FIRMAS

Claves de la Tercera oleada del EGM de 2013 (IV). Por Gorka Zumeta

En las tardes, RNE saca pecho ante la competencia

 

 

OLA 2013
Diferencias    3ª 2013 – 2ª 2013   Absolutos
HORARIOS
SER
COPE
RNE
O Cero
SER
COPE
RNE
O Cero
15-16
489
102
116
191
46
-6
1
-3
16-17
419
111
118
310
50
20
49
-73
17-18
475
116
125
298
45
6
63
-107
18-19
393
115
122
286
-6 
-29
70
-49
19-20
396
130
71
198
-9
7
13
21
Datos oficiales del EGM, 3ª ola 2013
Con fondo gris los tramos que no pertenecen a los programas de tarde

RNE. Comienzo mi análisis de los números del EGM por la emisora pública. Y lo hago porque su aumento hasta 245.000 oyentes (con un aumento de 117.000 oyentes sobre la cota de Yolanda Flores) supone el hecho más destacado de RNE , desde el punto de vista de la audiencia, en la encuesta de la AIMC. Ciudadano García (José Antonio García) puede considerarse satisfecho con el resultado, en esta primera oleada de su horario vespertino (antes, en la temporada 2011-2012, se emitió de 15:00 a 16:00 horas). Sin quitarle ningún mérito, lo cierto es que “Esto me suena” partía de una posición tan baja que a nada que mejorara un poco sus contenidos obtendría unas buenas cifras, como así ha sido. Por si fuera poco, el programa ha sumado una hora más (de 15:00 a 16:00 horas, suprimiendo“Los Clásicos”, un espacio que recuperó para esta hora de la sobremesa la divulgación de la música clásica, en el mismo año en que, por desgracia, ha muerto Fernando Argenta, uno de sus grandes propulsores desde los míticos “Clásicos Populares”) lo que ha aumentado la suma en cifras absolutas. Dicho esto,  personalmente yo he sido de los que más ha defendido, con algunas reservas, es cierto, este programa en este blog.

Ciudadano García y David Sierra, su segundo en "Esto me Suena" (RNE)

Un programa divertido y algo irreverente

Sin duda me parece un acierto, en fondo y forma. José Antonio García, y su equipo, participan de esa radio irreverente, políticamente incorrecta en algunos de sus tramos, valiente en todo caso y casi siempre al borde del precipicio en otros momentos (es lo que tiene arriesgarse…) que, con otra impronta y en otro tiempo, defendió en esa misma casa Manolo Ferreras, pesadilla de varios directores generales del, entonces, ente público. García se permite numerosas licencias, casi todas simpáticas, no siempre oportunas, como contarlo absolutamente todo (incluso la trastienda del programa y los enfrentamientos internos del equipo) o meterse con los jefes (tildando al jefe de programas, Ignacio Elguero, poco menos que de guaperas…). “Esto me suena” está recuperando, poco a poco, a los oyentes de “Asuntos Propios” de Toni Garrido, aunque la personalidad de ambos directores sea muy diferente.
La única pregunta que me hago es si realmente la audiencia de RNE va a responder apoyando este programa de manera tan decidida a como lo hizo con Toni. ¿Por qué lo digo? Porque entiendo que los oyentes de la cadena pública son de los más avejentados de la radio española y dudo en torno a si el programa de José Antonio García encaja o no con la mayor parte de su target. Confío en que García y los suyos construyan una estrategia de contenidos lo suficientemente flexible, e inteligente, como para lograrlo. Condiciones no les falta, pero han de ser muy conscientes de quiénes les escuchan. No estaría de más que solicitaran un estudio de perfiles del EGM para tener aún más claro el público al que se dirigen y puedan ajustar, o combinar, mejor sus contenidos. El equipo de García es demasiado joven y él es el único que contrasta con algunos comentarios que se retrotraen más en el tiempo y empatizan mejor con los oyentes más antiguos de la casa. En cualquier caso, sí he detectado asuntos cómplices con este target, que me parece constituyen una inteligente estrategia.
Los datos tampoco acompañan a Francino desde
que abrió su "Ventana" en las tardes de la SER.

Vaya por delante también el dato de que si no hubiera aumentado audiencia el programa de Ciudadano García, RNE hubiera sobrepasado las pérdidas en más de cien mil oyentes. O sea, dicho de otra manera, gracias a “Esto me suena” la cadena pública ha perdido menos oyentes.

Cadena SER: no siempre la audiencia apoya un buen programa
 
SER. El comportamiento de “La Ventana” de Carles Francino en la SER, pese a ganar oyentes en algunos de sus tramos, es negativo, y vuelve a perder en cifras absolutas, con respecto a su propia marca de la anterior oleada. El catalán se deja 47.000 oyentes, debido principalmente a sus horas finales de programa. La anterior encuesta de la AIMC propició que Julia Otero, desde Onda Cero,  se acercara peligrosamente, sobre todo, al tramo de 16:00 a 17:00 horas. También comenté en este mismo blog en su día que a Francino le sientan bien las tardes y que el programa que ha conseguido está a la altura de lo que podía esperarse de él (desde el punto de vista de la calidad de los contenidos ofrecidos). Pero la audiencia parece negarle su apoyo. En dos oleadas lleva acumuladas pérdidas de 216.000 oyentes. Las tardes de la SER llegaron a alcanzar más de un millón de oyentes, al sumar el tramo local-regional de 19:00 a 20:00 horas. Pese a ello, la evolución ha conducido a una evidente pérdida de oyentes. En el camino, la competencia también ha reaccionado…

Radio 9 se despidió con 77.000 oyentes

 
Son datos reflejados en la última ola del año del EGM, la tercera, de la que todavía participó Radio 9, de la RTVV, antes de ser cerrada in extremis por las autoridades autonómicas. Como ella, el resto de radios públicas promovidas por los gobiernos regionales, recibieron sus datos, con resultados desiguales, como la radio privada. Algunas de estas emisoras hacen sombra a grandes cadenas de radio en sus territorios de influencia, como Catalunya Radio, que ha obtenido 645.000 oyentes, y ha sumado 65.000 más (un 11,2%); Canal Sur Radio, que atrae a 382.000 oyentes, aunque ha perdido 9.000 (un 2,3%); el Grupo Radio Euskadi, que ha logrado atraer a 236.000 oyentes, aunque ha perdido en esta oleada 86.000 oyentes y la Radio Galega, que siguen 180.000 personas, dos mil más que en anterior estudio. El resto ocupan posiciones mucho más discretas y algunas ni siquiera figuran en el ránking (como Onda Madrid). Por citarlas, Radio Castilla-La Mancha, 58.000 oyentes; Aragón Radio, 50.000 y Canarias Radio, 34.000 oyentes.
Ramón García maniatado
 
COPE. Ramón García sigue en tercera posición de los magacines vespertinos de la radio española, a pesar del considerable aumento de las tardes de RNE. Perder 5.000 oyentes es, prácticamente, mantenerse (esa cifra puede resultar de la tabulación de una sola encuesta). Su marca actual está en 269.000 oyentes. Pero, al igual que las mañanas, las tardes de la Cope no levantan cabeza, ni amenazan de ninguna manera al reinado de la SER o siquiera al principado de Onda Cero. El bilbaíno sigue maniatado por la dirección de la cadena de los obispos en sus contenidos, lo que, en su caso, considero negativo. Ramontxu hace el papel que le toca, siguiendo el guión marcado por la dirección de la tarde, que no está en sus manos, a lo que debe sumar el marcaje de la consultora que analiza al minuto el presunto comportamiento de la audiencia. Ramón García, antes de pegar el portazo, abandonó Punto Radio con la mejor marca de la cadena, lograda en el fin de semana. Tal vez la estrategia deba ser dejar a Ramontxu ser Ramontxu, con sus virtudes y sus defectos y analizar resultados. Pero no sé si Cope está preparada para un giro de estas proporciones en su propuesta para las tardes.
Este Ramontxu no es el de siempre...

Julia Otero, la más perjudicada por el resurgir de RNE

 
ONDA CERO. Julia Otero, como su compañero de filas Carlos Herrera, ha salido la peor parada de este EGM. Las copas de cava de la celebración de la ola anterior se han tornado en gestos cabizbajos y sorprendidos. De subir en la 2ª ola de la encuesta de la AIMC 59.000 oyentes, la gallega ha perdido ahora 143.000. Su actual marca se queda en 483.000 oyentes, muy lejos de los 626.000 que provocaron una feliz sonrisa en todo el equipo, y en sus directivos. Los argumentos que empleaba con Carlos Herrera siguen siendo en parte válidos para Julia. No me creo ni la subida anterior ni este retroceso. Habrá que esperar a la siguiente oleada para que aclare las cifras. Es cierto que “Julia en la Onda” no ha cambiado tanto, en sus contenidos, de una ola a otra, pero también es cierto que en el anterior escenario radiofónico vespertino había un jugador (RNE) que no ejercía tanta influencia.
Julia Otero


De las tardes, la única que puede enarbolar la bandera del crecimiento de audiencia es RNE, lo que hace tan solo unos meses era impensable. El resto de competidores han perdido posiciones. ¿Qué ha ocurrido? Creo que está claro que José Antonio García ha robado oyentes a Onda Cero, sobre todo, y a la SER, en menor medida. La propuesta de “Esto me suena” ha logrado atraer, por su planteamiento lúdico, a parte de los oyentes de Julia Otero y a los de Carles Francino. De hecho varios oyentes de “Esto me suena” han reconocido en directo, vía telefónica, que han traicionado a la gallega por García. Habrá que ver la evolución del EGM y por dónde decide la audiencia decantarse. Está en su derecho. Y, como me decía Ramón Gabilondo, “no hay mejor estímulo para mejorar que tener una buena competencia”.
Continúa…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario