FIRMAS Marisol Ayala

En España entre monjas y médicos robaron 300.000 bebés. Por Marisol Ayala

Parte el alma escuchar el testimonio de las mujeres víctimas de robos de niños. Y da verguenza igualmente que los tribunales de justicia sigan archivando denuncias contra quienes robaron a esos bebés. Como bien ha dicho una de las señoras que ha participado en la mini serie de T5, “los bebés no se roban, se secuestran”. Justo. Tanto silencio y tanta complicidad durante tantos años…Terrible. Las Palmas de Gran Canaria también fue escenario de esas atrocidades. Maldita sean esas monjas y esos médicos que negociaron con esas criaturas y  destrozaron la vida de tanta gente. De tanta. En España 300.000 niños han sido robados según la Asociación Nacional de Adopciones Irregulares. Inicialmente eran hijos de simpatizantes de la izquierda republicana que perdió la Guerra Civil en 1939 lo que dio paso a Franco cuya dictadura duró 35 años en los cuales su entramado de irregularidades aumentó la cifra. La asociación señala que incluso despues de morir Franco el 20 de noviembre de 1975 continuaron los robos de bebés. Aterrador.

Pocas veces un estreno televisivo (Telecinco) ha cosechado tan buenas críticas y de forma tan unánime como ha ocurrido con Niños Robados que está causando furor en las redes en la socuedad televisiva. La tv-movie ha recibidos muy buenas críticas entre los expertos de varios medios de comunicación pero también ha tenido muy buena acogida popular como demuestran los comentarios surgidos en la misma plataforma de Twitter. En lo que se refiere a la crítica especializada destacan estas valoraciones:

Actores de la serie televisiva
Actores de la serie televisiva Niños Robados

 

Alberto Rey, escribe para elmundo.es, y en su cuenta personal de Twitter ha dicho lo siguiente: ‘Ojo a esto: me ha gustado ‘Niños Robados’. Miniserie y ESPAÑOLA. “En mi opinión, Niños Robados tiene aspectos mejorables. Pero son pocos. Es una buena miniserie. Muy bien escrita”. ‘No os vais a creer quién está estupenda en NiñosRobados: Belinda Washington. Sí, yo también he flipado’.

Juan M. Fernández, quien hace las críticas de cine y TV para ‘El confidencial’ y ‘Vanitatis’ cree que la serie es “sobresaliente”, así como la interpretación de Belinda Washington, a la que se ha encargado de felicitar.

Roberto Jiménez, de ‘Megatele’ sostiene que Niños Robados tiene una “pintaza” y añade que le encanta el reparto escogido para la ocasión con Belinda Washington, Adriana Ugarte y Blanca Portillo a la cabeza. Jordi González que condujo los especiales sobre el caso después de las emisiones de la tv movie y a su juicio, la serie es “soberbia”.

“La Administración evita que los casos de bebés robados salgan a luz”

El presidente de la Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares afirmó ayer que sus padres adoptivos le pagaron “a plazos” durante “10 años”. Ayer han vuelto a la actualidad los casos de bebés robados, después de que siete médicos declarasen como testigos en un Juzgado de Madrid en relación con la denuncia presentada por una madre, Isabel Bravo, por la presunta desaparición de su hija, en 1982, en la madrileña clínica de Santa Cristina. Precisamente en ese centro trabajaba la religiosa María Gómez Valbuena, conocida como “sor María”, ya fallecida e imputada en varios presuntos casos de niños robados. Para profundizar en este asunto, Antonio Barroso, presidente de Anadir (Asociación Nacional de Afectados por Adopciones Irregulares), que ha llevado ante la Fiscalía General del Estado centenares de casos de bebés robados, contó su propia experiencia. Aunque cuando era joven ya sospechaba que era adoptado e incluso llegó a acudir al Registro Civil -”Con 18 años fui a buscar mi partida de nacimiento y en el juzgado constaba como hijo biológico”-, no fue hasta que cumplió los 38 años cuando descubrió que su vida “no era una mentira, sino una verdad terrible”. Fue a través de un amigo, que le confesó que los padres de ambos les habían comprado en Zaragoza cuando eran bebés. Entonces decidió hacerse la prueba de ADN con su supuesta madre y dio negativa. Barroso aseguro que se le “cayó el mundo encima”. “Lo sospechaba desde pequeñito, pero mi madre me lo negó. Cuando años más tarde te dicen que tus sospechas eran verdad… es muy duro”, afirmó. “Me hundí psicológicamente, pero también me dio mucha rabia y empecé a investigar”, añadió.

“Encontré a la monja que me vendió”

Asimismo, contó que encontró “a la monja” que le “vendió”: “La tengo grabada con cámara oculta, reconociendo que me entregaba; iba con un sobre con dinero… y tengo bastante información de ella”, pero no ha ido a declarar. “Estoy convencido de que sabe quiénes son mis padres biológicos pero dijo que no podía decir nada. No hay forma de sacarle la información que necesito”, manifestó, a la vez que destacó que “esa señora tiene seis propiedades”, lo que le parece extraño.

Niños robados1

 

El entrevistado definió a sus padres adoptivos como “víctimas” y reconoció que “estuvieron pagando durante 10 años”. “A la gente humilde nos vendían a plazos. Cada agosto íbamos las dos familias juntas de vacaciones a Zaragoza, a dar la paga doble de julio a las monjitas”, relató. Además, opinó que “la iglesia captaría más fieles si metiera mano” a casos como el suyo y cargó contra la Administración: “Está evitando que esto salga a la luz a toda costa y está poniendo trabas”.

“Había negocio; es moralmente repugnante”

“Es repulsivo que la cabeza de una orden religiosa se lave las manos si una persona que está dentro de esa orden religiosa ha hecho algo tan terrible como provocar el dolor de una madre y la angustia de un hijo”. “Creo que hay una responsabilidad por parte de la Administración por permitir que el Registro Civil estuviese en connivencia” en ciertos casos. “Una monjita mala no puede ser la única culpable” “Es un crimen de tal magnitud que la condena debería ser absolutamente ejemplar” o “Espero que la Justicia funcione porque aquí había negocio, por lo que es moralmente repugnante”.

“No lo han hecho malnacidos puntualmente, sino médicos, enfermeros y monjas continuamente desde los años 50”.

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario