FIRMAS

Una tragedia aérea inexistente en forma de grúa en un remolque. Por Juan Carlos Díaz Lorenzo

Canarias ha sido esta tarde noticia a nivel mundial por un grave error cometido en un tuit enviado desde el servicio del CECOES 1-1-2, en el que se decía lo siguiente: “Control Canarias confirma caída al mar de avión a 2 millas en la costa Gran Canaria a la altura de Jinámar. Se desconoce número de pasajeros”.

Esta imagen aumentada es la que hizo suponer que se trataba de un avión

Un segundo tuit, publicado apenas unos minutos después, informaba de que “respecto al posible accidente de avión, SAR, Control Aéreo y helicóptero del GES confirman que se trata de remolcador tirando de una embarcación”. El twitter de Controladores Aéreos también lo desmentía: “La similitud de esos barcos con 1 (un) avión ha sido tal, q(ue) incluso varios pilotos se han confundido al notificarlo. Insistimos no hay problema”.

Sin embargo, a priori, la fuente del Gobierno de Canarias se dio como válida y recorrió el mundo, el mismo día en el que se cumplen 37 años del trágico accidente del aeropuerto de Los Rodeos. Se dijo que un avión había caído al mar cerca de Telde, en la costa de Gran Canaria. Se habló incluso de un modelo y una compañía aérea determinada y de una estimación de pasajeros.

El Cuerpo Consular de Santa Cruz de Tenerife, que en ese momento celebraba un almuerzo con el general jefe del Mando de Canarias y el comisario superior de Policía, se mostró consternado ante el alcance de la noticia, al tratarse de un día de mucho movimiento chárter en el aeropuerto de Gran Canaria. La confusión duró 18 minutos y se recibieron tres llamadas sobre el supuesto accidente visto a lo lejos, informa TVE-1.

2 Comentarios

Clic aquí para publicar un comentario

  • El Twit no salió de la Torre de Control.

    A mi me gustó que activaran a los recursos de emergencia, era su obligación; el tiempo juega en contra en este tipo de sucesos. Pero lanzarlo a todo el mundo solo para ser los primeros en contarloes otra cosa, sobre todo sin comprobarlo por sus propios medios, que es una temeridad.

    Imaginen que es cierto y te encuentras con un caos en la zona por la presencia de curiosos que quieren ver el espectaculo en directo. Carreteras colapsadas, dificultad de movimiento para los servicios de emergencia, etc…

    Ojito con eso…

  • Toda la razón D. Antonio, lo malo de todo esto es que nadie reconoce su error.
    Y por supuesto nadie dimitirá