FIRMAS Marisol Ayala

Pregunte, Presidente. Por Marisol Ayala

Ya lo saben. El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero,  ha comunicado al presidente Mariano Rajoy su decisión de convocar una consulta popular entre los canarios sobre las conveniencia o no de realizar prospecciones petrolíferas en el archipiélago. Con esa propuesta Paulino Rivero ha cogido a contrapié al PP porque como estrategia de desconcierto no es mala cosa. No lo es. Está incluso bien que el Presidente del gobierno canario se acerque a la ciudadanía, y no solo por las prospecciones, no, que se acerque para conocer si estamos encantados con unas prospecciones petrolíferas que de producir un solo vertido nos enfangaría la vida. Literal. Vivimos del turismo y no hay una sola razón, al menos así opino, para que nuestras islas corran el más mínimo riesgo. Otra cosa es que finalmente la consulta – que no parece tener el visto bueno del gobierno nacional como competente en esa materia- se lleve a cabo, que igual no ha sido más, pinta de eso tiene, que un tiro al aire de Rivero para frenar el cuestionamiento real que sufre en el seno de Coalición Canaria, acorralar por unos días al PP y sacarlo de la carretera, en un asunto de gran calado social.

Pero digo yo que si Paulino está preguntón, mil preguntas podían formularle a los canarios que seguramente le contestaríamos lo que él sabe de sobra. Educación, Sanidad, Empleo, Dependencia…Qué pregunte. ¿Quiere saber Paulino qué piensan los canarios que tienen a un dependiente en casa?, ¿quiere saber Paulino, qué piensan los canarios que tienen en casa a un anciano enfermo?, ¿quiere Paulino saber por qué cada vez es más difícil acceder a una cama hospitalaria? , ¿quiere saber Paulino por qué los canarios atestamos las urgencias médicas?, ¿por qué la atención sanitaria en las islas menores es como jugar a la ruleta rusa?, ¿quiere saber por qué la Enseñanza Pública en Canarias está en crisis?. Si quiere saberlo que pregunte. Según datos que se pueden extraer del portal de la propia Consejería de Educación, los niños canarios de 10 años tienen ya 4 puntos porcentuales más de fracaso que la media del resto de las Comunidades Autónomas, y este diferencial de fracaso llega al doble, 8 puntos, en los chicos de 14 años. Otra. La labor del profesorado canario se desarrolla en circunstancias que pueden explicar, al menos en parte, estos penosos resultados:

Uno de cada cuatro alumnos empieza la Educación Secundaria con desfase educativo; se planifica mal, o simplemente no se planifica: se toman las decisiones cuando las exigencias las hacen inevitables. Fruto de esta improvisación es la masificación que se sufre en las zonas de expansión poblacional, y las carencias curso a curso en los Programas de Cualificación Profesional Inicial. En Educación se nombran cargos de responsabilidad por afinidad política, amiguismo o parentesco, y no por la competencia para el desempeño, o, para ser más precisos, a pesar de su manifiesta incompetencia. En definitiva, se socava el crédito social del profesorado, siendo el último acto de ese desgaste aquella carta de la consejera a la opinión pública, detallando circunstancias que originó desconfianza, cuando no hostilidad y a veces, incluso, violencia. ¿Quiere preguntar de esto Paulino?, ¿Quiere preguntar por las tasas de empleo, de la incapacidad de un gobierno para atajar mínimamente el paro, reflotar los comedores sociales echarle una mano a los pobres más pobres, darle cobijo a los que en Canarias viven no ya en el umbral de la pobreza sino en la pobreza misma? ¿quiere hacerlo?

Pregunte Presidente de todo esto y tómese el mismo interés que con las prospecciones petrolíferas. No soy original formulándole las preguntas, no lo crean, pero es lo que escucho en la calle desde que hace un día el Presidente del Gobierno Canario hizo pública su consulta. Desde ese mismo momento los canarios se han manifestado en mil foros en el sentido de que esa pregunta sobre prospecciones está muy bien, vale, pero ya que nos vende el interrogatorio como una máxima en la democracia sería fantástico que Paulino extendiera su interrogatorio a otros ámbitos de la vida que vivimos para que conozca de primera mano los problemas que acucian a los canarios, a los que él y su gobierno debe amparar y, sinceramente, no lo hace.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario