FIRMAS

Síntomas para la recuperación. Por José Manuel Bermúdez Esparza

El comienzo del nuevo año en nuestra capital ha venido acompañado de noticias que invitan a mirar el futuro con esperanza. Se trata de hechos que guardan relación con un panorama económico distinto, en sintonía con el deseo común de hallar la salida de la crisis. Lo mismo que el último trimestre de 2013 confirmó en el municipio la tendencia hacia la generación de empleo, los datos que acabamos de conocer, respecto al comportamiento del comercio y turismo, alimentan la confianza en lo que está por llegar. Es evidente que hablamos todavía de síntomas pero resulta revelador en cuanto a la apuesta decidida del Ayuntamiento por la dinamización de la ciudad, muy vinculada al auge de ambos subsectores.

La campaña del comercio en Navidad y Reyes se ha cerrado con los mejores datos de los últimos cinco años. Con un incremento de la actividad en torno al 9 por ciento, no hay que olvidar que el volumen de ventas en estas fechas representa para el pequeño y mediano empresario más de la mitad de su facturación anual. El ambiente apreciado durante las últimas semanas, tanto en el centro como en muchos barrios, concuerda con esos datos y confirma la revitalización de la ciudad. Es mucha la gente que me para por la calle y me dice que se nota el cambio, con un Santa Cruz más vivo y dinámico, con más cosas para ver, hacer y disfrutar. De ahí el reto de consolidar toda esa actividad, junto con la iniciativa privada.

Sucede algo parecido con el turismo: Nuestros hoteles han disfrutado durante las recientes Navidades de una situación desconocida en años. Si la ocupación por estas fechas solía estar en torno al 58 por ciento, en las últimas semanas lograron una media del 81 por ciento, incluso con días de lleno total en diferentes establecimientos. Lo mejor del caso es que este buen síntoma resulta perceptible desde el inicio de la temporada alta vacacional, en noviembre, tanto en lo referido al visitante convencional (directo o mediante operador turístico) como al de cruceros, lo que supone una buena noticia en cuanto al turismo de ocio. El trabajo que venimos haciendo con el Cabildo y Ashotel, en torno a Santa Cruz como destino de congresos, seguro que fortalecerá ese impulso.

Reflejo de todo ello es otro dato dado a conocer recientemente, acerca del gasto realizado en la ciudad por los turistas que nos visitan, que en 2013 alcanzó los 185 millones de euros. Con una subida del 12,8 por ciento respecto al año anterior, se trata del cuarto incremento consecutivo apreciado desde 2010 y confirma las enormes posibilidades que nos brinda esta actividad económica. Por eso venimos insistiendo, desde que llegamos al Ayuntamiento, sobre el propósito de que Santa Cruz debe ser la capital turística de una isla eminentemente turística. Y por esto mismo trabajamos en distintos frentes para ser más «atractivos», con una oferta diferenciada y de alto valor añadido en comercio, cultura, naturaleza, ocio y restauración.

La confirmación de todos estos síntomas habrá de confluir en una recuperación certera de la actividad económica, que propicie la generación de puestos de trabajo. Justifica ese fin nuestra apuesta por la dinamización, igual que por la inversión pública en el conjunto del municipio. Disponemos para ello, dentro del presupuesto de este año, con un montante de 8,3 millones de euros, cuando en 2011 apenas teníamos un millón para el mismo cometido. Si a esto le sumamos los 4,5 millones de euros que dedicará el Cabildo de Tenerife a obras en la capital, en lo que se refiere a otras administraciones, podríamos estar hablando de la creación de 800 empleos, en este caso asociados a un sector como el de la construcción.

De cualquier modo, todos estos síntomas demuestran que estamos en el buen camino. La campaña de Navidad es la guinda de nuestra política de dinamización.

 

José Manuel Bermúdez Esparza

Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario