Canarias Moda SOCIEDAD

MODA. María Mía, la dulce elegancia. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma.- La oscura tinta besa entre caricias al blanco papel que duerme sobre su escritorio, donde va dibujando emociones y sentimientos en forma de palabras. Letras que guardan vivencias, momentos e incluso colores que fluyen de un manantial de pura sensibilidad. Un particular universo que nutre de inspiración y tranquilidad esos días en que el corazón busca un remanso de paz. Tinta y papel que se funden cual amantes en el mundo de la elegancia de María, en el que inertes figurines juegan a asomarse entre los renglones de sus pensamientos.

María González encuentra la inspiración en esos momentos de soledad, tiempo robado al tiempo que hilvana entre hilos de sensualidad para ir dando forma a unos diseños exclusivos, que han hecho de su firma todo un nombre dentro del sector de la moda en Canarias, María Mía. Más de 20 años avalan la trayectoria de una mujer que aterrizó en el mundo textil por casualidad, cuando tras concluir sus estudios como azafata decidió comenzar a volar por sí misma en lo que, desde niña, era su pasión: la moda.

Desde entonces, la imaginación y la necesidad innata de aprender e innovar han llevado a esta diseñadora, adscrita al programa Gran Canaria Moda Cálida, a zambullirse en infinidad de campos del mundo de la creatividad, desde novias hasta pret a porter o baño. Asimismo ha confeccionado uniformes para empresas –como Binter Canarias- e incluso vestuario para obras de teatro, entre las que destacan ‘El invierno bajo la mesa’, de Natalia Menéndez, ‘Quo Vadis’, de Javier Gurruchaga, o ‘Electra’, de Benito Pérez Galdós.

María González es una mujer soñadora, comprometida con su trabajo y, sobre todo, con las personas a las que van dirigidos sus diseños, a quienes intenta vestir de felicidad. Arte discreto en el que líneas simétricas y cortes rectos se convierten en los mejores aliados de una firma que huye del glamour para centrarse en la más exquisita sencillez. Todo, bajo un nombre propio del que bebe la esencia hecha moda. “A veces diseñas entre tempestades y es preciso mantener el rumbo y la ilusión para llegar a una isla de sol”, afirma una creadora con quien hoy nos embarcamos hacia su peculiar mundo de elegancia.

La diseñadora grancanaria, María González, comenzó en la moda en 1989, cuando decidió dejar su profesión de azafata. Así nació María Mía

La diseñadora María González, alma mater de María Mía. / Foto: Ramón Verdugo.
La diseñadora María González, alma mater de María Mía. / Foto: Ramón Verdugo.

-Lleva más de 20 años dedicada al mundo de la moda. ¿Cómo y por qué surgió esta vocación?

-De manera natural y sin llamarlo moda o diseño. Desde que era una niña me gustaba llevar la ropa que pensaba para mí, sin darle más importancia o trascendencia. De manera paralela cursé los estudios de Aviación Comercial, aquí donde me ves soy una azafata en potencia…Todo ello hasta que mujeres de mi entorno y a las que no conocía me decían que querían comprar la ropa que llevaba. A cada una de esas personas anónimas le debo mis inicios y mi trabajo como diseñadora.

-¿Dónde se formó como profesional del diseño?

-Mi primer laboratorio de investigación y formación fue mi propia casa, junto a mi madre a la que debo el respeto por cada dibujo que se parecía de forma somera a un diseño. Ella, fundamental en mi vida, tuvo la sabiduría y el instinto para, lejos de cuestionar mi faceta de creación, la estimulara, además sin aspavientos ni algarabías, de manera que vivo mi profesión con una sencillez que la aleja de excesos de glamour en los que no creo. Cuando finalicé mis estudios de Aviación Comercial profundicé, siempre de manera autodidacta, en la parte empresarial de la misma. Los años y el trabajo de campo han sido mis mejores maestros.

Las novias son uno de los fuertes de la firma María Mía. / Foto: José Tándem.
La modelo Irene Hernández  con un vestido de novia de María Mía. / Foto: José Tándem.

-Aparte de diseñadora también es estilista. ¿Son facetas que han ido a la par en su trayectoria?

-Así es. De la misma manera que diseño colecciones creo tener un sexto sentido para asesorar y sacar el mejor partido tanto de la ropa como de la persona que solicita mis servicios. Es el resultado lógico de casi 30 años atendiendo a diferentes clientes en mi estudio, con el bagaje que proporciona tratar con diferentes físicos y con el deseo y compromiso de conseguir el mejor resultado. Para simplificar podíamos hablar de la experiencia de una persona muy observadora.

-¿Recuerda su primer diseño?

-Sí, recuerdo los tres primeros y con una sonrisa de agradecimiento y sorpresa al recordar que era solo una niña y ya me gané la confianza de esas personas que han resultado cruciales en mi vida. Les recuerdo a menudo y les deseo, estén donde estén, que la vida haya sido amable con ellos. Siento mucha gratitud y cariño hacia cada uno.

Detalle de uno de los diseños de la firma grancanaria. / Foto: Macu Sosa.
Detalle de uno de los diseños de la firma grancanaria. / Foto: Macu Sosa.

-Su creatividad abarca muchos sectores, desde novias hasta pret a porter, baño, uniformes, teatro… ¿Con cuál se siente identificada?

-No siento una división entre cada uno de esos sectores. Finalmente se trata de aplicar mi sentido de la estética a cada uno de esos campos. Naturalmente, estudiando las necesidades de cada proyecto y las directrices de cada empresa o persona. En el caso del diseño para teatro lo hago codo con codo con el director de la obra, para así lograr dar al personaje todo el apoyo en su vestimenta y facilitarle su interpretación del personaje. Cuando diseño uniformidad para una empresa no solo se trata de dar la mejor imagen y coherencia de la misma, sino de facilitar el desarrollo del trabajo del empleado. Algo muy diferente a la hora de diseñar el pret a porter, la ropa de baño o las novia de María Mía Novias. Este es un trabajo más solitario y el único patrón de la nave soy yo…A veces diseñas entre tempestades y es preciso mantener el rumbo y la ilusión para llegar a una isla de sol. Todo me gusta y cada trabajo retroalimenta al otro, pues mi formación aumenta.

Líneas sencillas y elegantes definen el pret a porte de la enseña.
Líneas sencillas y elegantes definen el pret a porte de la enseña.

– ¿Cómo definiría la esencia de María Mía?

-Es una pregunta difícil de responder… Al paso de los años me pregunto si no será esa la clave, el misterio de no saber que me define, tal vez porque nada lo haga. Suelo escuchar cosas tan bonitas de mi trabajo como que la sencillez y la elegancia se funden con mi forma de ser en la vida. Creo que a la hora de enfocar el proceso creativo es preciso saber cuando parar, cuando algo es más si se realiza con menos. Sí es verdad que me gusta pensar que mi trabajo hace más felices a las personas. Desde una novia a un trabajador o un actor. Pasar por la vida aportando lo mejor de mí le da sentido a una profesión que tiene mucho de prescindible si está desprovista de compromiso social. Cada proyecto es importante, cada persona lo es más aún.

-¿Formar parte del colectivo Gran Canaria Moda Cálida ha sido un impulso a su carrera profesional?

-Sin duda. Aunque cuando nace Moda Cálida mi empresa tenía casi diez años, es indudable que los logros y la consolidación del sector tiene en su origen la razón del mismo. En este caso creo que nos retroalimentamos. Las empresas que pertenecen al programa impulsan y hacen crecer el proyecto y de esta manera se convierte en un estímulo para el nacimiento y consolidación de esas pequeñas empresas emergentes que encuentran en Moda Cálida un referente para crecer y consolidarse. Muestra de ello es la cantidad de nuevas firmas desde el nacimiento del proyecto.

Bikini con top bandana y braga culotte de la colección 2014 de María María. / Foto: Hugo Cámara.
Bikini con top bandana y braga culotte de la colección 2014 de María María. / Foto: Hugo Cámara.

-Sus diseños han desfilado en pasarelas nacionales e internacionales. ¿Ha logrado abrir mercado fuera de las Islas? 

-A lo largo de mi andadura he pasado por diferentes etapas. He pasado de vender en toda España e importantes ciudades fuera de nuestro país hasta recoger y reducir mi campo de acción, desbordada por el crecimiento de la firma. Tan importante es un buen producto como contar con un buen canal de producción y distribución de las colecciones. No obstante, llegó un momento determinado en mi vida en el que opté por conciliar mi papel de madre con el trabajo. El hecho de estar cada semana en un aeropuerto llegó a complicarlo mucho. Sé que mi elección fue la adecuada y volvería sobre mis pasos. Si es cierto que es una pena que grandes empresarios que saben mucho de cómo posicionar y rentabilizar el trabajo de los diseñadores, como es mi caso, no tomen el testigo.

La moda baño de María Mía se inspira en el mar canario.
Bañador de  la colección Primavera-Verano 2014 de María Mía. / Foto: Hugo Cámara.

-¿Quiere decir que el diseño canario adolece de apoyo empresarial?

– No podemos olvidar que la parte creativa que vive en un diseñador no convive con la misma brillantez a la hora de ser empresarios. Y en la mayoría de los casos hacemos un doblete en el que la parte empresarial resulta gestionada de manera discreta pero ni mucho menos en plenitud de resultados. Nuestras empresas están perdiendo una gran oportunidad de negocio y por tanto de tejido industrial del que nuestras islas está tan necesitado. Sin embargo, acciones como las que dan visibilidad al sector a través de Moda Cálida contribuyen a propiciar este encuentro en el que todos resultaremos beneficiados.

La diseñadora ha sido la encargada de realizar los uniformes de la compañía Binter Canarias. / Foto: Nacho González.
La firma ha realizado los uniformes de  Binter Canarias. / Foto: Nacho González.

-Los uniformes para la compañía Binter han sido otro de los sellos de María Mía. ¿En qué se inspiró para un diseño de altos vuelos?

-Como en todos los proyectos que desarrollo hay una parte de inspiración y mucha de investigación. Posibilitar que una azafata pueda desempeñar su trabajo de una forma cómoda y segura es el primero de los objetivos. Una vez conseguido, la parte estética redondea un trabajo bien hecho. En el caso de Binter Canarias fue fácil. Pensé en la cantidad de gente que quiero y que vive en otras islas pero que siento como parte de la familia que forma este archipiélago. A partir de aquí, propuse una mirada aérea que quedó reflejada en ese mapa antiguo que trazó Ignacio Aldecoa y que decora la parte frontal del suéter de las azafatas de la compañía aérea. El resto fue dar luz del sol en los suéteres y combinarlo con el azul corporativo. Te diré un secreto… Pensé en como me gustaría vestirme si hubiese desempeñado la profesión para la que me preparé. Y aprovechando esta pregunta no quisiera dejar de citar un párrafo del texto del historiador Ignacio Aldecoa: “Los escritores antiguos la llamaron Afortunadas y Beatas teniéndolas por tan sanas y abundantes de todas las cosas necesarias a la vida humana, que sin trabajo ni cuidado vivían los hombres en ella mucho tiempo”… ¿Delicioso, verdad?

El sol y el mapa de Ignacio alba inspiraron a María Mía para Binter. / Foto: Nacho González.
La modelo Susana  Mera luce  la uniformación de Binter. / Foto: Nacho González.

-Ya que ha hecho alusión a un clásico, otra de sus aficiones se centra en escribir poesía ¿No ha pensado en publicar un libro?

-Nunca supe que escribía un poema. Sin embargo, me dicen que lo que escribo a veces lo es… Me recuerda cómo empecé a hacer moda, pues ha sido la propia gente que ha leído mis textos la misma que me anima a escribir. Lo cierto es que aunque siempre encontré en la lectura una tabla de salvación, escribir ha sido más una necesidad de contar lo que a veces no me cabe dentro. Momentos de la vida en que las emociones, de todos los colores, me desbordan hace que coja un papel en blanco y me escuche contar lo que me apena, alegra o hace que me cuestione cosas. No me canso de dar gracias a la capacidad de expresar todo lo que soy capaz de sentir. De lo contrario me ahogaría. También creo que es compromiso de los que hemos hecho ‘travesías por el desierto’ contar cómo hemos logrado y logramos a diario incorporar y aligerar el sufrimiento en nuestro día a día, para así servir de referentes a los que estén desolados ante las situaciones terribles que a veces nos depara la vida. No descarto contar desde la alegría posible, algo de mi experiencia. Pero lo que más me gusta es hacer pequeños artículos de las situaciones que vivo. A veces desde la lectura de una noticia, el encuentro de una escena cotidiana o las emociones de todo tipo que nos regala o plantea la vida.

Saida Santana luce un vestido verde de ceremonia de la firma. / Foto: Moisés Déniz.
Saida Santana luce un vestido verde de ceremonia de la firma. / Foto: Moisés Déniz.

-¿En qué trabaja ahora María Mía? ¿Habrá nueva colección?

– Justo en este momento doy los últimos toques a mi colección de María Mía Novias. He hecho una pequeña retrospectiva de 25 años vistiendo para ceremonias. Lo he llamado ‘1989-2014. Un largo noviazgo’… Que espero que continúe. Esta colección la presentaré el próximo 4 de abril en la I edición de Bridal Collection que ha organizado Moda Cálida. Un desfile en el que podremos ver las cuatro línea de novia que he lanzado al mercado: ‘Cuéntame’, ‘Eterno Femenino’, ‘Hippy Way’ y ‘A mi manera’.

María González diseñó el vestuario para la obra 'El invierno bajo la mesa'.
María González diseñó el vestuario para la obra ‘El invierno bajo la mesa’.

-¿Qué otros retos futuros planean sobre María Mía?

– Los que plantee la vida. Estos son los verdaderos retos, los que no te esperas y debes sin embargo afrontar. El resto son planes, ilusiones, objetivos… Y sí, afortunadamente también de eso hay.