Sin categorizar

El Generador… ¿punto y final? Por Eduardo García Rojas

La irrupción de El Generador en una de las casas de la calle del Clavel de la capital tinerfeña fue un revulsivo para la vía y para la apagada vida socio cultural de esta capital de provincias que hoy más que nunca agoniza en soledad.

No sé hasta que punto fueron responsables los integrantes del Equipo Para del milagro, pero sospecho que la recuperación como zona alternativa frente a La Noria y la cada vez más triste y sola avenida de Anaga, le debe mucho a un espacio que desde que abrió oficialmente sus puertas el 9 de enero de 2010 se ha convertido en un referente –y sin ánimo de lucro– para la sombría y no oficial vida cultural de Santa Cruz de Tenerife.

Una bonita historia que, desgraciadamente, podría tener punto y final en marzo de este año, ya que la Asociación Equipo Para ha recibido un burofax del propietario del inmueble en el que se les comunica que no habrá renovación de contrato. La razón es un defecto estructural de la casa, problemas en el techo del salón, centro motor de las actividades que acoge El Generador, y cuyo coste de reparación debería de abonar una de las partes.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los socios y usuarios de El Generador, y debería de caer como un jarro de agua fría entre los habituales de la hoy recuperada calle del Clavel, ya que no hace falta ser un genio para darse cuenta que cuando cuelgue el cartel de cerrado algo –llámalo acción cultural– habrá muerto en la capital tinerfeña. Y son ya demasiado los cadáveres que se amontonan en sus cunetas en nombre de la cultura.

Sin embargo, y si algo caracteriza al Equipo Para es su espíritu de resistencia. Basta para darse cuenta en enumerar las piedras que se le han colocado en el camino a lo largo de estos casi cinco años de insistente trayectoria. Una trayectoria en la que se ha acogido todo tipo de experiencias creativas. Un pulmón –en medio de esta ciudad enferma– en el que se puede respirar aire fresco e independencia. Una apuesta firme por lo alternativo y por la cultura.

El Equipo Para, y son ganas, busca ahora otros espacios en los que continuar con su línea de trabajo pero no es fácil encontrar uno, y con las mismas características, en el centro de la capital tinerfeña, donde los precios continúan igual de disparatados pese a la crisis…

Pero los del Equipo Para insisten porque resisten.

Estudian propuestas y colaboraciones puntuales porque no les da la gana tirar la toalla, aunque tengan toda la razón del mundo en tirarla tras haber invertido tanto en un proyecto que en marzo de este año podría terminar como un cadáver más tirado en la cuneta.

Y van…  Tantos que incluso –y que los dioses me perdonen– he perdido la cuenta.

Saludos, buenas noches y buena suerte, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario