FIRMAS

El Palmétum. Por José Manuel Bermúdez Esparza

 “Nunca pensé que este lugar, que en mi juventud era un lugar deteriorado al máximo, se convertiría en esta extraordinaria realidad, donde se va a conjugar el ocio con la educación ambiental y la investigación”.

Estas palabras pertenecen a Wolfredo Wildpret, toda una personalidad en el mundo de las ciencias, reconocido y respetado en su defensa de la naturaleza, Premio Canarias de Investigación y chicharrero de pro. Y fueron pronunciadas este jueves, con conocimiento y pasión, en el acto de presentación del Palmétum, el nuevo Jardín Botánico de Santa Cruz de Tenerife, que desde este fin de semana ha abierto sus puertas para que diferentes grupos de ciudadanos puedan comenzar a disfrutarlo, con la realización de un programa de visitas guiadas.

La idea original del ingeniero Manuel Caballero, quien también nos acompañó en el acto, ha tardado en ver la luz definitivamente. Pero después de varias décadas de actividad y espera, período en el que ha habido que sortear muchas dificultades, tanto desde el punto de vista técnico como en la obtención de fondos para financiar el proyecto, los habitantes de Santa Cruz pueden gozar hoy de un recinto único e incomparable. Porque en pocos sitios del mundo existe un espacio de estas características, fruto de la metamorfosis de un vertedero de basura en un jardín de 112 hectáreas, con 1.400 especies vegetales diferentes, de las que medio millar son palmeras procedentes de distintos puntos del planeta, y donde se cultivan más de 70 especies amenazadas de extinción, de las que 14 están en peligro crítico.

Con todas estas peculiaridades, nos hallamos sin duda ante un tesoro con un valor incalculable, que representa además una oportunidad extraordinaria para la ciudad, tanto para el disfrute de sus vecinos -y por extensión de todos los habitantes de Tenerife- como para los millones de visitantes que llegan cada año a las islas. En este sentido, estamos convencidos de que el Palmétum es ya un nuevo símbolo de Santa Cruz, y como tal estamos trabajando para que resulte otro atractivo turístico en la promoción exterior que realizan las administraciones autonómica, insular y municipal. Sirva como ejemplo el interés que ha mostrado por este Jardín Botánico un operador turístico de envergadura como TUI, atraído por la posibilidad de incluirlo en sus rutas.

Como también ha señalado el profesor Wildpret, la apertura del Palmétum nos ofrece “unas posibilidades inmensas de prestigio”, cara a convertir este espacio privilegiado en todo un referente internacional para la ciudad, que ha visto transformar un sitio degradado y lleno de residuos y escombros en todo lo contrario: un jardín botánico de gran belleza, donde es posible conjugar ocio, educación ambiental e investigación. Y de ahí el recuerdo que expresó en torno a la memoria de una de las personas que más se batió en la defensa de los valores medioambientales de Canarias, como fue César Manrique. “Si hubiera vivido este día, le hubiese dado una de las mayores alegrías de su vida”, afirmó. Las visitas guiadas que desarrollaremos en las próximas semanas en el Palmétum servirán como preámbulo a su apertura al público, antes de final año, bajo la gestión de la sociedad Parque Marítimo. Estoy seguro de que los santacruceros sabrán apreciar las muchas posibilidades que nos ofrece este lugar, sintiéndose orgullosos de contar en el municipio con un Jardín Botánico de categoría, además de convertirse en los mejores cuidadores de un tesoro cuyo mantenimiento requiere del mimo y la atención de todos.

 

José Manuel Bermúdez Esparza

Alcalde de Santa Cruz de Tenerife

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario