Sin categorizar

Un año de cine en Canarias. Por Eduardo García Rojas

Falta apenas una semana para despedir 2013, así que es hora de hacer balance de lo que ha sido el cine, y lo audiovisual, en esta región abandonada de la mano de los dioses. Somos conscientes que nos dejamos muchos títulos en el tintero pero esperamos que los trabajos que reseñamos a continuación ofrezcan una idea del pulso que todavía late en el audiovisual que se hace en las islas. También en la importancia que, como lugar de rodaje, está adquiriendo el archipiélago para producciones nacionales y extranjeras.

PASANDO REVISTA

Como en ediciones pasadas –si no nos equivocamos es la tercera ocasión en la que repasamos en un post lo que ha sido este año cinematográficamente hablando– queremos iniciarlo recordando a quienes nos dejaron. Entre otros, Diego García Soto, quien desde los micrófonos de Radio Nacional de España en Tenerife informó puntualmente y siempre con rigor sobre bandas sonoras. También al actor José Sancho y al maestro de efectos especial Harry Harryhausen así como a al productor Elías Querejeta.

El primero porque su última película, El clan (Jaime Falero, 2013) se rodó en Tenerife. El segundo porque algunas de sus criaturas legendarias aparecieron en películas que se rodaron en las islas como Hace un millón de años (Don Chafey, 1966) aunque muchos la recordemos más por Raquel Welch en biquini que por esas criaturas antediluvianas en inquietante movimiento por la técnica del stop motion. Y en cuanto al tercero, Elías Querejeta, porque mientras hacía historia en el cine español como productor, Javier Fernández Caldas se curtió en esto del cine trabajando a sus órdenes.

En cuanto a hechos noticiosos este año que se nos va quedará registrado en la memoria de los que nos resistimos a perderla como el último –hasta nuevo aviso– en que el Gobierno canario repartió dinero para eso que llaman cine canario pero también porque significó la sustitución de Patricia González Cámpora al frente de la responsabilidad del Plan Canario Audiovisual, puesto que ahora ocupa Natacha Mora Yanes.

El Gobierno de Canarias eliminó este año tres viceconsejerías, una de ellas Cultura y Deportes. Esto significó la destitución de Alberto Delgado al frente de Cultura y que el área sea ahora Dirección General de Cultura con Xérach Gutiérrez Ortega a la cabeza.

En cuanto a noticias tristes, el año termina con la defunción de los Multicines Renoir Price en la capital tiñerfeña aunque se recupera –milagro, milagro– el Cine Víctor, hoy por hoy una de las pocas salas de pantalla única que funcionan en este país que se nos ha perdido para siempre.

LARGOMETRAJES

En cuanto a películas con acento canario podemos afirmar que este año ha sido el año de los estrenos de largometrajes con acento, precisamente, canario.

Las razones son variadas para explicar este insólito fenómeno. Ya que casi se han estrenado más largos que cortometrajes con acento canario.

Sin seguir un orden cronológico, vimos:

La senda, una película de Miguel Ángel Toledo, autor del guión junto a Juan Carlos Fresnadillo, y una inquietante cinta de colores fantásticos; La última isla, largometraje de Dácil Pérez de Guzmán rodado en la isla de El Hierro y en el que se mezcla fantasía y realidad; y Slimane, de José Ángel Alayón.

Asistimos al estreno de Hiroku, los defensores de Gaia, de Manuel González Mauricio y Saúl Barreto, el primer largometraje canario de animación 3D y nos sorprendieron las pequeñas pero auténticas La nada cotidiana, de Fátima Luzardo, y Muchachos, de Raúl Jiménez, un atractivo relato que sabe a cine social.

La última en llegar a las pantallas fue Project 12: The Bunker, de Jaime Falero. Se trata de una película independiente de acción y que está producida por el también actor Joaquín Sánchez.

Como apunte necesario, destacar también la versión con más escenas de La isla del infierno (Javier Fernández Caldas, 1998) y las presentaciones de los documentales Personas (Guillermo Ríos) y en riguroso estreno on line de Gonsalvus, un canario en la  Kunstkammer (Enrique Carrasco).

Otros documentales fueron: Pilar Rey, pasión por el teatro (María Jesús Alvarado); Los caminos de Aissa (Rolando Díaz) y Los hijos de la memoria (David Baute).

Quedan sin estrenar y pendiente de un hilo los largometrajes Las cartas de Málex, de Carlos Reyes Lima, y el filme independiente El clan, de Jaime Falero.

La Filmoteca Canaria rindió homenaje a Pepe Dámaso con motivo de su ochenta aniversario con la proyección de las películas La umbría (1976) y Réquiem para un absurdo (1979).

CORTOMETRAJES

No ha sido el 2013 un año fértil para los que nos habíamos acostumbrado a contemplar  cortometrajes rodados y con acento de aquí.

Se selecciona –¿por última vez?– para el catálogo Canarias en corto 2012/2013: Malpaís, de Samuel Martín (El Viaje Films); A lo oscuro más seguro, de David Pantaleón (Los De Lito Films); La máquina de los rusos, de Octavio Guerra (Calibrando Producciones); Souvenir, de Gerardo Carreras (Muak Canarias); Modou Modou, de Virginia Manchado (Dunes Films); La producción, de Nuria Machado (Nuria Machado); y Democracia Real, de Chedey Reyes (Machango Studio).

Y no faltaron a la cita cortometrajes de cine leve:  Rondó, de Joseph Vilageliú; Ruido y Mirando hacia atrás, de Daniel León Lacave y Silvia, de Adrián Gómez Barreto.

Se presenta  Héroes (José J. Ramallo y Vasni Ramos) y Verdad & Consecuencia (Vasni Ramos). Y producidos por Luis Adern: Plástico reciclable, de Pablo R. Montenegro, y El viaje, de Beatriz Fariña.

Y TEA Tenerife Espacio de las Artes –que junto al Aguere Espacio Cultural, en Tenerife, y los Monopol en la capital grancanaria, se puede ver los se cocina cinematográficamente en las islas– los primeros capítulos de la web serie Extinción.

En cuanto a mediometrajes se exhibieron Anoréxica Ana (Pablo Martín), Vulnerables (Iván López) y Antilla. Navigatio Sancti Brandini (Jorge Lozano Van de Walle), un episodio piloto de serie de televisión

Por otro lado, un periódico de las islas distribuye Ansite (Armando Ravelo).

CANARIAS COMO PLATÓ DE RODAJE

Entre otras películas y acogiéndose a las ventajas fiscales se han rodado aprovechando los paisajes de las islas In the Heart of the Sea (Ron Howard) y Exodus (Ridley Scott). Asistimos además al estreno de Fast on Furious 6 (Justin Lin), algunas de cuyas escenas se filmaron en distintas localizaciones del archipiélago.

Conocimos a Adrián Guerra (Las Palmas de Gran Canaria, 1984) productor de, entre otras películas, Buried y Grand piano. Y, sin lugar a dudas, 2013 fue el año del diseñador de vestuario nacido en Lanzarote Paco Delgado, que recibe el Premio Europeo del Cine al mejor vestuario por Blancanieves y el Goya en la misma categoría y por la misma película, aunque se queda sin Oscar por su trabajo en Los miserables, estatuilla que sí obtiene Jacqueline Durran por Anna Karenina.

RESISTEN

Mientras, sobreviven festivales como MiradasDoc, Fimucité, y dentro de Fimucité Fimucinemá, cuya primera edición se celebró este año. Año en el que tuvo lugar la primera edición de Tenerife Shorts y el Festival Santa Cruz y Red. Continúan pese a las adversidades –la crisis– Animayo, el Festival de Cortos de La Orotava; LPAFilm Canarias y CineEsCena, en La Laguna.

Cabe destacar que este año la Muestra Internacional de Cortometrajes de la Universidad de La Laguna (MIDEC) celebró su décimo aniversario.

Por último, no quisiéramos olvidar en el apartado literario dos volúmenes sobre cine escritos por el especialista Jorge Fonte. Un trabajo ampliado de su estudio sobre la vida y obra de Woody Allen, así como un examen a la filmografía y producción de John Lasseter, volúmenes que el aficionado puede encontrar en Ediciones Cátedra.

Saludos, la esperanza me mantiene, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario