FIRMAS

Claves de la Tercera oleada del EGM de 2013 (II). Por Gorka Zumeta

2012-2013: una mala temporada para la SER, Onda Cero y RNE y buena para la Cope

 

Continúa…

Vamos a ir haciendo el recorrido de los grandes números a los pequeños, siempre teniendo en cuenta la idea, que no me cansaré nunca de repetir, de que, al hablar del Estudio General de Medios (EGM) hay que relativizar siempre, y tener en cuenta el margen de error, que lo tiene, y es más evidente, por ejemplo, en los fines de semana, en los que se realizan menor número de encuestas. Pero ya llegaremos.
Dato incuestionable: la SER sigue siendo líder, y su
margen de maniobra sobre la competencia es enorme.
Este primero es el cuadro de tendencias del último año de radio en España, por grandes cadenas generalistas:
2ª / 12
3ª /12
1ª / 13
2ª / 13
3ª /13
SER
4.652
4.914
4.829
4,785
4.564
Onda Cero
2.538
2.615
2.612
2.722
2.460
Cope
1.667
1.704
1.969
1.773
1.845
RNE
1.943
1.494
1.267
1.332
1.235
EsRadio
187
146
377
335
Datos oficiales EGM, 3ª ola 2013 / EsRadio se incorporó al EGM en la 3ª ola de 2012
 
De entrada, llama la atención la progresiva tendencia a la baja de la SER que, a pesar de todo, sigue manteniendo grandes distancias frente a sus competidores, lo que le permite avanzar sin grandes amenazas, al menos en el corto plazo. También me sorprende la evolución de Onda Cero en este cuadro, especialmente las dos últimas oleadas, con resultados muy dispares, lo que me lleva a pensar, en una primera aproximación, que ni el anterior EGM estaba ajustado, por excesivo, ni el último es tan malo como se refleja en la encuesta de la AIMC. La Cope lleva una evolución más ajustada en su recorrido, con un hito en la primera ola de este año importante. En realidad solo ha incrementado su parroquia en 72.000 oyentes más, lo que tampoco resulta tan decisivo, aunque ciertamente se trata de un aumento. Y RNE, la antigua Radio 1, sigue acusando la desorientación de sus oyentes a los que, en tan solo tres temporadas, han cambiado su programación otras tantas veces. Por último, destaca la evolución, claramente ascendente, de EsRadio, la emisora de Federico Jiménez Losantos, aunque en cifras absolutas sus fuerzas no suponen amenaza para las grandes cadenas que, probablemente, les miran con displicencia.
Ésta ha sido sin duda la oleada más favorable
 a la Cope y la que ha alimentado su autoestima.


Comparando Temporadas

 
En números absolutos, y comparando la 3ª oleada de este año con el mismo período del año pasado (o sea, la temporada completa), solo hay dos cadenas que crecen: la Cope, que ha sumado 141.000 oyentes y ha crecido un 8,3 por ciento y EsRadio, que ha crecido 148.000 oyentes, casi un 80 por ciento de crecimiento (sin olvidar que partía de 0 oyentes en la 1ª oleada de 2012). El resto presenta números rojos, lo que nos lleva a pensar que no ha sido, este 2013, un buen año para ellos. La SER se ha dejado la nada despreciable cifra de 350.000 oyentes o, lo que es lo mismo, una pérdida del 7,1 por ciento de la tarta; Onda Cero ha perdido 155.000, que para ellos supone un 5,9 por ciento de pérdida de posición en el mercado de la audiencia y RNE, que no levanta cabeza, y cierra el año con 259.000 oyentes menos, y 17,3 por ciento de pérdidas.

¿Grandes cambios en el horizonte?

 
La Cope ya ha redistribuido las frecuencias de la desaparecida ABC Punto Radio en su renovado cuadro geográfico, prestando mucha atención, como era fácil suponer, a la generalista, y a las nuevas apuestas del grupo radiofónico de los obispos: Cadena 100, la locomotora de Rock FM y la incipiente Megastar FM, que ha llegado al EGM con buen pie. No es nada exagerado pensar que, con esta nueva infraestructura de postes, y si se van confirmando las tendencias, las curvas de Cope y Onda Cero puedan encontrarse en algún momento, pero sería gracias al deporte (no hay otras líneas de crecimiento tan claras como éstas), y al otrora equipo de la SER, comandado por Paco González. ¡Las vueltas que da la vida!
Los hábitos de los oyentes de radio españoles no han cambiado. Se mantienen prácticamente inalterables como, por otra parte, era lógico esperar. Las 8 de la mañana es el prime time de la radio española, y ahí se la juegan las grandes cadenas y donde se han producido pérdidas más que destacadas sobre todo en Onda Cero, como luego veremos.

Las 3 de la tarde y las 10 de la noche son los picos más bajos de audiencia, que compiten, de forma directa, con el prime time de la televisión. A partir de las 12:00 de la noche se recupera la tarta de oyentes, hasta la 1 de la madrugada, en que se inicia el descenso, un horario, éste último, que sigue asombrando en el resto de Europa, donde siguen asociándolo con la presumida baja productividad de los españoles. Puede que nuestros vecinos tengan algo más que razón…

Descendiendo al pequeño detalle
 
Los tramos por horas en esta tercera ola del EGM del 2013 resultan demoledores en algunos casos. Veamos este cuadro referido a la mañana en las grandes cadenas:
OLA 2013
Diferencias    3ª 2013 – 2ª 2013   Absolutos
HORARIOS
SER
COPE
RNE
O Cero
SER
COPE
RNE
O Cero
6-7
488
150
127
235
72
-3
33
-56
7-8
1.202
379
287
671
27
61
2
-98
8-9
1.355
481
394
934
-52
47
-7
-139
9-10
1.258
452
364
828
50
50
-22
-183
10-11
981
361
263
834
-78
-73
-89
-132
11-12
814
312
181
687
-89
-13
-89
-134
12-13
703
206
158
452
-26
22
-65
-186
ONDA CERO.: Las cifras de la mañana, reflejadas por el EGM, resultan muy llamativas. Vayamos por partes. En primer lugar, quien más pierde es Carlos Herrera, en todos los tramos. Insisto en la opinión que mantenía en el anterior post: a la vista de los resultados de esta oleada, no me creo ni la subida de la ola anterior ni las espectaculares pérdidas de éste. Es cierto que el informativo más personal de todos los de la mañana radiofónica española es el de “Herrera en la Onda” y que, inevitablemente, provoca filias y fobias. Su adscripción ideológica hacia el centro derecha y la orientación de su tertulia reúne adeptos, pero también detractores. No he notado cambios sustanciales en los contenidos entre el final de temporada y el comienzo de ésta, por lo que mantengo mis reservas sobre los datos y permanezco a la expectativa de la siguiente encuesta en la que, espero (así suele ser) que los resultados se corrijan.
En todo caso, “Herrera en la Onda” acumula en esta oleada 1.888.000 oyentes, frente a los 2.106.000 que obtuvo en el anterior EGM, lo que le ha hecho perder la nada despreciable cifra de 218.000.

Las críticas de Herrera al EGM

 
Carlos Herrera ha vuelto a criticar la metodología y los resultados de Estudio General de Medios (EGM). No es nueva su postura respecto al único estudio cuyos resultados toman en cuenta tanto radiodifusores como anunciantes y agencias de publicidad. Como he comentado aquí, siempre que ha surgido el tema, el EGM es el “menos malo” de los sistemas de medición de audiencias que existen, al no existir un panel de audímetros como existen en el caso de la TV (¡y menos mal!). Sin embargo, he tenido la oportunidad de conocer de cerca las tripas del estudio y he comprobado la profesionalidad de quienes lo elaboran, tanto encuestadores como tabuladores y aun reconociendo sus evidentes imperfecciones y márgenes de error, he de decir que, en general, yo creo en el EGM. Si Carlos Herrera mantiene sus reservas sobre el procedimiento de obtención de los datos, que califica, sin ambages, de manipulados (y sus razones tendrá, no lo dudo) debería, junto con su casa –Onda Cero– cliente de la AIMC, como lo es la Cope, o la SER o RNE, denunciarlo en el seno de la AIMC y buscar mejoras. Resulta cuando menos llamativo que se denuncie un estudio financiado por tu propia cadena. Si no se cree en él, denúnciese y búsquense alternativas.

 

Continúa…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario