FIRMAS

Lo de Asunta va para largo. Por Juan Velarde

Me equivoqué. Pensaba que con la aparición del cuerpo de la niña Asunta y la detención de los padres como presuntos autores-encubridores del crimen, el caso ya no iba a dar más de sí. Craso error. La bola de nieve no ha hecho más que empezar a rodar y tiene delante de sí una pendiente tan inclinada que nadie sabe con exactitud hasta dónde puede llegar, qué deriva puede alcanzar este suceso que empieza a tener aristas tan angulosas como el juicio a José Bretón por el asesinato de Ruth y José.

20131001194744-1380191049-g-2.jpg

Lo peor de todo es que nadie sabe a qué carta quedarse, porque primero se pensó que había sido una muerte sin más, después que había sido fruto de una madre psicótica, luego que el móvil era una jugosa herencia y ahora que hubo un complot entre los padres adoptivos para asesinarla. En esto, entra en escena el abuelo paterno y dice en un programa de Telecinco, ‘Abre los ojos…y mira’ que cree que su hijo está encubriendo a su ex esposa, que su vástago no cree que haya sido el autor material, pero que el amor que aún siente por esta siniestra individua le está haciendo perder el norte.

Al menos, desde un punto de vista periodístico, me reconforta el hecho de que profesionales como Nacho Abad, Cruz Morcillo o Paco Pérez Abellán están enfocando las informaciones con la máxima profesionalidad, huyendo del sensacionalismo y del amarillismo. Piden cautela en las diferentes tertulias en las que participan o en sus crónicas en los diarios en los que escriben, La Razón y ABC, porque la investigación puede dar un giro de 180 grados en cualquier momento.

De todas maneras, convendría que un psiquiatra o un gabinete completo de psiquiatría analizase a estos dos especímenes que, lejos de estar apenados, dolidos o sumidos en una rabia incontenible el día del sepelio de su pequeña, les preocupaba más el hecho de no poder estar en unas reuniones que entendían más importantes. Por el bien de la sociedad, esperemos que pronto se cierre este caso porque mucho me temo que, de seguir insistiendo en sacar de donde igual ya no hay, los que esperan poder adoptar hijos van a verse afectados colateralmente ante unos trámites aún mayores. Y no olvidemos de dónde era esta niña, ¿creen que las autoridades chinas no van a incrementar los criterios para ser aptos a la hora de adoptar?

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario