FIRMAS

¡Heil Merkel, los que van a morir te saludan! Por Joaquín Hernández

La I Fase de la operación “EUROPÄISCHE RACHE” ha terminado con éxito rotundo. Grecia, Portugal, Irlanda y España son protectorados de la gran Alemania del siglo XXI.

La amplia victoria de Ángela Merkel en las elecciones generales de la Republica Federal, ha sido como un gran premio otorgado por el pueblo alemán  al triunfo, sin utilizar una sola bala, una sola bomba o misil, sin  atacar ninguna moderna línea Maginot, ni utilizar la wehrmacht ha logado el dominio de toda la economía de esos cuatro países de la Europa moderna, de la Europa común  y de todos los europeos.

A la Señora Merkel le debemos agradecer que nos demuestre la incompetencia de nuestro Gobierno y  la debilidad de la Jefatura de un Estado que, a punto de desaparecer, se hunde cada día más alejado del pueblo que dice representar.

Alemania lleva años proyectando la invasión pacífica de Europa Basada en una crisis preparada durante décadas, meditada y planeada como una invasión parasitaria depredadora de las economías de los países de la zona euro, la invasión alemana sigue ganando batallas. Primero Grecia y Portugal, ahora España y pronto Italia, luego caerá Francia e Inglaterra. Todos sucumbirán a la presión Alemana. La Señora Merkel sabe muy bien que su “hoja de ruta” es inaplazable y que tiene una oportunidad fabulosa para conseguir sus objetivos, que ahora con esa amplia representación en el Bundestag podrá incrementar la política, de esta moderna “Eiserne Lady” teutona.

España pasó a formar parte del protectorado alemán, al igual que Grecia y Portugal, firmando unos acuerdos de intervención al Estado Español sin trabas y completamente abierto donde el Gobierno asume la condición de portavoz de los deseos de Alemania y al mismo tiempo dicta las leyes necesarias para unos mayores “ajustes” a las esmirriadas economías de esos países. En  el fondo se trata de esclavizar más a la población con empleos basura y mayor productividad, de forma que el valor añadido a la “inversión” de sus préstamos salga del sudor y sangre de los europeos de sus “Protectorados”.

Aquel tren europeo que funcionaría a la misma velocidad para todos, donde solo habría una clase en la que cabríamos todos, y  la filosofía principal era el bienestar social, la justicia y los valores democráticos para los europeos era mentira. Nos engañaron y ahora regresamos a los primeros años del siglo XX perdiendo todos los logros y derechos fundamentales conseguidos a través de la lucha de clases y donde miles de personas dejaron su vida.

El ataque alemán no ha terminado, solo acaba de empezar y con toda seguridad volverá para continuar su invasión parasitaria en todo el continente europeo con renovadas energías y nuevos planeamiento para los “países amigos ocupados”. El nuevo objetivo es la formación de jóvenes en el proyecto alemán. En ese sentido ya está en marcha la selección en escuelas e institutos, en los países bajo su protección e intervención, de chicos cuya evaluación se eleve uno o dos puntos de la media europea en materias escolares, para su posterior integración en los colegios, institutos y universidades germanas para aprovechar lo más importante de los países invadidos, su juventud. Ahora, cuando la mano de obra barata y cualificada la tienen asegurada a través de importarla de España, Grecia y Portugal, aplicaran leyes para terminar con la emigración turca, marroquí y países africanos que no soportan y son verdaderas “lacras”  poco estimadas por los germanos. La bota seudo- nazi sigue pisoteando Europa y esta vez no hay aliados que se opongan a su avance.

En lo que se equivoca, y parece que olvida, la Sra. Merkel es en la rebelión de los pueblos, la masa social, le gente que lejos de fobias y filias, olvidándose de mercados financieros, de primas de riesgo, de deudas bancarias, intenta conservar su estatus social, lo conseguido a través de años de lucha de la clase obrera contra el capitalismo a ultranza, salvaje y especulativo. Parece obvio que la Sra. Merkel, nacida en la Alemania de la Republica Federal (comunista), conozca la teoría de Carlos Mark sobre el capital, «Los trabajadores no tienen nada que perder, salvo sus cadenas.»

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario