FIRMAS

Las nubes se levantan y los pajaritos cantan. Joaquín Hernández

Acabo de enviar un  mensaje a los colegas de la cadena de tv la 6ª indicándoles que caso de seguir el imbécil esférico de Marhuenda en sus tertulias, les denunciaré por ataque psicológico a las neuronas e insulto a la inteligencia de Pulgarcito.

Sigo diciendo que este país está lleno de pandereta, extraterrestres y soplagaitas (por no decir gilipollas que es lo que realmente me agrada) sin contar con los economistas que son la repera limonera y nos quieren decir que empezamos a ir de maravilla. Vamos que las colas del paro obrero que veo cada mañana en la oficina del Inem es puro espejismo y es para comprar entradas para ver al Real Madrid y su nuevo fichaje astro mega millonario, que en además de meter goles mea petróleo refinado.

Los miembros de la cúpula del Partido Popular se reúnen en conclave en sus celebres oficinas y se sacan de la manga cuarenta paridas seguidas y “aquí el que no se ha escondido tiempo a tenido”. Sonriendo nos aparece la Miss del partido alias “la del diferido” señora Cospedal para decirnos  que mañana nos llevaremos una gran alegría al comprobar los datos sobre el desempleo en España, que comparando el mes de Agosto de este año con el pasado del 2012 los trabajadores contratados han aumentado notablemente, y uno que está en el Bar de Pepe tomando su cañita mañanera, se le queda la cara como de payaso tonto y resoplando en arameo me pregunto nuevamente ¿pero de verdad se creen que somos estúpidos o alienígenas? Luego continuando las “buenas nuevas” nos empiezan a contar que si la balanza de pagos… que si las exportaciones han aumentado en comparación con las importaciones… que estamos saliendo de la crisis… que las nubes se levantan y los pajaritos cantan…y hoy cenamos con Isabel.

Y uno, yo, que de economía no entiende ni quiere entender, pero si tiene un poco de capacidad de análisis ve las cosas de otro color.

Todos sabemos que en la época estival un país como el nuestro, eminentemente turístico necesita de mano de obra que cubra la demanda de los millones de turistas que nos visitan. Establecimientos temporeros requieren personal eventual para abrir sus instalaciones por lo que la demanda de personal es normal y habitual. Si a esto le añadimos la crisis Griega, el conflicto de Egipto, la inestabilidad de Túnez y Argelia, la guerra de Siria y la inseguridad en todo el Magreb, unido a la demanda de turismo nacional que no ha podido desplazarse al extranjero, Caribe, Europa etc., obtendremos el dato curioso de un aumento de visitantes cercano al 30%. Es de suponer que ese aumento de turismo se refleje en una mayor contratación de personal. Pero si ponemos más atención a la clase de contrataciones veremos que la mayoría de contratos son por horas, por 4 ó 6 horas o menos, generalmente en chiringuitos y restaurantes  que acuden al trabajo a la hora del almuerzo y a la de la cena. Es de prever que a finales de setiembre, desgraciadamente, se desmorone este castillo de arena, este espejismo y volvamos a subir de la cifra real del paro obrero en España, dicen los optimistas, no menos de 6,7 millones de personas. Pero para más cabronada los empresarios de la hostelería, y con el salario del miedo como condición, les han hecho trabajar dos o tres horas totalmente gratuitas y a “fondo perdido de solidaridad”.

En cuanto a la balanza de pagos y el aumento de exportaciones hay quien lo ve como la botella medio vacía o media llena, quiero decir que la cosa no es tan “de colores se visten las flores en la primavera”. Verán ustedes, resulta que el consumo interior, o sea lo que consumimos todos los que vivimos en este país, aun llamado España, es cero, de manera que aparte de los alimentos básicos y alguna que otro gayumbo o tejano, llámese zapatillas de “tenis”, los españoles lo que se dice consumir no consumimos una leche merengada. Al bajar el consumo bajan las importaciones pero no así las exportaciones que se siguen, con un ligero incremento, sacando productos made in spain al exterior. Si el barómetro medidor de la balanza de pagos está entre lo que compramos fuera de nuestras fronteras y lo que vendemos fuera de ellas al bajar las importaciones por falta de consumo interior y mantenerse las exportaciones e incluso con un leve aumento la balanza de pagos con el exterior es positiva.

¿Pero que relevancia tiene todo esto en la gente? De momento ninguna, y es que no se puede hablar alegremente sobre cosas tan sagradas como el empleo o la salud. La verdadera reactivación de la economía española y por lo tanto la creación de empleo es tan fácil como abrir el grifo de los créditos a las pymes y autónomos, a las familias para incentivar el consumo, volver a crear tejido productivo y en definitiva puestos de trabajo. Mientras no nos dejemos engañar, ni las nubes se levantan ni los pajaritos cantan.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario