Sin categorizar

El problema entre España y Gibraltar llega a Bruselas

AGENCIAS.-La Comisión Europea prevé mantener una reunión con las autoridades españolas en septiembre u octubre, para abordar la cuestión de Gibraltar y los controles en la frontera que han criticado desde El Peñón y desde el Gobierno británico. Por estos controles Bruselas también ha recibido numerosas quejas de parte de ciudadanos, según ha anunciado la institución.

«Tenemos la intención de retomar este asunto en una reunión, probablemente aquí en Bruselas, en septiembre y octubre», ha dicho en una rueda de prensa un portavoz comunitario, que ha explicado que los servicios de la dirección general de Interior de la Comisión «sigue» el caso.

El Ejecutivo comunitario recibió las primeras reclamaciones por las consecuencias de los controles fronterizos la pasada primavera, a través de «quejas de ciudadanos», pero también de varios eurodiputados. Entonces, Bruselas remitió una carta al Gobierno de Mariano Rajoy pidiendo «aclaraciones» sobre los controles y su impacto en la circulación de personas y mercancías.

Fuentes comunitarias han informado a Europa Press de que el Gobierno respondió a esta carta el pasado mes de junio indicando que los controles cumplían con las normas y que los retrasos ocasionados eran «puntuales», y que en ningún caso suponían un «obstáculo» en el paso fronterizo. Bruselas dio por buena esta respuesta al no pedir más explicaciones después.

Sin embargo, lo sucedido en las dos últimas semanas ha llevado a la Comisión a tomar la iniciativa y solicitar a las autoridades españolas una reunión en Bruselas «en septiembre u octubre», aunque las fuentes europeas consultadas no pueden confirmar si ha habido una respuesta formal de parte de España.

Se trata de una reunión en la que sólo participaría la parte española, y no la británica ni la gibraltareña, con el objetivo de recabar información sobre lo ocurrido en las dos últimas semanas.

El Gobierno gibraltareño anunció el pasado día 1 de agosto que había presentado una queja ante el Ejecutivo comunitario por lo que consideraba  retrasos «provocados deliberadamente por las autoridades españolas» a las personas que pretenden entrar o salir del Peñón. Aunque desde el departamento de Interior de la Comisión matizan que por el momento no han recibido ninguna notificación oficial de parte de las autoridades del Peñón.

Espacio Schengen

Bruselas también ha recordado que Gibraltar no es parte del espacio europeo sin fronteras Schengen, por lo que España «tiene derecho» a realizar controles fronterizos en el paso de personas, si bien ha matizado que estos controles han de ser «proporcionales».

El Peñón tampoco es parte de la unión de aduanas, lo que permite a las autoridades españolas vigilar no sólo el tránsito de personas, sino también las pertenencias de estas personas, así como el paso de mercancías.

Sobre la idea planteada por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo,  de cobrar una tasa de 50 euros a quienes quieran entrar o salir de Gibraltar, fuentes comunitarias han indicado que los servicios de la Comisión están «verificando la legalidad» de una medida tal. Con todo, subrayan que no hay una propuesta formal para poner en marcha una iniciativa similar y que, por el momento, se trata únicamente de una «declaración política», sobre la que Bruselas «no hace comentarios».

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario