FIRMAS

PERIODISMO RETROSPECTIVO. Revolución cubana en momentos de caída (I). Por Miguel Leal Cruz

Proceso con pretensiones utópicas, hoy

Desde un estudio exhaustivo a partir de los principales periódicos editados en Canarias (España), y otros, se pretende ahondar en aspectos no tan conocidos en la gestación del proceso revolucionario cubana, con sus no tan conocidos obstáculos y dificultades…, entre otras la comercialización del azúcar cubano a los EE UU que Fidel Castro logró sortear, entre otros muchos compromisos más…

Con fecha 16 marzo de 1960, el periódico canario Diario de Las Palmas (desde la capital norteamericana) publica acerca de Cuba: “el presidente norteamericano afirmó que aquellas modificaciones que se propone introducir en la legislación que regula el mercado del azúcar, no son un arma de represalia contra el Gobierno de Fidel Castro», pero añadió, que » Cuba ha tomado medidas que ponen en peligro el abastecimiento de los Estados Unidos en azúcar, por lo que les es necesario poder disponer de otros proveedores para la citada República antillana, de la que Norteamérica depende hoy casi exclusivamente en esa materia» y más adelante puntualizó que los dirigentes de las cuatro naciones sudamericanas visitadas recientemente, no han hecho objeciones a la política de los Estados Unidos para con Cuba, política que trata de hallar la solución a las dificultades y no trata de amedrentar o dominar al pueblo cubano», según noticias de la agencia Efe. Los acontecimientos contradictorios en Cuba continúan siendo tema de noticias de prensa en Islas Canarias. Noticias fechadas en Washington aparecidas en El Día, Tenerife, 19 de marzo, aseguran que en el curso de los próximos seis meses caerá el Gobierno de Fidel Castro, según declaraciones del ex agregado naval cubano en la Embajada USA, Miguel F. Pons, que dice que Fidel no es capaz de ofrecer lo prometido a sus seguidores del pueblo cubano. Pons, que había dimitido tras denunciar al régimen castrista, cree que gran parte de los cubanos están defraudados con el nuevo régimen de opresión y terror, y añadió, en rueda de prensa, «que el pueblo cubano esta ahora peor que bajo el régimen de Fulgencio Batista, y que Castro será derribado por las fuerzas del interior y por los grupos anti-Castro de los Estados Unidos… » Sin embargo, el mismo rotativo, en la misma página, nos informa de nuevos procesos en La Habana donde un tribunal revolucionario ha comenzado hoy un juicio contra cuarenta y nueve personas acusadas de haber tratado de envenenar los depósitos de agua de San Antonio de Baños, de los que se surte la principal base aérea de Cuba. Se espera que el fiscal pida penas de veinte a treinta años de prisión para los enjuiciados, acusados también de intento de asesinato al jefe del Gobierno cubano Fidel Castro, y de reclutar agentes para la compra de armas en países extranjeros. Por otra parte, añade el rotativo, en Camagüey, cincuenta y tres personas fueron detenidas ayer acusadas de haber incendiado plantaciones de caña. Soldados y policías tirotearon el miércoles por la noche a un grupo de hombres que trataban de sabotear un buque en reparación en unos astilleros de La Habana, pero todos ellos consiguieron escapar. En la política internacional, especialmente activa entre los dos grandes bloques ideológicos capitaneados por los Estados Unidos y La URSS, de cuya nefasta relación no es ajena la pequeña isla antillana, apreciamos la subida de tensión diplomática en declaraciones de advertencia que Kruschef hace al presidente Eisenhower, respecto a la proliferación de armas nucleares. Se cree que el líder soviético ha insinuado que » si se siguen suministrando estas armas por los Estados Unidos, entonces le será difícil a la Unión Soviética negarse a las peticiones de sus aliados… «, refiriéndose en concreto a Cuba. Al parecer la carta de Kruschef fue entregada al presidente norteamericano el 8 de marzo por el embajador soviético en Washington, a la que Ike se negó a referir en una rueda de prensa. «No tengo ningún comentario que hacer » había dicho, según refiere la secretaria de prensa adjunta de la Casa Blanca, Anne Uneston, que añadió: «Ustedes saben que el presidente no revela los contenidos de los mensajes cruzados entre él y los jefes de Estado o de Gobierno». La escalada entre los dos grandes países continúa en estos críticos días, agravándose al ser derribado un avión de matrícula norteamericana en territorio cubano, según informa el periódico tinerfeño En alusión a la noticia, fechada en La Habana el día anterior, que describe como las fuerzas revolucionarias cubanas, cerca de Matanzas, habían derribado el aparato norteamericano procedente de Florida, y capturados el piloto y copiloto. Se cree que trataban de facilitar la fuga a varios cubanos considerados «criminales de guerra» por el Gobierno revolucionario, entre los que se hallaba un ex jefe de policía y un oficial que perteneció al ejército de Batista, y que habían sido capturados en las proximidades del lugar donde cayó el aparato, en el que esperaban para ser embarcados según lo acordado. Con fecha 23 siguiente, sin embargo, el mismo rotativo nos anuncia, en noticia fechada en Nueva York el día 22, el regreso a Cuba del Embajador norteamericano, Sr. Bonsal, que dijo estar muy satisfecho de volver a La Habana, si bien aclaró que su presencia no debe ser considerada como una medida de apaciguamiento en las relaciones cubano norteamericanas. Se trata simplemente de continuar las negociaciones con el Gobierno cubano en torno a los problemas planteados. Respecto a las relaciones futuras entre ambos países, Philip W. Bonsal dijo que todo depende «del sentido de responsabilidad de muchas personas. Por nuestra parte estamos dispuestos a prestar la máxima contribución a ello y estoy seguro que mi Gobierno piensa de la misma manera. Por otra parte mis relaciones con Cuba fueron siempre buenas y espero que continúen siéndolo  Sin embargo, en el mismo rotativo recogido de un editorial del periódico peruano La Prensa, se lee, bajo el titular «Sierra Maestra queda atrás» y que » no hay que sorprenderse por el número cada vez mayor de desengañados de la revolución encabezada por Fidel Castro». Añade a continuación: «quienes lucharon contra Batista no lo hicieron por las barbas de Fidel ni por los rojos de Raúl; lo hicieron por un ideal de libertad, dignidad y democracia». En el mismo editorial se comentan las declaraciones en tal sentido formuladas en Lima a los periodistas, por dos jóvenes cubanos, Artime Besa y Carlos Hernández, que lucharon en Sierra Maestra y que ahora forman parte del Movimiento de Recuperación Revolucionaria, frontalmente enfrentado a la política que sigue Fidel Castro en Cuba. Termina el citado editorial indicando que » la opinión iberoamericana está perfectamente advertida ahora de lo que hay detrás de la propaganda fidelista y de la propaganda de los comunistas y sus compañeros de viaje hacen a favor de Castro. No es buena mercancía para un pueblo libre… «. Esto corrobora los indicios de opinión de alguna prensa europea occidental al indicar que la dirección que toma la revolución castrista puede servir de antídoto a los países del centro y de sur de América”.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario