Canarias Moda SOCIEDAD

MODA. Las novias más coquetas de Fátima Marrero. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.-  Plumas, transparencias, cristal bordado, encajes, plisados suntuosas sedas, tules y mucha, mucha fantasía. Romanticismo y picardía para unas novias coquetas, alternativas y diferentes que acortan largos, seducen con siluetas entalladas o se contonean entre tutus. Novias sencillas pero elegantes, repletas de dulces detalles y de femineidad. Así es la propuesta de la diseñadora tinerfeña Fátima Marrero, que bajo el nombre de ‘En busca del Dorado’ se adentra con paso firme en el mundo nupcial presentado una gran colección compuesta por 25 diseños.

Uno de los majestuosos salones del Hotel Mencey de Santa Cruz fue el escenario escogido la noche del pasado miércoles para celebrar esta ceremonia del glamour. Bajo el brillo de las grandes lámparas de araña, una alfombra roja sirvió de pasarela al carrusel de las modelos. Un pasillo de sofisticación que consiguió trasladar a los presentes a aquellos años en los que las casas parisinas mostraban a un reducido público sus lujosas propuestas.

La nueva colección de novias de Fátima Marrero, diseñadora adscrita a Tenerife Moda -a pesar de no haber ningún representante del colectivo en el desfile- llega bajo un nombre salpicado de reminiscencias clásicas, con vestidos de corte sirena e inspiración romana en los que destacan los bordados artesanales, fruto de cinco meses de intenso trabajo.

La diseñadora Fátima Marrero (centro) rodeada de sus novias. / Foto: David Domínguez.
La diseñadora Fátima Marrero (centro) rodeada de sus novias. / Foto: David Domínguez.

La diseñadora tinerfeña, Fátima Marrero, presenta en un espectacular desfile su nueva colección de novias bajo el título ‘En busca de El Dorado’

En una paleta cromática que recuerda al atardecer azteca, los tejidos rígidos y vaporosos se mezclan en un derroche de sensualidad y movimiento, en los que predominan las líneas rectas y los maxi volúmenes, fruto de la aplicación de capas de tul y gasa que hacen un guiño a la versatilidad y al vanguardismo.

Novias atrevidas y sensuales, la apuesta de la firma. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.
Novias atrevidas y sensuales, la apuesta de la firma. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.

Novias ideales para ceremonias de mañana o de tarde, a la orilla del mar o en jardines primaverales, que se presentan en una paleta cromática que abarca del blanco puro al oro, pasando por los champagne, vainillas y grises metalizados. Novias que buscan seducir y ser seducidas, con largos escotes que dejan al aire la sinuosidad de la espalda y de los hombros, los cuales se adornan con cascadas de perlas, flores bordadas o cadenas doradas a modo de tirantes. Grandes lazadas en cintura o cola son otros de los toques femeninos que confieren a los vestidos un aire parisino y muy chic, al igual que el empleo de capas tornasoladas rematadas por grandes flores en la parte inferior.

Gustó su propuesta de pamelas y tocados laterales salpicados de plumas, pedrería o de grandes flores en la misma tonalidad que el vestido, los cuales resaltaban sobre unos espectaculares recogidos en forma de moños italianos o lazos de pelo muy juveniles que llamaron la atención. Al igual que los velos que sólo cubren el rostro y que permiten apreciar el derroche de minuciosos detalles que acompañan a cada uno de los trajes.

Detalles artesanos

Colas que se acortan en longitud, corpiños en forma de corazón o encajes transparentes a modo de bustier que coquetamente se adornan con flores simulando un sujetador. Curiosas propuestas en las que destacan los vestidos midi, muy seventies, donde las flores bordadas a tamaño XL conforman unas creaciones nupciales que juegan a enamorar.

Otra de las propuestas de la diseñadora para novias. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.
Otra de las propuestas de la diseñadora para novias. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.

Las novias de Fátima Marrero son el fiel reflejo de un estilo propio, revolucionario y creativo, fruto de los más de 25 años que avalan el trabajo en el mundo de la moda de esta diseñadora tinerfeña quien, gracias al apoyo del Ayuntamiento de Granadilla y del Servicio Canario de Empleo, también ha podido poner en marcha una academia de diseño en El Médano para poder formar a otras personas en el sector del patronaje y el diseño, en el que es experta.

Diseños llamativos

Esta artista de la aguja siempre ha planteado sus colecciones con una peculiar manera de mostrar el diseño desde otra óptica, renovando e innovando bajo un concepto diferente a lo que hoy en día se encuentra en tiendas. Le gusta y disfruta probar nuevos materiales e, incluso adaptar elementos reciclados a sus diseños. Aunque, en esta nueva colección de novia y fiesta, muestra a una Fátima Marrero más sensual y romántica porque, como afirma, se trata de una propuesta realizada “con amor y por amor”.  Sin duda, la creación más hermosa que ha soñado.

Vestido de novia largo con flores bordadas en la parte inferior. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.
Vestido de novia largo con flores bordadas en la parte inferior. / Foto: David Domínguez.

La firma, adscrita a Tenerife Moda, está cosechando un gran éxito de ventas en los Emiratos Árabes, donde planea instalar su futuro profesional

Emocionada tras la acogida recibida por el público asistente a su desfile, la diseñadora se mostraba agradecida por el respaldo dado a tantos meses de trabajo. “Sé que son novias diferentes, arriesgadas y poco comunes a lo que se suele ver, pero es mi estilo y lo que define mi trabajo”, comentaba e declaraciones en exclusiva a este medio al término de su pase nupcial.

Traje dorado plisado con toques de brillo. Diseño muy años 70 de la firma tinerfeña. / Foto: David Domínguez.
Traje dorado plisado con vaporosos tules en la cola. / Foto: David Domínguez.

Cuestionada sobre la posibilidad de comercializar sus diseños de novia y fiesta, Fátima Marrero anunció que su principal mercado se encuentra actualmente en los Emiratos Árabes, donde ha logrado introducirse como firma de alto lujo. «Llevo tiempo diseñando para clientes y tiendas exclusivas en Catar, elaborando unos diseños que oscilan entre los 60.000 y los 90.000 euros. A este país es hacia donde he dirigido ahora mi trabajo y hacia el que planteo el futuro de mi firma, con un proyecto laboral que me permitirá poder combinar mi vida tanto en Tenerife como en la capital árabe», concluyó la diseñadora.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario