FIRMAS

La confianza, factor económico de primer orden. Por Antonio Alarcó

Durante estos últimos meses estamos comprobando como los esfuerzos que están haciendo los españoles están dando sus frutos, a partir de la agenda profunda y valiente marcada por el Gobierno de la Nación, que está situando a España en el camino de la recuperación económica.

Aunque a alguno pueda parecerle que no tiene importancia, en economía la confianza -que es un sentimiento-, es un elemento fundamental. Decisivo. La confianza, por tanto, no puede ser ilusoria. En el caso de España, los parámetros nacionales e internacionales definen una situación estable y al alza. Hay quien, a la vista de los innegables datos que hablan de una recuperación sostenida, entona el “Viva España”, cuando había dicho cosas muy distintas apenas unos meses atrás.

La Encuesta de Población Activa es concluyente: España ha vuelto a crear puestos de trabajo netos. Con todo, es de aplaudir que el Gobierno del Partido Popular siga considerando inaceptable semejante número de parados, y comprometa todo su esfuerzo en revertir una situación que a ninguno nos agrada.

Hemos superado dos crisis, la de deuda soberana y la financiera, hechos que nos ayudan a alejarnos definitivamente del fantasma del rescate, que fue inminente durante meses, y a controlar la inflación. Si bien la situación no es tan buena como nos gustaría, tenemos que consolidar estas mejoras para llegar a buen puerto, creando esa confianza clave en la economía. Las valoraciones de los organismos internacionales que miden los resultados de este calendario reformista, evidencian que vamos por buen camino, y que si se cumplen las expectativas no habrá que aplicar más ajustes para conseguir el objetivo del PIB de este año gracias, entre otras cosas, a que la balanza por cuenta corriente del sector exterior es positiva y a que España puede financiarse mejor y más barato.

En estos días mantuvimos un encuentro en calidad de Portavoz de Desarrollo e Innovación del Grupo Popular en el Senado, con nuestros homólogos en el Congreso, que fue presidida por el Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en el que analizamos estos resultados de las reformas puestas en marcha en poco más de año y medio de Gobierno, la situación nacional e internacional y unas perspectivas de futuro positivas, que marcan un camino que ahora toca concluir.

Es momento de seguir sentando las bases del crecimiento futuro, y la mejor apuesta para ello es reforzar las políticas que incentivan a las familias, pequeñas y medianas empresas y autónomos, con medidas para fomentar la contratación y favorecer un crecimiento que solo llegará a través de la inversión en formación del capital humano y en modernización de sus estructuras.

Por ello, en el encuentro mantenido con el Ministro nos interesamos por los asuntos relacionados con la Investigación, Desarrollo, Innovación y Divulgación (I+D+i+d), y las actuaciones llevadas a cabo para potenciar y ayudar al cambio del modelo económico.

El Gobierno de la Nación prevé actualizar la estructura de incentivos fiscales para potenciar el I+D empresarial, con atención preferente a las empresas emergentes, pymes innovadoras y a sectores estratégicos como la salud, la energía o el transporte.

Es clave instaurar la I+D+i+d como elemento nuclear que aumente la competitividad y las exportaciones. Las empresas que invierten en estos campos aumentan considerablemente su potencial exportador, como demuestran los resultados obtenidos en el periodo comprendido entre enero y junio de este año, donde las exportaciones crecieron un 8% hasta alcanzar los 118.722 millones de euros, un registro nunca antes alcanzado.

No hay ningún milagro ni fórmulas mágicas. El único secreto es el esfuerzo y la dedicación a los ciudadanos desde lo público, y la perseverancia en un calendario de reformas duro y complejo, pero necesario, que los españoles han asumido como propio y que va dando sus frutos.

En política la unidad de tiempo es una legislatura de cuatro años, y mientras la tasa de desempleo siga siendo tan elevada, no podemos descansar ni relajarnos. Queda mucho por hacer. España es un gran país.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario