FIRMAS

El bar de Pepe. Dos años de martirio. Por Joaquín Hernández

 (*) “Nunca olviden que todo lo que  Hitler hizo en Alemania era legal

 

Si hace dos años nos dicen a los españoles  que íbamos a vivir los peores años de nuestra vida, alguno no lo hubiéramos creído.

La campaña electoral del candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, nada hacía presagiar lo que él solo sabía que iba a suceder; la debacle de la sociedad española. El drama de 6.2 millones de españoles en el desempleo, más de 12 millones de personas bajo el umbral de la pobreza, 8 millones en pobreza severa, hambre y miseria campean por toda la piel de toro, tanto es así que los mayores comparan estos tiempos con los de la posguerra civil. La sanidad pública cada día va de mal en peor, listas de espera para especialistas e intervenciones quirúrgicas que en muchas ocasiones acaba con  la muerte del paciente por la demora en su atención médica hospitalaria. Reformas de la educación que desmoralizan a todo el colectivo de estudiantes y profesores, limitando el acceso a la Universidad con políticas obsoletas que priman al empollón y dejan fuera la vocación.

Reformas laborales absurdas y que no se comprenden en un Estado  democrático donde se debe asegurar el derecho fundamental a un trabajo digno; han destruido todo lo que se había conseguido incluso en los tiempos del dictador Franco que  es de reconocer que su política en el mundo del trabajo fue muchísimo mejor que la que hoy en día nos ha impuesto un  presidente de Gobierno mediocre y dominado por los intereses de empresarios buitres. Se despide al trabajador con la mayor facilidad que jamás había podido pensar la cúpula empresarial española, modificando las leyes laborales y aplicando mínimos de indemnizaciones por despido, ERES  fraudulento. Nuestra gente joven  en el mayor caos que jamás se haya podido pensar, el 50% están sin trabajo, esperando contratos basuras de una o dos horas diarias, condiciones económicas ridículas para estos jóvenes, los mejores preparados de todas nuestra historia, explotados por empresas multinacionales que, con el cebo de “un futuro en la empresa”, los esclaviza al máximo donde el horario laboral no existe. Desahucios de sus viviendas de cientos de miles de familias españolas que, por una ley hipotecaria obsoleta y preparada para ayudar a la Banca y Cajas de Ahorro en su fraudulenta gestión, se ven embargados de por vida, optando en muchos de los casos por el suicidio ante la imposibilidad de vivir con una deuda que nunca  podrá abonar.

Más de 9 millones de pensionistas que ven mermada su capacidad adquisitiva robándoles, por Decreto Ley, unos derechos adquiridos en un pacto entre todos los agentes sociales y que preveía el crecimiento de las pensiones equiparándolas al I.P.C anual, ahí está el ejemplo para esos millones de votantes que confiaron en la palabra de D. Mariano Rajoy cuando enfáticamente proclamaba a los cuatro vientos “Yo nunca voy a tocar las pensiones” “Jamás se me ocurrirá recortar de la población más sensible de nuestro país, los pensionistas”

Leyes por doquier y todas siempre en contra del ciudadano, del pueblo soberano, del votante estúpido que con su  voto inconsciente concedió la mayoría absoluta a un nuevo dictador vendido a intereses ocultos y oscuros, obediente y fiel escudero de la Sra. Merkel, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Mariano Rajoy, éste es el personaje siniestro  que hoy, dos años después de su “intronización” nos ha dado las “gracias” por nuestra obediencia y nuestro sacrificio, nosotros le contestamos, sin resignación, que la lucha no está perdida y que, más tarde o más pronto, veremos su culo calentando el banquillo de los acusados por delitos continuados de traición a España.

(*) Martin Luther King jr.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario