FIRMAS Salvador García

Atisbos de recuperación. Por Salvador García Llanos

Anda el Puerto de la Cruz tan necesitado de buenas noticias, especialmente para invertir ciertas tendencias históricas caracterizadas en el propio sector turístico, que la aportación de datos estadísticos, interpretada en clave positiva, viene a ser todo un estimulante a ver si aquéllas se invierten y genera un estado de opinión que haga ver los horizontes de otra manera.

Es de las primeras veces, por otro lado, que se manejan tales datos con una cierta proyección analítica, frente a esquemas convencionales, más rígidos, a los que se concedía una importancia relativa en la que predominaba el escepticismo, teniendo en cuenta -sobre todo, en el ámbito empresarial- que incidían en reducción de oferta, menor afluencia, destrucción de empleo y pérdida de competitividad.
Ha sido el Consorcio Urbanístico para la Rehabilitación de la localidad norteña el que ha hecho público un informe elaborado para analizar la rentabilidad del destino turístico Puerto de la Cruz y de su planta alojativa en el período comprendido entre 2009 y julio del presente año. Es el primer informe de coyuntura turística que incide en los resultados que se están monitorizando en el desarrollo del Plan de Modernización, Mejora e incremento de la Competitividad de la ciudad, actualmente en fase previa a su aprobación.
Según los redactores del informe, “el Puerto se recupera como un entorno atractivo para la actividad turística y para la inversión”. Tal consideración se apoyaría en datos tales como un crecimiento interanual de turistas en el primer semestre de 2013 del 5,2% respecto al pasado año. En julio del presente ejercicio, el crecimiento con respecto al mismo mes del año anterior fue del 34,3%. También suben las pernoctaciones, un 1,5%. Tomando el pasado mes de julio como referencia, el aumento interanual en este concepto fue del 41,7%. Los ingresos hoteleros, en el ciclo 2009-12, años cerrados, registraron un incremento del 16,9%, contabilizándose 94 millones de euros. Se constata, asimismo, una senda al alza en la competitividad de la oferta de alojamiento.
Por supuesto, no hay que lanzar campanas al vuelo pero sirvan los datos para profundizar en el trabajo emprendido para revitalizar el destino turístico. Hasta la saciedad repetimos que el Consorcio era el último tren que pasaba para que el Puerto de la Cruz pudiera labrar una oferta innovadora que robusteciera y cualificara sus valores naturales e históricos. Las estadísticas apuntan el ascenso de la curva y ojalá reflejen una regularización de la oferta teniendo en cuenta la merma de la capacidad alojativa y la destrucción de puestos de trabajo en los últimos años. Por ahora, apuntan. Confiemos, junto a otros parámetros y la culminación de actuaciones, que se consoliden.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario