Casa Real Justicia NACIONAL SOCIEDAD

La Infanta respondió ante el juez con 400 «no lo sé» y 150 «no lo recuerdo» o «lo desconozco»

AGENCIAS.- La Infanta Cristina respondió al juez José Castro, en su comparecencia como imputada del pasado 8 de febrero, con unas 550 evasivas sobre su papel al frente de la sociedad de la que es copropietaria junto a su marido, Iñaki Urdangarin, tal y como consta en su declaración, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press.

Entre las imprecisiones en que incurrió, unas 400 veces dijo «no lo sé» a las preguntas que le formularon, mientras que unas 50 señaló «no lo recuerdo». El resto de evasivas las saldó con varios «no lo sabía», «no tenía conocimiento», «no me consta» y «lo desconozco».

Asimismo,  afirmó el pasado 8 de febrero ante el juez  que ella y su marido, Iñaki Urdangarín, no hablan en casa de sus negocios, al ser preguntada por la presencia de ambos, junto a sus hijos, en un balcón del Ayuntamiento de Alcalá de Henares con ocasión de la Cabalgata de Reyes de 2003. Aizoon, que ambos compartían al 50 por ciento, realizó en esos días negocios con dicho Consistorio.

Así aparece en una parte de la declaración prestada por la hija del Rey ante el juez instructor número 3 de Palma, cuya transcripción ha sido notificada este jueves a las partes, en la que se la inquiró por su presencia ese día en la localidad madrileña.

El juez preguntó a Cristina de Borbón si conocía a Rafael Guijosa, que fue jugador junto con Iñaki en el equipo de Balonmano del Barça, así como por su relación con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a lo que la Duquesa de Palma respondió negativamente.

Dijo también que no sabía si Aizoon había cobrado por algún proyecto con dicha Corporación, a lo que el juez Castro le precisó que, dado dicho desconocimiento, debía precisarle que este extremo sí se había producido.

El magistrado le mostró un correo que Guijosa le remitió a su esposo el 7 de enero de 2003, dos días después de dicha Cabalgata, en la que éste le dice que, tal y como habían quedado, le envía parte del trabajo que está realizando y en el que cree que el Duque podría colaborar. «Míralo tranquilamente y ya veremos», le decía el ex jugador según la transcripción.

Cobros

En este punto la Infanta afirmó que su marido no le había hablado de este asunto, a lo que el juez replicó señalando que, efectivamente, Aizoon obtuvo dos cobros en relación a este asunto, uno por 4.000 euros y un segundo por 7.000. Otros documentos, de la Agencia Tributaria, apuntan cobros procedentes de este Ayuntamiento por 8.132 y 11.000 euros como venta declarada.

«Cuando usted fue a Alcalá con su marido qué le dice, ‘Vamos a Alcalá para salir en un balcón en una cabalgata’?» le preguntó el juez a la Infanta, a lo que ésta contestó que la idea era «evitar ir a la cabalgata masiva y grande en Madrid». «Desplazarnos a una cabalgata un poco más pequeña y bueno, y poderla disfrutar con nuestros hijos», añadió la hija del Rey.

En este punto Castro le repreguntó si Iñaki no la había comentado en dicha ocasión algo tan «natural» como que debían ir a dicha localidad porque «de paso, mira tengo que hablar con un señor, que igual me propone un negocio interesante», a lo que la Infanta contestó negativamente. «No, porque no hablamos de nuestros negocios en casa».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario