking.

No debería extrañarnos el informe de Caritas Europa sobre la pobreza infantil y juvenil. No deberíamos rasgarnos la piel seca y arrugada de este toro ibérico que parece ir a la deriva. Era previsible y algunos, sin ser economistas ni expertos en macro economía, ya lo dijimos en multitud de foros; la política de lo absurdo, la incongruencia en el control del gasto público, el rescate de bancos y cajas de ahorro a costa del erario público, el despilfarro de la administración pública, el constante saqueo a las arcas del Estado, la corrupción y los gánster de cuello y guante blanco.

La política de austeridad suicida impuesta en Europa, lleva el nombre de Alemania y de la Sra. Merkel y su invasión de Grecia, Portugal, Irlanda, Holanda, España e Italia. Los casos más sangrantes son los de Grecia, Portugal y España, países  que han sido invadidos con el pretexto de salvarles de una quiebra económica y el resultado ha sido, no solo la quiebra económica, además los ha llevado a la miseria y el abandono, la falta de ilusión en el presente y en el futuro de algo que solo ha servido para que la “bota germana” extienda sus dominios en el sur de Europa.

La Unión Europea tiene 30 millones de personas en desempleo,  157 millones en pobreza severa, en España con sus 6.2 millones de parados, 20 millones de personas bajo el umbral de la pobreza y 10 millones en la miseria contribuimos de manera especial a que esas estadísticas de la union europea siga creciendo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario