Sanidad SOCIEDAD

Adiós a las piernas cansadas

La llegada del verano y sus altas temperaturas se traducen para algunas personas en problemas de circulación. Sin embargo, existen muchas alternativas para aliviar esta incómoda dolencia.

 

Elblogoferoz/Marga Marrero.-Con la llegada del verano algunas zonas de nuestro cuerpo se resienten, ya que la llegada de la estación estival no las favorece, como la mala circulación en las piernas, denominada comúnmente como “síndrome de piernas cansadas”, ya que las altas temperaturas aumentan la sensación de pesadez. Sin embargo, existen muchas alternativas para combatir esta incómoda dolencia como los contrastes frío-calor, que hacen que el tránsito sanguíneo sea más fluido.

Este es un problema que afecta a muchas personas, especialmente mujeres, que en verano, a pesar de que el sol y el buen tiempo favorece la realización de más actividades al aire libre, las piernas empiezan a sentir el cansancio antes de tiempo. Para la experta en salud y belleza Elba Leandro, si una persona es consciente de  que padece este problema, “lo ideal es prevenir esta situación durante todo el año para que, cuando llegue la época estival, ya se haya trabajado sobre este problema”. De hecho, como responsable de SpaWellPlus, empresa que gestiona numerosos centros de salud y belleza en la Isla, existen una gran variedad de opciones para mejorar los síntomas de piernas cansadas, y evitar la aparición de varices, como son la sensación de pesadez, la hinchazón de tobillos y pies, así como el adormecimiento o calambres en algunas de estas zonas.

Las causas de estos padecimientos están relacionadas con problemas en el sistema circulatorio, aunque bien es verdad que existen factores que pueden aumentar estos achaques como la obesidad, el embarazo, la tensión alta, la falta de ejercicio, fumar en exceso, medicamentos a base de hormonas femeninas o la diabetes.

Por ello, la directora de SpaWellPlus, recomienda, además de ingerir mucha agua y llevar una dieta rica en fibra, los contrastes frío-calor, que se encuentran en los circuitos spa, con la sauna y la pileta de agua helada que estimula el sistema cardiocirculatorio por la alternancia de temperaturas, así como con la fuente de hielo, frotándolo en las zonas afectadas. Un efecto similar ocurre con el baño turco, ya que las mangueras con agua fría que se encuentran dentro del espacio también contribuyen a evitar la aparición de las varices gracias a su efecto vasodilatador.

Una vez que estemos en las instalaciones del spa, no hay que olvidar que caminar sobre un paseo de cantos rodados tiene como principal ventaja la activación de la circulación en la planta de los pies, pues al andar sobre ellos también se estimulan otras  terminaciones nerviosas.

No obstante, existen también otros tratamientos específicos para tratar esta molestia como el drenaje linfático, que se puede encontrar como tratamiento complementario. Elba Leandro destaca que se trata de un método específico realizado con maniobras suaves de bombeos y presiones, que actúan sobre la circulación, y está especialmente indicado para piernas cansadas o hinchadas. Lo ideal es su combinación con la presoterapia para alcanzar un mayor efecto de drenaje, siendo éste un tratamiento recomendado para esta dolencia, así como cuando hay presencia de varices, “siempre y cuando no sean extremas”, resalta la experta. Éste último es muy aconsejable para personas que padezcan de retención de líquidos.

Así pues, existe un amplio abanico de posibilidades para prevenir y tratar el síndrome de “piernas cansadas” y así evitar esa incómoda sensación de pesadez e hinchazón durante los meses de verano.

Fuente: Marga Marrero

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario