Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA NACIONAL SOCIEDAD

La OCU crea una plataforma de consumidores para comprar luz de forma colectiva y lograr descuentos

AGENCIAS.-  La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) organizará el primer ‘switching colectivo’ de electricidad de España, una experiencia que ya se aplica en países como Portugal, Bélgica, Holanda, Reino Unido o Italia y que consiste en agrupar una masa de consumidores suficientemente crítica como para lograr que las comercializadoras les hagan ofertas más ventajosas, anunciaron la portavoz de la asociación, Ileana Izverniceanu, y el responsable de energía de la misma, Javier Arranz, en una rueda de prensa.

Con esta iniciativa, la OCU se proponer «reducir la factura de la luz» y «dinamizar el mercado energético», en el que los consumidores han sufrido subidas del 60% desde 2007 y pagan ya los precios más altos de Europa, solo por detrás de las islas de Irlanda o Chipre. «Hay personas que este invierno ya no han puesto la calefacción», advirtió Izverniceanu para defender la conveniencia de la nueva plataforma.

La asociación ha creado el lema ‘Quiero pagar menos luz’ y habilitado la ‘web’ ‘www.quieropagarmenosluz.org’, donde los consumidores interesados se pueden registrar de forma gratuita y sin ningún compromiso desde hoy hasta el próximo 14 de octubre.

Dos días después, la OCU convocará una subasta a la inversa, esto es, una subasta en la que gana el que ofrece el precio más bajo, entre las comercializadoras interesadas en dar suministro a toda la masa de clientes.

El 4 de noviembre se comunicará por correo electrónico a los usuarios el nombre de la empresa ganadora, que pueden ser dos si también se decide aceptar una ofera por el servicio conjunto de electricidad y gas, y se detallará a cada uno de los clientes cuánto pueden ahorrarse. Si el interesado lo ve adecuado, dará su aceptación y la comercializadora podrá cerrar con él la nueva oferta.

Éxito en Portugal

Arranz advirtió de que por el momento es difícil determinar el ahorro que se logrará, y de que algunos perfiles de clientes quizá no logren una oferta mejor a la actual, pero explicó que en algunos países europeos se ha conseguido reducir la factura anual en 200 euros y que, de forma «soprendente», en Portugal se ha creado una plataforma de 600.000 miembros, con rangos de ahorro de entre 15 y 80 euros al año.

En España, la OCU ha detectado que «hay clientes en el mercado libre que creen tener una buena oferta y están pagando un 25% más que con la tarifa regulada». «Con nuestra iniciativa, el éxito dependerá del número de inscritos. Queremos que las compañías sientan que tienen una oportunidad de ganar clientes, pero también un riesgo de perderlos», añadió.

La OCU ya ha puesto la iniciativa en conocimiento del Instituto Nacional de Consumo (INC), la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que ha llegado a destacar la utilidad de este tipo de iniciativas a nivel europeo para mejorar la transparencia y la competitividad.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario