Sin categorizar

La Asociación Kairós atendió a un 14 por ciento más de tinerfeños sin recursos que en 2012

Elblogoferoz.- La Asociación Kairós atendió durante el año 2013 a un total de 15.455 personas, un 13,99 por ciento más que en 2012, cuya cifra fue de 13.558. Esto supone un aumento de 1.897 personas respecto al mismo período del año anterior.

El perfil de las personas a las que atendió la Asociación en 2013 es el de una familia compuesta por cuatro miembros, con adultos con edades comprendidas entre los 30 y 60 años y, en la mayoría de casos, con un menor a su cargo. Más del 31 por ciento de personas que recibieron alimentos son menores de 14 años. El 82 por ciento de las personas atendidas son de origen español y el 18% son inmigrantes.

La donación de alimentos también aumentó respecto al año anterior, tanto por las aportaciones del Banco de Alimentos de Tenerife, con un incremento del 59,58%, como de particulares, con un aumento del 8,41%. A pesar de este aumento en las donaciones, durante los meses de mayo a octubre, y en diciembre no se pudo atender a nuevas familias por falta de alimentos.

Las personas a las que atiende Kairós son derivadas por los y las trabajadoras sociales. El informe de estos profesionales, garantiza que las personas que reciben alimentos los necesitan realmente. Estas personas formaron parte de la clase media en la primera década de este siglo, pero en la actualidad se encuentran inmersas en ese grupo que está en el umbral de la pobreza, es decir, personas que
tienen dificultades para pagar servicios básicos como la luz, el agua, la vivienda, ropa y comida.

Ayuda no material

Además del reparto de alimentos, el voluntariado de la Asociación Kairós trabaja, al mismo tiempo, para dar el calor humano que toda persona necesita y merece, con la finalidad de que puedan recuperar la esperanza y la ilusión perdida. En este sentido, su presidente, Benjamín Barba, asegura que “la pérdida de esperanza en muchas personas por encontrar un trabajo digno que les pueda ayudar a salir de la situación de empobrecimiento en la que se encuentra. La falta de ilusión para luchar por cuestiones importantes en la vida, tras la pérdida de vivienda y otras cosas que ellos consideran importantes. Es el nuevo rostro de las personas que están en el umbral de la pobreza, con un riesgo muy considerable de caer en la marginalidad, al ver que sus necesidades básicas no son cubiertas”.

Así mismo, el compromiso de la Asociación Kairós para 2014 es seguir trabajando para ayudar a los más desfavorecidos de la sociedad tinerfeña, entregando alimentos según sus posibilidades y bajo la premisa de máxima transparencia en la labor que realizan. Así mismo, los voluntarios y voluntarias de Kairós seguirán trabajando para cambiar el rostro de la desesperanza y la desilusión por el de una nueva humanidad.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario