Sin categorizar

Ex senadores y ex diputados piden suprimir el aforamiento de los políticos

AGENCIAS.-La Asociación de ex diputados y ex senadores de las Cortes Generales, de la que forman parte muchos parlamentarios de distinto signo político que participaron en la Transición, ha aprobado sus propias recetas para atajar la creciente desafección ciudadana hacia los políticos y, entre otras cosas, propone suprimir el aforamiento de los cargos públicos, un mayor control de su patrimonio, aumentar la democracia interna de los partidos y endurecer las penas por delitos relacionados con la financiación irregular.

La eliminación del aforamiento del que disfrutan los diputados, senadores y parlamentarios autonómicos, aparece en los dos textos aprobados por la asociación en su última Asamblea General, a los que ha tenido acceso Europa Press.

En su análisis sobre las causas que han motivado el alejamiento entre representantes y representados, los exparlamentarios se muestran muy duros con quienes les han sucedido en los escaños. Les acusan, entre otras cosas, de «reaccionar tarde a los problemas», y ponen como ejemplo el tema de los desahucios, de querer servir a sus «jefes» más que a los ciudadanos, y de sucumbir ante poderes económicos, religiosos o mediáticos.

Desde su punto de vista, los partidos deberían «dar cauce» a las «ideas renovadoras» que defienden los movimientos ciudadanos surgidos al calor de la crisis y «no ahogarlas» haciendo meros «cambios cosméticos». Están convencidos de que la solución a esta visión negativa que los ciudadanos tienen de los partidos pasa por su democratización interna.

En este contexto, abogan por las primarias abiertas dentro de las organizaciones políticas, la limitación de mandatos, la aplicación de principios de transparencia reales y no como «reclamo verbal» –publicitando, por ejemplo, el sueldo de los dirigentes– y una «nueva Ley de partidos y de su financiación».

En el plano parlamentario, plantean reformar el Senado, un sistema electoral que propicie una mayor cercanía entre electores y elegidos, que se legisle sobre «problemas reales y cotidianos, sin debatir en clave de marketing buscando titulares», y abrir nuevas vías a la participación ciudadana. En este punto, piden fomentar las iniciativas legislativas populares y flexibilizar la convocatoria de referendos también en el ámbito autonómico y local, siguiendo el modelo suizo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario